Códigos de error y problemas en Xbox One y cómo solucionarlos

Códigos de error y problemas en Xbox One y cómo solucionarlos

Manu Iglesias

Enciendes tu Xbox One para echar unas partidas. Mientras arranca aprovechas para ponerte cómodo en el sofá pero… ¡Terror! La consola no arranca. En la pantalla muestra un código de error con una serie de letras y números que no tienes ni idea qué significan y mucho menos cómo solucionarlos.

Códigos de error más habituales en Xbox One

¡Tranquilo! Muchas veces estos problemas tienen una solución sencilla y a lo largo de este artículo aprenderás cómo solucionar los errores más habituales de Xbox One paso a paso.

Principales códigos de error de Xbox One

E101 y E305

Estos códigos de error suelen aparecer cuando hay problemas para aplicar una actualización del sistema a la consola.

Para solucionar estos errores tendrás que hacer una actualización del sistema sin conexión utilizando un pendrive USB formateado en NTFS con al menos 6 GB de espacio.

Solucionador de problemas de Xbox One

Los pasos que debes seguir son los siguientes:

  1. Descarga el archivo OSU1 en tu ordenador y descomprímelo.
  2. Copia el archivo $SystemUpdate que encontrarás entre los extraídos del zip en el directorio raíz del pendrive (es importante que la memoria USB esté vacía, que no haya ningún otro archivo o carpeta).
  3. Apaga la consola y conecta el pendrive con el archivo antes copiado en un puerto USB libre.
  4. Enciéndela de nuevo manteniendo pulsados los botones enlazar y expulsar, y al mismo tiempo presiona el botón Xbox (en el caso de la versión One S All-Digital Edition, mantén presionado el botón enlazar y después presiona el botón Xbox).
  5. Mantén presionados los botones de enlazar y expulsar hasta que oigas dos tonos de encendido.
  6. Después del segundo suelta los botones y la consola abrirá el solucionador de problemas de inicio.
  7. Selecciona la opción Actualización del sistema sin conexión utilizando el mando de la Xbox e inicia el proceso de actualización.

Pasados unos minutos la consola se reiniciará y volverá a la pantalla de inicio. Si todo ha ido bien, el error E101 debería haber desaparecido.

E102, E105, E106, E203 y E206

En caso de que tu consola muestre este fallo, la solución disponible pasa por restaurar a estado de fábrica la consola. Esto supone perder todos los datos almacenados en la misma, no es algo del gusto de nadie, pero es la única solución para poder seguir utilizándola.

Para hacer esto lo primero que debes hacer es abrir el solucionador de problemas de inicio:

  1. Apaga la consola por completo.
  2. Mantén presionados los botones enlazar y expulsar (solo enlazar en el caso de la One S All-Digital Edition) y después pulsa el botón Xbox.
  3. Mantén presionados enlazar y expulsar hasta que la consola emita dos pitidos.
  4. Después del segundo pitido puedes soltar los botones y la consola debería mostrar el solucionador de problemas de inicio.

Una vez que accedas al solucionar de problemas de inicio, solo debes escoger la opción Restablecer esta Xbox y cuando te lo pregunte seleccionar la opción Quitar todo.

E100

Copiar carpeta del sistema

El Error100 es un código de error de inicio y si aparece en tu consola lo primero que debes hacer es reiniciarla manteniendo presionado el botón Xbox durante unos 10 segundos. Muchas veces esta simple operación soluciona el problema.

En caso de que el reinicio no haya sido suficiente prueba a actualizar la consola de forma offline. Tendrás que descargar la versión más reciente del software de la web de Xbox, copiarlo a un pendrive y actualizar la consola con él tal y como explico en el apartado del error E101.

Si todo lo anterior ha fallado, la siguiente prueba que deberías hacer es restaurar la consola a sus valores por defecto, tal y como explico en el apartado anterior. Esto eliminará todo lo que tengas almacenado en la consola, pero en muchas ocasiones también pone fin a este problema.

Si todo lo anterior ha fallado tendrás que llevar la consola a un servicio técnico para que la revisen a fondo, ya que es muy posible que el error sea más que un simple fallo de software.

E200, E204, E206 y E207

Si ves aparecer algún error con esta numeración al iniciar la consola, la solución suele ser tan fácil como hacer un reinicio de la misma.

Para ello debes hacer una de estas dos cosas:

  • Si ves la pantalla de Ha habido un problema, desplázate con la cruceta del mando y selecciona la opción Reiniciar esta Xbox y confirma con el botón A.
  • Si no estás en la pantalla de Ha habido un problema, mantén presionado el botón Xbox del frontal de la consola durante unos 10 segundos. Suelta el botón y presiónalo de nuevo para encender la consola con normalidad.

En caso de que después del reinicio la consola muestre el mismo error, debes realizar una actualización offline de la misma siguiendo los pasos indicados en el error E101.

Si la actualización tampoco es suficiente, tendrás que restaurar la consola a estado de fábrica siguiendo las instrucciones del apartado que contiene el error E102. Esto supondrá la pérdida de todos los datos guardados en la consola, pero es un método bastante efectivo si todo lo demás ha fallado.

0x87DD0006 y 0x80070102

Reiniciar la consola con el botón Xbox

Se trata de un error relacionado con el inicio de sesión en Xbox Live. Puedes ser causado por varias cosas, desde un fallo puntual de tu conexión a Internet, hasta un problema en los servidores de Microsoft.

Si te encuentras con este problema, lo primero que debes hacer es comprobar el estado de Xbox Live. Si la consola te informa de que todo está funcionando con normalidad, puedes probar con la siguiente solución:

  • Mantén presionado el botón Xbox de la consola durante unos 10 segundos.
  • Enciende la consola presionando el botón Xbox.

En muchos casos este simple reinicio soluciona este problema y si los servicios de Xbox Live realmente están funcionando, deberías de poder jugar sin problema.

0x803f8003

Este error puede aparecer cuando inicias un juego en la Xbox One y es necesaria una suscripción que ha caducado para jugarlo.

En este caso lo primero que deberías hacer es revisar el apartado de servicios y suscripciones de tu cuenta de Microsoft. En caso de que realmente haya caducado, tendrás que renovarla siguiendo las instrucciones que aparecen en pantalla o, en caso de que no haya botón de renovar, comprar una nueva suscripción.

Si la suscripción todavía está activa y el juego ha fallado, prueba a volver a lanzarlo. En caso de que después de probar a abrirlo varias veces sigue apareciendo el mensaje de error, reinicia la consola manteniendo presionado el botón Xbox del frontal de la consola durante unos 10 segundos e intenta ejecutarlo de nuevo.

0x87E105DC

Xbox Live

El error 0x87E105DC aparece cuando intentas abrir un juego o una aplicación de la consola y alguno de sus componentes no está disponible.

Generalmente suele tratarse de una interrupción del servicio de Xbox Live, por lo que lo primero que debes hacer es comprobar que está funcionando con normalidad y que puedes acceder a él.

Si lo has comprobado y está en funcionamiento, el siguiente paso es comprobar que la consola dispone de conexión a Internet. Para ello accede a Sistema – Configuración – Red – Configuración y red y por último selecciona Probar la conexión de red.

Si da error, prueba a eliminar la configuración de la red WiFi y configúrala de nuevo. Además, también debes comprobar que el router tiene conexión a Internet y que la velocidad es alta para descartar problemas de conectividad.

80162711

Este código de error suele aparecer cuando hay un problema con tu cuenta de Microsoft. Normalmente relacionada con que la consola no está actualizada a la última versión del firmware.

Para solucionar este problema lo primero que deberías hacer es comprobar la conexión con Xbox Live desde Configuración – Sistema – Configuración de red – Selecciona tu red – Probar conexión a Xbox Live.

Si lo anterior ha ido bien, comprueba la información de tu cuenta de Microsoft. Para ello accede a la cuenta y una vez dentro comprueba la información de facturación, la información de la sección de Contraseña e información de seguridad. Una vez realizadas las comprobaciones, cierra sesión de la cuenta en la consola e iníciala de nueva.

También puedes probar a iniciar sesión con tu cuenta en la web de Xbox.com. Después de iniciar sesión en la web, prueba a iniciarla también en la consola, por supuesto usando el mismo usuario y contraseña.

Si todo esto ha fallado y el problema persiste, tendrás que ponerte en contacto con el departamento de atención al cliente de Xbox para que revisen tu cuenta.

87E00008

Juego mal instalado en Xbox

El error 87E00008 está relacionado directamente con el juego que estás intentando lanzar. Por normal general este error aparece si el juego no está instalado correctamente, si hay una actualización pendiente, si se cambió de unidad o si se intentó arrancar durante un proceso de actualización.

Para poner fin a este problema y poder lanzar el juego hay varias posibles opciones:

  • Comprueba que el servicio Xbox Live está funcionando correctamente y que no muestra ninguna advertencia.
  • Comprueba en Mis juegos y aplicaciones – Juegos si el título aparece atenuado y con una barra de progreso. Esto significa que se está actualizando y tendrás que esperar a que termine para jugarlo.
  • Reinicia la consola manteniendo pulsado el botón Xbox durante 10 segundos.
  • Accede a Mis juegos y aplicaciones, selecciona juegos y después busca el juego que está dando problemas. Presiona el botón Menú del mando, selecciona desinstalar y después vuelve a instalar el juego.

Como norma general, el error debería desaparecer con estas soluciones y empezar a funcionar con normalidad.

807A1007

Este tipo de error está relacionado directamente con la conectividad de la consola y suele ocasionar que no puedas unirte a un grupo de Xbox One.

En la mayoría de los casos este problema surge por fallos de conectividad puntuales. Para resolverlo basta con esperar unos minutos y volver a intentar conectarse al grupo. Lo habitual es que con esto el problema quede solucionado.

Si esto no ha sido suficiente, es posible que tengas que realizar una serie de cambios en la configuración de tu router. En concreto deberás abrir los siguientes puertos:

  • Puerto 88 (UDP)
  • Puerto 3074 (UDP y TCP)
  • Puerto 53 (UDP y TCP)
  • Puerto 80 (TCP)
  • Puerto 500 (UDP)
  • Puerto 3544 (UDP)
  • Puerto UDP 4500 (UDP)

Si no estás seguro de cómo se abren los puertos, lo mejor es que busques la información relativa al modelo de router que tienes, ya que en cada uno el proceso es un poco diferente.

Una vez abiertos, accede a la guía de la consola y haz lo siguiente:

  1. Desplázate a la derecha para seleccionar el área Sistema.
  2. Selecciona Configuración – Red – Configuración de red.
  3. Pulsa sobre Probar el tipo de NAT.

Después de la prueba, la Xbox debería indicar que tienes NAT Abierto. Si no lo hace es probable que no hayas abierto los puertos correctamente en el router. Revisa la configuración y repite hasta que consigas que aparezca NAT Abierto.

0x8027025A

Fallo servidores Xbox One

Este error está relacionado con el inicio de sesión en Xbox Live o con abrir una aplicación de Xbox One. Generalmente el problema es causado por un problema temporal en los servidores de Xbox Live, una carga demasiado lenta de la aplicación o un problema de inicio de sesión con el perfil.

Si te encuentras con este problema, lo primero que debes hacer es comprobar en qué estado se encuentran los servidores de Xbox Live.

Si están funcionando con normalidad el siguiente paso es cerrar por completo la app que falló y volver a abrirla. Para ello accede a la guía presionando el botón Xbox y selecciona Inicio. Después sitúate en la aplicación que ha fallado, pulsa Menú y selecciona la opción Salir. Tras hacer esto, vuelve a abrir la aplicación.

En caso de que las dos opciones anteriores hayan fallado, mantén presionado el botón Xbox durante unos 10 segundos para reiniciar la consola y cuando vuelva a arrancar prueba de nuevo a abrir el juego, la aplicación o iniciar sesión.

0x80A40019

Este es otro error relacionado con la conectividad de la consola y que generalmente es causado por un fallo en los servidores de Microsoft, concretamente en una caída del servicio Xbox Live.

En este caso lo primero que debes hacer es comprobar si Xbox Live está en línea o no. Si aparece un error, solo te queda esperar hasta que desde Microsoft lo solucionen. Si aparece que el servicio está funcionando correctamente, es posible que todavía no hayan detectado el problema o que tu consola esté fallando por cualquier motivo.

Para salir de dudas, prueba a reiniciar la consola manteniendo pulsado el botón Xbox durante unos 10 segundos y volviendo a intentar conectarte justo después de que arranque.

0x80820002

El error 0x80820002 es producido por un problema de lectura del disco introducido en la consola. Este puede aparecer por un error puntual causado por suciedad en el lector o en el propio disco o por un problema más importante.

Si te encuentras con esta situación, lo primero que debes hacer es limpiar el disco siguiendo las recomendaciones de Microsoft. Esto supone utilizar un paño suave, limpio y ligeramente húmedo para limpiar la superficie. Sujeta el disco por los bordes para evitar tocar la superficie interior.

Si después de limpiarlo el problema continua debes probar a introducir ese disco en otra Xbox. Si en la otra consola se puede leer, prueba si en tu consola funcionan otros juegos. En caso negativo, tendrás que acudir a un servicio técnico para que revisen el problema.

Otros códigos de error

Buscador de códigos de error en Xbox One

En este artículo hemos repasado los códigos de error más habituales de la Xbox One. Si te ha saltado algún error que no aparece aquí, puedes localizarlo desde el buscador de la página de soporte de Xbox y encontrar la solución que recomienda la propia marca.

Otros problemas con Xbox One y cómo solucionarlos

Si un error con nuestra consola está identificado con uno de los códigos anteriores, entonces saber la causa del mismo y cómo solucionarlo es mucho más sencillo. Sin embargo, hay otros problemas que nos podemos encontrar al usar nuestra Xbox One sin que vayan asociados con un código de error concreto. En este caso, tendremos que echar mano de nuestra experiencia e intuición para saber qué puede estar causando el problema o qué podemos hacer para tratar de solucionarlo.

Xbox One no se enciende

Si al intentar encender la consola nos encontramos con que de buenas a primeras no enciende o lo hace por un pequeño espacio de tiempo y a continuación se apaga de nuevo, es posible que estemos ante un fallo de alimentación. En este caso, lo que debemos hacer es comprobar que todos los cables de tensión estén correctamente conectados y en perfecto estado.

Además, las luces de la videoconsola nos pueden dar alguna pista de cuál puede ser el problema. Si observamos una luz blanca o naranja fija quiere decir que la fuente de alimentación funciona correctamente. En el caso de que no haya ninguna luz o ésta parpadee, entonces lo mejor es que cambiemos la fuente. (Relacionado con el código de error 0x80820002).

Después de un buen rato de uso, la consola se apaga

En este caso deberíamos descartar que sea una opción en la fuente de alimentación o cables de corriente. Ahora bien, debemos observar si la consola se calienta demasiado, en cuyo caso debería mostrarnos un mensaje previo al apagado. En ese caso, debemos comprobar la ventilación del sistema.

Tampoco está de más comprobar si nuestra consola está configurada para apagarse automáticamente.  Si fuese el caso, esto podría ser la causa de que se apague automáticamente. Para ello debemos ir a la configuración > Encender y suministrar > apagar después y asegurarnos que está seleccionada la opción No apagar automáticamente.

Problemas con la lectura de los discos

Un problema con la lectura de un disco puede estar causado por un error físico del disco, es decir, que esté rayado o dañado. Este tipo de desperfectos suelen provocar errores de lectura en determinadas ocasiones, sin embargo, si el problema es generalizado, entonces el problema no estará directamente en el disco.

En este caso, puede ser que la propia consola no lo detecte o no pueda leerlo por otros problemas ajenos al propio disco y relacionados con el lector de la consola, por ejemplo. En esta circunstancias, lo mejor será que la llevemos a reparar.

Los juegos se congelan

Es uno de los problemas más habituales y que puede ser provocado por numerosas causas. Por lo tanto, las soluciones también pueden ser variadas. Lo primero que podemos hacer es intentar salir del juego presionando el botón de inicio para posteriormente entrar en el menú y navegar hasta la opción Salir.

Si esto no es posible, entonces podemos optar por apagar y volver a encender la Xbox One y comprobar si después el juego se reanuda o podemos volver a iniciarlo sin problemas. Si el problema continúa, podemos probar a eliminar el juego y volverlo a instalar.

No es posible instalar los juegos

Es posible que al intentar instalar un  juego veamos que el proceso de instalación se queda bloqueado y no avanza, lo cual impide que podamos seguir con la instalación y que podamos disfrutar del propio título mientras se instala.

Ante esta situación, podemos comprobar que nuestra Xbox One esté correctamente actualizada y en caso de estar conectados, comprobar que la conexión es correcta y que el cable ethernet está debidamente conectado y en perfectas condiciones. No obstante, podemos probar a desconectar el cable de red, o si estamos conectados mediante la WiFi, desactivamos la conexión a través de la configuración para posteriormente volvernos a conectar.

No se puede conectar a la red o a Xbox Live

Aquí el problema puede ser con nuestra propia red, por lo tanto, debemos comprobar si desde otro dispositivos conectado a la misma red podemos navegar por Internet o no. Si es así, entonces el problema lo tendremos con la conexión con nuestra videoconsola. En este sentido, es posible que los servidores de Microsoft tengan algún problema puntual, por lo tanto, no nos quedará más remedio que esperar a que vuelvan a estar disponibles.

Podemos probar a mantener presionado el botón de encendido de la consola durante unos segundos y una vez que se apague por completo y el botón Xbox deje de parpadear, pulsamos sobre el botón de Inicio del mando para volverlo a encender.

También podemos probar a apagar la consola, reiniciar el router y una vez que se haya encendido nuevamente encender también la Xbox. Ahora ya podemos comprobar si se conecta correctamente o no. Si estamos conectados mediante la WiFi, podemos probar a conectar nuestra consola con el router vía cable ethernet.

No se escuchan correctamente los juegos

Ya es por todos conocidos algunos problemas con el audio de Xbox One, sin embargo, son muchas las causas posibles. De cualquier forma, lo primero que podemos intentar es entrar a la Configuración y desde la opción Pantalla y sonido acceder a los ajustes del formato de audio para comprobar si tenemos elegido Estéreo sin comprimir.

Otra opción es comprobar la conexión y estado del cableado. Si tuviésemos a mano otro cable óptico o HDMI, podríamos probar a cambiarlo y descartar que sea este el problema.

Es posible que tengamos conectada nuestra Xbox One a un TV Box a través de cable. En este caso, también podemos probar a desenchufar todo, esperar unos minutos y volver a conectar todo de nuevo para comprobar si el problema se soluciona o no. Otra opción es conectar nuestra videoconsola directamente al televisor para comprobar si alguna configuración de nuestro TV Box cuenta con alguna configuración que esté provocando problemas con el audio de nuestros juegos.