La cara y la cruz del terremoto de Nepal en Internet

Escrito por Carlos González
Actualidad

El pasado 25 de abril un terrible seísmo sacudió Nepal causando miles de víctimas y todo tipo de daños materiales. Como respuesta a la catástrofe natural, algunas grandes compañías han decidido prestar sus medios técnicos y económicos para asistir a las víctimas. Mientras tanto, la cruz de la moneda también ha tomado presencia con nuevas estafas que se aprovechan de la solidaridad para engañar a los usuarios de Internet.

Grandes compañías de las telecomunicaciones como Movistar o Vodafone han abierto líneas telefónicas para, a través de un mensaje SMS, permitir donaciones que irán destinadas directamente a las víctimas del terremoto de Nepal. También LINE, Yoigo, Skype y Viber han ofrecido sus sistemas de comunicación (llamadas de voz y VoIP) para establecer contacto gratuito. Por su parte, Google abrió un buscador para aportar o recibir información de desaparecidos en Nepal, mientras que Facebook abrió también una vía de donaciones por la misma causa.

Así es como grandes compañías de Internet y las telecomunicaciones han querido aportar su “granito de arena” para ayudar a las víctimas y tratar de reponer, próximamente, los daños materiales que ha causado el desastre natural. Pero no todo son buenas noticias, porque mientras estos gigantes internacionales tratan de ayudar, hay también quien quiere sacar provecho de la causa engañando a los usuarios más solidarios de Internet.

Destacado: Google abre un buscador por los desaparecidos en el terremoto de Nepal

La cruz en el terremoto de Nepal en Internet

El FBI ya ha alertado de que los usuarios de Internet “tengan cuidado con identificar correctamente a quienes solicitan donaciones” por el terremoto de Nepal “a través de redes sociales y correo electrónico”. Y es que, como ocurre con prácticamente todo lo que es noticia, los scammers están utilizando ahora el terremoto de Nepal como cebo para que piquemos en su anzuelo.

Recomiendan, como siempre, evitar las donaciones en efectivo, sin justificantes de pago. Además, nos recuerdan revisar el nombre de la organización, por si es correcto o sólo similar al de las oficiales. Como siempre, debemos recordar revisar la direccion de correo electrónico sospechando de las que no sean de dominio propio (ejemplo@ejemplo.com sería fiable, mientras que ejemplo@gmail.com debe hacernos sospechar). Ahora bien, este consejo anterior no es infalible.

¿Has recibido algún mail intentando estafarte?

Fuente > ADSLZone