Con SOPA aprobado hace años no hubiera existido Google ni Twitter

Escrito por Redacción
Actualidad
3

¿Cómo sería hoy Internet si una ley como SOPA hubiese existido hace años? Muy distinta. Tan distinta que los portales más conocidos hoy en día como Google, Twitter o YouTube por poner algunos ejemplos, no existirían dado que sus creadores podrían haber sido perseguidos por infringir la polémica ley.

Durante el día de ayer, Internet fue un clamor contra la ley SOPA (Stop Online Piracy Act) y PIPA (Protect IP Act) que se pretenden aprobar en Estados Unidos. El motivo de esta queja masiva son las censoras medidas que introducen unas leyes que buscan maximizar la protección de la propiedad intelectual pasando incluso por encima de la naturaleza libre y abierta de Internet así como de otros derechos como el de la libertad de expresión y de acceso a la información.

Una de las quejas de los más críticos con la norma estriba en que su aprobación frenaría la innovación en Internet y el desarrollo de múltiples empresas. Un interesante artículo de Sergio Rodríguez en su blog de elmundo.es reflexiona sobre cómo sería la Red si hace 10 años se hubiese aprobado una normativa como SOPA-PIPA. Multitud de páginas que hoy son imprescindibles para millones de usuarios con el fin de acceder a todo tipo de información no tendrían lugar, porque probablemente los propietarios de derechos de autor hubiesen denunciado su existencia acusándoles de infringir su propiedad intelectual.

Por ejemplo, buscadores como Google o Yahoo podrían haber sido censurados en caso de enlazar a contenido protegido con copyright. Lo mismo podría suceder con YouTube, redes sociales como Twitter o Facebook, las plataformas de blogs Blogger o WordPress, o Flickr, el portal donde se almacenan millones de imágenes. Estos sitios podrían haber infringido la ley a pesar de que son los usuarios quienes aportan los contenidos. Si éstos tienen derechos de autor y han sido subidos sin su permiso, serían perseguidos.

También se especula sobre la necesidad de servicios en la nube como los desarrollados por Amazon o por los portales de streaming como Spotify y Netflix. Estos últimos están inmersos en la complicada forma de adaptar los contenidos con copyright a la Red, pero con SOPA implantada, no sería necesaria su existencia porque no habría necesidad de acceder a estos contenidos en Internet.

Si bien hace 10 años una ley como SOPA habría frenado el actual desarrollo de Internet, hoy en día su utilidad se antoja prácticamente nula en la práctica. La evolución que se ha vivido en la Red permite que, aunque se bloqueen sitios o servicios como el P2P, los usuarios puedan saltarse estas restricciones con una serie de herramientas cuyo uso no es muy complicado. Introducir la censura en un medio que ha tenido una evolución propia y que se caracteriza por ser libre es un gesto inútil. Señalar, tal y como hace la industria cultural, a los portales de contenidos y a los usuarios como responsables de sus "pérdidas económicas" no es sino una demostración de la nula adaptación de este sector a la realidad que se vive hoy en día en Internet.

Por eso, SOPA no es la solución. Las leyes de propiedad intelectual han quedado desfasadas y el modelo de negocio de la industria cultural sigue sin estar concebido para la Red. Sin embargo, parece más sencillo cacarear, criticar, llorar y pedir medidas censoras a adaptar la oferta de contenidos a la Red. ¿Cómo tendrá que actuar la Red para hacer ver a gobiernos e industria que éste no es el camino?

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
3 comentarios
  1. SoploDiKatrina 19 Ene, 12 10:54 am

    Se puso de moda la involución humana a través del capital.

  2. Nova6K0 19 Ene, 12 2:23 pm

    Como con cualquier ley de corte neo-fascista; llámese SOPA, Sinde/Wert, PIPA, IPRED2, HADOPI,…

    Salu2

  3. Anónimo
    Usuario no registrado
    21 Ene, 12 12:12 pm

    Yo creo que la única forma de hacer reaccionar a gobierno y lobbyistas de que censurar internet no es una buena solución a sus problemas financieros sería sencillamente declarándoles la guerra, o sea una World War Web, en constante ataque hasta que aprendan de sus errores. La historia le ha dado lecciones a aquellos personajes de guerras anteriores y éstas las aplicaron tras acabarse dichas guerras. No sería una excepción con el caso de la ciberguerra o la WorldWarWeb