SIMO, la muerte de una de las ferias tecnológicas más importante de España

Escrito por Javier Sanz
Actualidad

La semana que viene tendrá lugar el evento que otrora fuera una de las ferias de tecnología más importantes de nuestro país. Hablamos del SIMO, un gigante que, en realidad, está bastante muerto, y que no es nada en comparación que fue durante sus años dorados. Y es que, poco a poco, el SIMO paso de serlo todo a no ser nada, de la misma forma que pasó de no ser nada a serlo todo.

España vivió el nacimiento de esta feria allá por el año 1961 como algo muy diferente a lo que acabó siendo, un evento de exposición de material y mobiliario de oficina, de hecho, su propio nombre es un acrónimo que proviene de ahí, Salón Informativo de Material de Oficina, SIMO. No obstante, con los años fue reorientándose e introduciendo paulatinamente el material electrónico para los profesional, algo que fue desplazando al mobiliario, que quedó relegado a una feria secundario. Poco a poco, la feria fue ganando en afluencia, que se convirtió en uno de los pocos sitios donde el usuario podía conocer, tocar y probar esas nuevas tecnologías que no eran fácilmente accesibles.

Así, se convirtió en un gigante europeo, viviendo sus momentos más dulces en el año 2005, donde se ocuparon ocho pabellones, toda la zona exterior del IFEMA, y la zona de conferencias Norte del recinto, el SIMO estaba sobredimensionado. Se ocuparon 65.000 metros cuadrados, y eso que solo abría al público general durante el fin de semana, los días anteriores eran para el personal profesional. No solo había equipamiento electrónico para la oficina, sino que se había llenado de dispositivos móviles, videojuegos, robótica y, sobre todo, de las grandes marcas del mundo de la tecnología. Microsoft, Apple, IBM, Lenovo, Toshiba, HP, Intel y muchas otras ofrecían a los visitantes lo mejor en últimos avances tecnológicos para que pudieran tocarlo, palparlo y probarlo.

En el mundo de la telefonía móvil nos encontrábamos a Movistar, Vodafone y Orange, las tres grandes operadoras en España, con todas las novedades móviles. Y otras marcas como Sony o Philips llevaban al SIMO sus mejores productos. Universidades enseñaban lo que estaban haciendo en sus departamentos de I+D. Lo que empezó siendo una feria para empresas, se acabó convirtiendo en una feria para el público, donde se regalaban objetos y donde los panfletos de propaganda llenaban cajas y más cajas. Para los aficionados a la tecnología era un auténtico paraíso de luces y cables donde encontrar lo más nuevo.

No queda nada de aquel SIMO

En cambio, hoy en día no se parece en nada a aquello. El año pasado tan solo ocupaba un pabellón del IFEMA, y los cuatro gatos que se encontraban en la exposición, se peleaban por ver quién tenían el stand más triste. Y es que, desde el año 2008, cuando se canceló aquella edición porque los principales patrocinadores se negaron a acudir, la feria ha cambiado mucho. Se han olvidado del público general, y se centran únicamente en el sector profesional. Ya no hay nuevos productos de tecnología, ni videojuegos, ni propaganda de regalo. Aparte de unos cuantos móviles, parece la feria del tóner y los TPV, y muchos de los artículos que se exponen no pueden ni tocarse.

El SIMO ha muerto como creció, de la misma manera, sin ningún control. Los avances tecnológicos atraían la atención de la gente, que veía en el SIMO una gran oportunidad para desatar su pasión por la tecnología. La creciente asistencia a la feria, hizo que más empresas mostraran interés. No obstante, la gran cantidad de productos que había, y sobre todo, la variabilidad de ellos, es lo que la hacía tan frágil. En cuanto empezara a flojear por algún sector, iba a caer completamente. Y así ocurrió. No tenía sentido que hubiera videojuegos en una feria en la que algunas principales marcas fabricantes de ordenadores habían dejado de acudir. Ahora, los videojuegos tienen su propia feria, la Game Fest. Y lo mismo ocurre con los dispositivos móviles, que se reúnen cada año en la Mobile World Congress de Barcelona.

SIMO es ahora una feria dirigida a profesionales y empresas. Prueba de ello es que ya solo les quedan dos partners, Dell y HP. El cambio de orientación se produjo después de la cancelación de la feria en 2008. Se buscó algo más barato, y teóricamente más útil. No se dieron cuenta de que el éxito del SIMO residía en otro factor, en el de la gente que acudía a ella, y quizá les hubiera ido mejor si hubieran seguido apostando por el modelo anterior, con la esperanza de que hubiera vuelto a funcionar. Ahora, solo es una feria destinada a la desaparición o, en su defecto, a la minimización total. Interrnet es otro de los factores que ha tenido que ver y es que antes conocías noticias en la feria, hoy los usuarios las encuentran en la Red.

Una imagen para el recuerdo, así era el SIMo en 2005 con stands de todo tipo.

Así era el SIMO en 2006, 50.000 metros cuadrados de tecnología

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
18 comentarios
  1. Anónimo
    Usuario no registrado
    22 Sep, 12 6:34 pm

    Pos nada, me voy a sudamerica.

  2. Anónimo
    Usuario no registrado
    22 Sep, 12 7:24 pm

    De los 12 pabellones en años como el 2003-2004 a menos de 4 en las siguientes y decayendo año tras año.

  3. Anónimo
    Usuario no registrado
    22 Sep, 12 7:58 pm

    una lastima que simo se muera saludos

  4. Anónimo
    Usuario no registrado
    22 Sep, 12 8:10 pm

    se lo cargaron con tanto canon, asi es como empezo todo.

  5. Anónimo
    Usuario no registrado
    22 Sep, 12 9:38 pm

    Venga ya menuda tontería de articulo, podríais mencionar que se subieron los precios del metro cuadrado del stand a una barbaridad y tal y como corren estos tiempos la gente pasa; por no decir que las entradas de pago valen un cojon.

    Así que entre unas cosas y otras el director del Ifema y puesto allí por el Ayuntamiento de Madrid y claro esta politico de turno que ni tiene ni idea de como funcionan las cosas pues lo hunde mas y mas así que es mas de lo mismo señores. Enhorabuena a los votantes del PP que os han timado a base de bien y otra enhorabuena a los votantes del PSOE que no saben que hacer con el voto.

  6. Anónimo
    Usuario no registrado
    22 Sep, 12 9:41 pm

    ¿Y el CeBIT qué? Lo que muere es España.

  7. Anónimo
    Usuario no registrado
    22 Sep, 12 9:50 pm

    Hace años fue un referente para ver lo nuevo que estaba por venir al año siguiente. Una feria exclusivamente de ámbito prefosional. Un escaparate de negocios para las empresas.

    Pero de repente, llegaron los megastands de los operadores de telefonía (Movistar, Vodafone …), de las grandes marcas (Microsoft, HP, Toshiba …), etc. con sus macrodespliegues y sus fiestukis por ver quién era el mas guay de la barraca, y de paso a vendernos la misma mierda del año pasado, pero con más colorines.

    Poco a poco, los verdaderos innovadores empezaron a no acudir y la feria quedó abocada a un mero circo tecnológico. Lo que empezó como una feria de ámbito profesional, degeneró en un escaparate populista de fin de semana largo repleto de gente que solo quería ver y toquetear la última chuminada tecno, y ya de paso a ver si lo podía sacar más barato, que eso le habían dicho.

    Ahora que SIMO ha quedado abocado a un mero supermegastore de grandes firmas, estas se han cansado o se han montado otros saraos más especializados, y abandonan la barraca dejándola desierta a su suerte.

    Como suele decirse: Entre todos la mataron, y ella sola se murió.

    P.S. Puto mercado consumista (con perdón).

    P.S. (2): Y esto se veía venir ya desde hace años.
    http://www.publico.es/ciencias/164798/la-lenta-muerte-de-simo

  8. onecom 22 Sep, 12 11:00 pm

    Yo creo que una de las cosas que la mato ea lo caro que resultaba montar. No se sí era rentable. Yo iba como profesional y si que era la bomba pero creo también que se sbredimesiono demasiado.

  9. Anónimo
    Usuario no registrado
    23 Sep, 12 1:46 am

    He ido, dos veces, y da mucho que desear, hasta las conferencia de software libre son más interesante 🙂

  10. Anónimo
    Usuario no registrado
    23 Sep, 12 12:54 pm

    Yo no se si es codicia … Las ferias en España en cuando tienen exito lo primero que hacen es separarlas en ferias monográficas más pequeñas y obligando a pagar al visitante varias veces. Al final disuelven la gran feria que todos deseamos ir a ver de varios pabellones. Deberíamos recordar a Sonimag .. antes que SIMO, le pasó exactamente lo mismo, de gran feria pasó a monográficos pequeños y lo que era la gran feria referente murió.
    Debemos segir aprendiendo de los alemanes, aunque no nos guste, he estado varias veces en Cebit y tiene lo que una gran feria .. muchos pabellones y cada uno dedicado a una tecnología y puedo elegir que ver y que no y sigue siendo una gran feria porque no la han disuelto en mini ferias.
    Además los precios son muy caros para los resultados, he estado de expositor varias veces en Simo, cualquier servicio para dos días lo cobran muy bien y como es tan reducido la gente pierde la curiosidad y el interes por desplazarse por lo que la afluencia es mínima y los resultados muy cuestionables, con la crisis no están las cosas para experimentos sin tener claros los resultados.

  11. tomoko 23 Sep, 12 3:43 pm

    “Interrnet es otro de los factores que ha tenido que ver y es que antes conocías noticias en la feria, hoy los usuarios las encuentran en la Red”

    Si ese fuera un motivo no existirían estas ferias en otros países.

  12. Anónimo
    Usuario no registrado
    23 Sep, 12 3:48 pm

    QUE SABRÁS TÚ REBUFO. AÚN LLEVAS PAÑALES Y YA ANALIZAS EL SIMO ASÍ, SIN RIGOR.

  13. Anónimo
    Usuario no registrado
    23 Sep, 12 4:05 pm

    menudo articulo de colegio . No me extrañaria que la semana que viene sacaran un articulo hablando de los moviles favoritos de los famosos .

  14. Anónimo
    Usuario no registrado
    24 Sep, 12 3:55 pm

    Pues yo tengo otra teoría.

    Cuando era estudiante de informática a finales de los 90 dejaban que un montón de público entrase en los días de profesionales. Eso fastidiaba a los profesionales que lo visitaban, sin embargo a los expositores les venía bien que hubiese tanta afluencia pues con eso llegaban a más público objetivo.

    De repente los inútiles de los organizadores empezaron a poner más trabas al regalo de entradas y menos gente acudió, por lo que los expositores al haber menos afluencia empezaron a abandonar año tras año la exposición.

    Y es que había mucha gente que no era profesional, si, pero muchos eramos jóvenes que en poco tiempo íbamos a ser profesionales y los otros eran los propios consumidores directos o indirectos. Pero eso los cortos de mente de los organizadores no lo vieron, pusieron más restricciones y se cargaron el SIMO y una gran oportunidad de ser una de las ferias más importantes de tecnología.