La mitad de las aplicaciones que tenemos están desactualizadas: cómo tener siempre la última versión

Software

Cuando descargamos un programa en Windows 10, y éste funciona perfectamente, normalmente tendemos a dejarlo estar sin actualizarlo nunca. Este tipo de prácticas entrañan algún peligro, aunque también nos protegen de posibles fallos introducidos en nuevas versiones. Por ello, vamos a ver cuáles son los programas que menos se actualizan y cómo podemos mantenerlas al día.

Tener aplicaciones desactualizadas convierte tu ordenador en vulnerable

En un análisis realizado por Avast, la compañía ha detectado que el 55% de las aplicaciones instaladas en los ordenadores de todo el mundo están desactualizadas. Esto hace que muchos usuarios y sus correspondientes datos sean vulnerables a ataques que aprovechen fallos de seguridad. Para llegar a la conclusión, han obtenido datos de 163 millones de ordenadores. En esos ordenadores, el 40% tenían instalado Windows 10, mientras que el 43% tenían Windows 7. El 15% de los usuarios de Windows 7 estaba ejecutando una versión del sistema que ya no tiene soporte, por el 9% de los que usaban Windows 10.

Entre las aplicaciones que más usuarios tenían desactualizadas se encontraban Adobe Shockwave, con un 96% de los usuarios usando versiones antiguas, o VLC y Skype con un 94%. Este tipo de prácticas tienen una explicación muy sencilla: no hay una tienda única que venda y actualice estos programas Win32 en Windows, mientras que para las apps UWP o en otros sistemas operativos como iOS o Android sí que hay una tienda que se encarga de garantizar que las aplicaciones estén actualizadas.

Además, los usuarios renuevan con mayor frecuencia sus móviles, mientras que los ordenadores suelen durar mucho más tiempo (en torno a seis años de media). Esto se debe a que un PC de hace seis años puede seguir funcionando perfectamente hoy en día para trabajar.

El porcentaje de usuarios con ordenadores de sobremesa también es más bajo de lo que esperaban. El 33% utilizaban sobremesa, mientras que el 67% de los ordenadores analizados eran tablets y portátiles.

Los programas más populares presentes en la mayoría de ordenadores eran Google Chrome (91%), Acrobat Reader (60%), WinRAR (48%), Microsoft Office (45%) y Mozilla Firefox (42%). Office era también una de las aplicaciones más desactualizadas, con el 15% de los usuarios usando todavía Enterprise 2007 a pesar de que no tiene soporte oficial.

Cómo tener todos tus programas actualizados al día sin hacer nada

Si no quieres estar actualizando los programas a mano, o prefieres que sea el ordenador el que lo hace solo, siempre puedes recurrir a programas que lo hacen todo de manera automática por ti. Esta solución es mucho más cómoda, ya que te permite disfrutar siempre de las últimas versiones sin tener que preocuparte de comprobarlas manualmente programa por programa (aunque algunos ni avisan).

Vamos a enumerar algunos de los mejores programas que comprueban y descargan estas actualizaciones para Windows 10. Dependiendo del programa, algunos de ellos te lo descargarán e instalarán automáticamente, mientras que en otros tendrás que descargarlo tú a mano.

Patch My PC Updater

Patch My PC Updater es el primero de estos programas. De entrada, nos encontramos con un programa tipo portable, por lo que no requiere ningún tipo de instalación. Nada más abrirlo nos encontramos con una interfaz bastante sencilla que recuerda ligeramente a CCleaner. Al abrirlo nos dice cuántas aplicaciones de las que tenemos están actualizadas, apareciendo en color verde. Las que aparecen en color rojo son las que no están actualizadas, y que por tanto el programa puede actualizar automáticamente.

Además, el programa cuenta en la parte izquierda con un listado con cientos de programas, que recogen los más populares del mercado y con sus respectivas últimas versiones. Gracias a ello, podemos instalar también nuevos programas de una sola vez, ideal si acabamos de realizar una instalación limpia del sistema operativo.

En cuanto pulsamos en “Perform X Updates”, el programa empezará a descargar e instalar automáticamente los programas. Para algunos es probable que sea necesario algún grado de interacción, como pulsar algún que otro botón. En las opciones podemos configurar que se empiece a actualizar nada más abrirlo, ponerlo en modo solo descarga, etc. También cuenta con un desinstalador de programas, y la posibilidad de programar tareas.

Este programa es el primero del listado, y el que mejor sabor de boca nos ha dejado. Por ello, os lo recomendamos encarecidamente no sólo porque sirve para actualizar, sino porque también es muy útil si acabamos de formatear.

Podéis descargar Patch My PC Updater en este enlace.

FileHippo App Manager

Este programa de FileHippo no es portable, por lo que tendremos que instalarlo antes de usarlo. Nada más abrirlo nos pregunta si queremos que se ejecute automáticamente con regularidad. Mientras que Patch My PC Updater detectó 16 programas que requerían actualizaciones, FileHippo App Manager sólo detectó 9. El programa funciona de manera parecida al anterior, pero sigue siendo peor.

Podéis descargar FileHippo App Manager en este enlace.

SUMo Software Update Monitor

Este programa es algo más lento que los anteriores, pero es probablemente el más concienzudo a la hora de analizar todo tipo de software que tengamos instalado en nuestro ordenador. Mientras que Patch My PC Updater se centra en el software más popular y con versiones gratuitas, SUMo es capaz de analizar también el software de pago que tenemos desactualizado.

En mi caso, detectó 49 programas que estaban actualizados, mientras que los 58 restantes no. Además, los que no están actualizados los subdivide entre los que requieren una actualización con mayor o menor importancia. Podemos seleccionar fácilmente qué programas queremos actualizar. El único inconveniente del programa es que muestras anuncios en algunas partes, pero lo de más funciona bastante bien.

Podéis descargar SUMo Software Update Monitor en este enlace.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone