Muchos usuarios desconocen para que se utiliza la dirección 192.168.1.1 y por ello trataremos de explicarlo de la forma más sencilla posible. Esta dirección suele ser la que llevan asociados la mayoría de los routers ADSL, VDSL y FTTH del mercado. A través de ella podremos acceder a la configuración del equipo  y podremos configurar por ejemplo la red WiFi, abrir los puertos, actualizar el firmware o modificar cualquier parámetro de la configuración.

Normalmente suele ser 192.168.1.1 pero puede variar en el tercer bloque siendo 192.168.o.1 otra de las direcciones habituales más utilizadas por los equipos.

Para averiguar la puerta de enlace y la dirección IP de nuestro PC podemos acceder al siguiente tutorial. Una vez que tenemos los datos simplemente debemos seguir los tutoriales de de nuestro portal para configurar nuestro router. Seguramente tengas dudas, para ello entra en nuestros foros y te ayudaremos encantados.

Pasos para acceder a la configuración de tu router:

  1. Teclea 192.168.1.1 en tu navegador
  2. Introduce el usuario y el password por defecto (admin / admin o admin / 1234) por defecto. Si no conoces la contraseña de tu router es posible que debas resetear la configuración para devolver los valores de fábrica iniciales. Si eres cliente de Movistar deberás acceder previamente al portal Alejandra que permite cambiar el acceso para hacerlo de forma manual a través de la puerta de enlace.

Una vez dentro del router, estarás en la interfaz de configuración donde podrás cambiar los puertos, la seguridad inalámbrica etc.

192.168.o.1

Soporte técnico

Si necesitas ayuda, puedes preguntar en nuestro Foro ADSL o si eres cliente de Jazztel, Orange, Ya.com, Vodafone o Movistar puedes acceder a los foros oficiales que son gestionados por los propios técnicos.

Recuerda que también necesitas saber la contraseña y el usuario de tu router. Normalmente es admin/admin aunque dependiendo de la compañía que te suministre el servicio puede cambiar.

Consejos importantes a la hora de gestionar tu router

Es imprescindible que una vez que accedad a la configuración de tu equipo modifiques la clave WPA o WEP de tu red inalámbrica porque existen patrones de desbloqueo que permiten saltarse esta barrera de seguridad. También es recomendable cambiar la contraseña por defecto de tu router porque un intruso que conecte a tu red WiFi y además conozca la clave de acceso del equipo tendrá acceso total a la configuración del mismo y podrá emplear tu conexión a su antojo. Tampoco es mala idea cambiar la puerta de enlace del router aunque este paso es para usuarios más avanzados que conocen los detalles de la interfaz LAN de los equipos. Finalmente os dejamos con un enlace a los tutoriales que tenemos sobre seguridad inalámbrica.