Las operadoras compiten por la conexión ADSL con más velocidad

Escrito por Javier Sanz
ADSL
0

Somos más y vamos más rápido. Pero podríamos correr más y pagar menos, como ocurre en la mayoría de países europeos. El ADSL hoy es el servicio de conexión a Internet más demandado en España. Sin embargo, de los 12 millones de internautas españoles, sólo uno de cada cuatro dispone de alta velocidad. Sin embargo la atención al cliente es uno de los suspensos más habituales en el servicio ADSL. Por poner un ejemplo Ciberp@ís recibe semanalmente numerosas quejas sobre el trato que reciben y los problemas que les ocasiona su conexión ADSL. Imposibilidad para darse de baja, problemas técnicos o errores en las facturas son algunas de las quejas más comunes.

El mercado de ADSL ha vivido un buen año. En total, hasta el pasado noviembre se contabilizan 2,38 millones de líneas. Durante 2004 han ocurrido acontecimientos claves para el desarrollo de la banda ancha ADSL: la duplicación de la velocidad estándar de navegación sin modificar el precio de las tarifas y mayor actividad en el proceso de desagregación del bucle protagonizado por operadoras como Tiscali, Wanadoo o Jazztel, entre otras. Estas operadoras buscan crear una infraestructura propia como alternativa a la reventa de servicios ADSL de Telefónica, el proveedor dominante con bastante más del 50% mercado.

“En 2004 hemos vivido los primeros pasos del desarrollo de este mercado con avances como la desagregación del bucle local, que permite reducir costes y comercializar unas ofertas más asequibles”, explica Rafael Toyas, director de ADSL de arsys.es.

Sin embargo, la velocidad nominal de bajada de 512 Kbps puede llegar a quedarse corta en un hogar digital del siglo XXI. La videoconferencia, la televisión e incluso los juegos reclamarán cada vez mayor ancho de banda. Tener un megabit por segundo (Mbps) será cada vez más necesario y ya empieza a notarse en la demanda doméstica. Las operadoras, por su parte, lanzan agresivas ofertas.

“Hemos mejorado, pero aún estamos lejos de ofertas de 20 euros por un mega, que suelen ser habituales en países como Francia. De hecho, en España ya se está ofreciendo un mega entorno a los 36 euros y con llamadas de voz gratuitas. Eso significa que técnicamente es posible, otra cosa es que haya interés político para que esta situación sea normal en España”, explica Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas.

Todavía existen diferencias significativas entre España y Europa, no sólo en velocidad de navegación, sino también en precios. “Estamos trabajando en la dirección correcta para lograr que se vayan diluyendo estas diferencias hasta su total desaparición en no demasiado tiempo. La competencia entre operadoras lo está posibilitando”, asegura Michele Livizzari, consejero delegado de Tiscali España.

Telefónica destaca otro hito en este año 2004: el lanzamiento por primera vez de modalidades de ADSL por tiempo. La operadora ha comprometido una inversión de 3.000 millones de euros hasta el año 2008 sólo en ADSL. También ha sido el año de la incorporación del Wi-Fi a la gama de productos ADSL y de la aparición de nuevas ofertas que combinan Internet y llamadas telefónicas en una sola factura.

“Para este año 2005, esperamos un crecimiento menor, aunque proliferarán los paquetes de servicios combinados de voz y de conectividad”, afirma Roberto Porras, director de acceso de Terra España, con 191.000 clientes.

Octubre de 2004 fue un mes récord para el ADSL en España. Se dieron de alta 108.000 conexiones a Internet a través de esta tecnología, el mejor mes desde que el mercado empezó en septiembre de 2001. Sin embargo, existen más de cuatro millones de ciudadanos que no pueden acceder al ADSL, según la Asociación de Internautas.

De los casi 3,1 millones de abonados a la banda ancha en España, 2,38 millones (76,5%) optan por esta tecnología que aprovecha la línea telefónica tradicional para conectarse a la Red. El resto (721.000) lo hace por cable.

En el gráfico se observan las ofertas de conexión ADSL hasta medio mega con un precio que ronda los 35 euros. Pero también las ofertas a partir de un mega empiezan a ser muy solicitadas por los usuarios domésticos. “En realidad a partir de ahora el ADSL pasará de ser un servicio a ser una plataforma necesaria para contratar contenido”, asegura Agustín Béjar, director de márketing de Ya.com.

Desde la Asociación de Internautas se defiende el acceso a Internet por banda ancha como un derecho ciudadano. “Es necesario crear el Fondo de Compensación del Servicio Universal que asegure que todos los españoles tengan acceso a este servicio. Todo este mundo conectado no debe ser un bien para unos pocos privilegiados”, reclama Domingo, presidente de la AI. El porcentaje de hogares españoles con acceso a la Red es del 28% en un contexto europeo donde la media es del 39%.

“Haría falta que 100.000 hogares españoles al mes se conectaran a Internet durante los próximos cuatro años para equipararnos a la media europea”, explicó Rafael Sagrario, director general para el Desarrollo de la Sociedad de la Información, durante la presentación en diciembre del informe Métrica de la Sociedad de la Información 2004.

El informe destaca el despegue de la banda ancha con 4,2 conexiones por cada 100 habitantes (6,7 puntos por debajo de la media de la UE). Sin embargo, esta expansión del ADSL no ha sido acompañada de una notable reducción de tarifas: España es más cara que la media europea.

Para Jesús Carrillo, de Jazztel, “si el Ministerio potenciara el uso del ordenador en el hogar, las posibilidades de crecimiento de la banda ancha serían aún mayores”. Carrillo subraya que fue Jazztel la primera operadora en lanzar un mega de velocidad para el mercado doméstico.

Además, la bajada de precios contribuiría a incorporar nueva masa de clientes a esta tecnología y, por tanto, incrementar el número de internautas españoles. “En las situaciones en las que se depende del uso de la línea, los precios vendrán siempre determinados por el precio mayorista que se debe pagar a Telefónica. Para proveedores que han desarrollado su propia Red, el margen de maniobra es más amplio, aunque viene limitado por los costes asociados a las ofertas y la necesidad de recuperar las inversiones en Red, entre otras cosas”, explica Juan Vindel, director de servicios de comunicación residencial de Wanadoo, compañía del grupo France Telecom con 300.000 clientes en España.

Luis Aguilar, de Arrakis (BT Group), afirma: “Aunque se habla mucho de ADSL, todavía sigue siendo abrumadora una mayoría que accede a Internet a través de la línea telefónica con un módem. De ahí que nosotros hayamos criticado la casi desaparición de la modalidad 256/128 que, si se comercializara a unos precios más económicos que la nueva de 512/128, hubiera facilitado definitivamente la popularización del ADSL como medio de acceso”.

Suspenso en atención

La atención al cliente es uno de los suspensos más habituales en el servicio ADSL. Ciberp@ís recibe semanalmente numerosas quejas sobre el trato que reciben y los problemas que les ocasiona su conexión ADSL. Imposibilidad para darse de baja, problemas técnicos o errores en las facturas son algunas de las quejas más comunes.

Las operadoras de ADSL han llevado a cabo durante este 2004 diversas iniciativas para reforzar la atención al cliente. A principios de año, Tiscali, por ejemplo, puso en marcha un mecanismo para fortalecer su call center. Jazztel ha puesto a disposición un teléfono del defensor del cliente. Arrakis, con 20.000 clientes, reconoce que no es la oferta más barata; no obstante, “existe un grupo de clientes residenciales que asume el pequeño sobrecoste de 2 o 3 euros al mes a cambio de recibir una atención personalizada”, añade Aguilar.

Terra, por su parte, ha incluido Soporte Técnico, una herramienta que ayuda con los problemas de conexión y de correo electrónico. También Ya.com ha puesto en marcha un programa para gestionar la tramitación administrativa. La riojana Arsys.es argumenta que más del 60% de su personal está dedicado a la atención al cliente.

Sea como fuera, todavía queda mucho por avanzar en la carrera del ADSL.

Fuente > ADSLZone