Qué es Cinavia y qué necesitas para ver películas pirata en Blu-ray

Qué es Cinavia y qué necesitas para ver películas pirata en Blu-ray

Alberto García

La reproducción de películas pirata lleva ya décadas con nosotros. Poco a poco se hizo la transición de los DVD a unidades de almacenamiento externo como discos duros o pendrives. Sin embargo, quienes hacen copias de Blu-ray en la actualidad se habrán dado cuenta de que hay diversas protecciones en ellas que hay que eliminar. Una de ellas es Cinavia, y vamos a explicar en qué consiste.

Normalmente, cuando descargamos una película en Blu-ray, ésta viene en formatos como MKV o M2TS. Si estos archivos los copiamos a una unidad de almacenamiento externa, o la reproducimos por red, normalmente no tendremos problemas de DRM porque los reproductores que usamos en nuestros dispositivos no realizan comprobaciones.

Sin embargo, cuando las películas que copiamos las grabamos en un disco Blu-ray, la cosa cambia. Quienes quieren tener una colección de películas en alta calidad se habrán dado cuenta de que, si no le hacen nada al disco, entonces pueden quedarse sin poder reproducirlo.

Cinavia: DRM presente en el audio de las películas

La culpa la tiene Cinavia. Este DRM utiliza marcas de agua y técnicas de esteganografía para detectar contenido Blu-ray pirata. Fue lanzado en 2010, y todo reproductor Blu-ray lanzado a partir de 2012 tiene la obligación de incluirlo. Trabaja de manera conjunta con AACS, que es el sistema de cifrado que evitaba que se hicieran copias idénticas de los Blu-ray. AACS se saltó por primera vez en 2006, y desde hace apenas unos años se ha conseguido evitar la protección de AACS 2.0 y 2.1 encontrada en los Blu-ray 4K, pudiendo hacer copias idénticas 1:1.

cinavia tv blu-ray

Sin embargo, a la hora de hacer esas copias, hay que tener cuidado con Cinavia. Si cogemos por ejemplo un Blu-ray 4K, y lo copiamos directamente a nuestro ordenador previo descifrado que elimine AACS, podremos reproducirlo sin problemas en cualquier reproductor multimedia. Sin embargo, si lo grabamos a un Blu-ray virgen y lo intentamos visualizar en un reproductor, Cinavia seguirá presente en las pistas de audio.

Es en estas pistas de audio donde se incorpora la marca de agua, y en cuanto el reproductor “escucha” el sonido del DRM, activa la verificación. Si cuando va a verificar el disco, no encuentra la clave de AACS correspondiente al disco que está escuchando, entonces la reproducción se parará y nos aparecerá un error diciendo que el contenido está protegido por Cinavia. En algunas reproductores, el audio directamente se silencia, o la reproducción se detiene.

Por tanto, es necesario que haya dos condiciones para que el DRM se active: una marca de agua imperceptible por el oido humano en la pista de audio, y un reproductor que sea capaz de detectarla. Este DRM viene incluido en los lectores Blu-ray posteriores a 2012. PS3 lo tiene desde la versión 3.10 del firmware, y todas las consolas posteriores lo tienen, incluyendo Xbox One, Xbox One S, Xbox One X, PS4 y PS4 Pro. En ellas, si metemos un Blu-ray copiado, se detectará que es una copia. También hay películas en DVD que lo utilizan desde 2011.

El formato que usemos da igual cual sea, incluyendo si hacemos una copia idéntica del Blu-ray, o si usamos formatos como MP4, MKV o AVI. Si la pista de audio no se modifica para eliminar la marca de agua y lo grabamos en un disco, ésta estará presente. Cinavia es compatible con todos los formatos de audio de las películas, y es capaz de mantenerse presente aunque haya compresión con pérdidas, e incluso cuando la grabación del audio se hace con un micrófono.

En España tenemos algo de suerte con respecto a este DRM, ya que hay una amplia mayoría de pistas de audio en nuestro idioma que no incorporan Cinavia. Sin embargo, con las pistas en inglés sí que encontramos este problema, ya que es mayor el número de películas que lo utilizan, y su detección ocurrirá a los pocos minutos de la reproducción (normalmente en torno a lo 20 minutos).

DVBFab permite quitar Cinavia desde 2015

Por suerte, desde 2015 hay un programa que sí permite quitar Cinavia de las pistas de audio, llamado DVDFab. En él vienen incluidas varias herramientas que permiten eliminarlo dependiendo del tipo de disco, ya sea DVD, Blu-ray, o Blu-ray UHD. El programa es de pago, pero cuenta con un periodo de prueba de 30 días en el cual puede usarse al completo sin limitaciones.

Este programa es de los pocos que eliminan el audio sin que haya pérdidas de calidad, donde AnyDVD HD o CloneBD lo eliminan, pero habiendo pérdidas de calidad. La clave de DVDFab es que lo que hace es bajar el audio correspondiente a la película original, pero que no lleva Cinavia. Es por ello que se necesita tener conexión a Internet con el programa y el Blu-ray original para poder hacerlo, de manera que pueda cotejarse con la base de datos. Esas pistas de audio se bajan de fuentes que no tienen Cinavia, y hay formatos como Dolby Atmos de los que de momento no puede eliminarse Cinavia, por lo que se bajan pistas de audio de menor calidad, como DTS-HD. En el caso de que no haya pistas disponibles, la única opción que tendremos es hacer una copia del Blu-ray en nuestro PC para reproducirlo en forma de archivo.

La mayoría de reproductores multimedia no comprueban Cinavia

Por suerte, Cinavia es algo que está limitado sólo al contenido grabado en discos. Si reproducimos desde cualquier fuente externa como un disco duro o un pendrive, los reproductores de las Smart TV, de Android, o de PC, no realizan comprobaciones de este DRM. Por ejemplo, Kodi o Media Player Classic no tienen mecanismos de detección, de manera que pueden usarse para leer los archivos.

Por tanto, la presencia de este DRM es otro de los motivos para evitar la copia de películas Blu-ray, que aunque pueden leerse en reproductores multimedia, hay que tener cuidado a la hora de grabarlas. El problema es que no sabrás si la pista de audio de la película que has grabado tiene Cinavia hasta que hayas hecho la copia y la estés reproduciendo.

De hecho, si conectas un disco duro o pendrive al puerto USB de la mayoría de reproductores de Blu-ray, en ese caso Cinavia tampoco se activa. Si grabas exactamente el mismo archivo en un disco, entonces sí se activa la detección. Hay algunas excepciones donde hay reproductores de Blu-ray que sí comprueban la presencia de Cinavia, tales como algunos de Samsung.

La web Echoshare tiene un listado de reproductores Blu-ray que no comprueban Cinavia. El listado es el siguiente:

  • LG BD550 – último firmware BD.8.31.339.C, algunos firmwares anteriores a 300.C contenían Cinavia
  • LG BD560 – último firmware BD.8.31.339.C, algunos firmwares anteriores a 300.C contenían Cinavia
  • LG BD570 – último firmware BD.8.31.339.C, algunos firmwares anteriores a 300.C contenían Cinavia
  • Samsung BD-P1590 – último firmware v2.13 y anteriores
  • Samsung BD-C5900 – XAA firmware BSP-C6900WWB-1019.1 y anteriores
  • Samsung BD-C6900 – hasta la versión de firmware BSP-C6900WWB-1018.1
  • Sony BDP-S300 – firmware v5.30 y anterior (desconocido si v5.40 tiene protección)
  • Sony BDP-S301 – firmware v5.30 y anterior (desconocido si v5.40 tiene protección)
  • Sony BDP-S360 – último firmware 007 y anteriores
  • Sony BDP-S370 – firmware M03.R.315 y anteriores
  • Sony BDP-S550 – último firmware 020 y anteriores
  • Sony BDP-S560 – último firmware 007 y anteriores
  • Sony BDP-S570 – firmware M04.R.624 y anteriores
  • Sony BDP-N460 – firmware M02.R.123 y anteriores
  • Sony BDP-CX960 firmware v013 y anterior
  • Oppo BDP-80: todas las versiones de firmware. El reproductor no requiere Cinavia y no lo soporta
  • Oppo BDP-83: todas las versiones de firmware. El reproductor no requiere Cinavia y no lo soporta
  • Oppo BDP-83 SE: todas las versiones de firmware. El reproductor no requiere Cinavia y no lo soporta
  • Oppo BDP-93: todas las versiones de firmware. El reproductor no requiere Cinavia y no lo soporta
  • Oppo BDP-95: todas las versiones de firmware. El reproductor no requiere Cinavia y no lo soporta
  • Panasonic DMP-BD85 – firmware v1.70 con fecha 15/10/2010 y anteriores
  • Panasonic DMP-BDT350 – firmware v1.73 con fecha 22 de noviembre de 2010 y anteriores
  • Panasonic SC-BT230 – firmware 1.50 y anteriores
  • Philips BDP9600 – firmware 1.53
  • Pioneer BDP-51FD y BDP-05FD – firmware v1.70
  • Pioneer BDP-320 – firmware V3.70 y anteriores
  • Western Digital WD TV HD Media Player 1st Gen – modelo: WDAVN00 (último FW v1.03.01 y anteriores)
  • Western Digital WD TV HD Media Player 2nd Gen – modelo: WDBABF0000NBK-NESN (firmware 1.01.70 y anteriores)
  • Western Digital WD TV Live HD Media Player 1st Gen – modelo: WDBAAN0000NBK (último firmware beta v1.03.35 y anteriores)
  • Western Digital WD TV Live Plus HD Media Player 1.a generación – modelo: WDBABX0000NBK (último firmware v1.03.29 y anteriores)
  • Vizio VBR100 – firmware desconocido

En definitiva, es más cómodo tener un reproductor multimedia con Android o Windows y utilizar una app o programa para reproducir el contenido que no tenga protección. A la larga te será mejor tener un disco duro externo o un NAS con las películas que tener copias grabadas en Blu-ray, donde también ahorrarás dinero en discos.

¿Es legal piratear películas?

Lo primero que hay que dejar claro es qué es lo que entiende la ley por “piratear”. Si bien en todo caso se considera ilícito adquirir un producto audiovisual de pago de forma gratuita y saltándose la Ley de Propiedad Intelectual, el Código Penal distingue entre si hay beneficio económico o no para declararlo delito taxativamente.

En este sentido se considerará delito realizar copias ilegales de películas para venderlas después o alojar enlaces de descarga en una web de su propiedad para lucrarse. En general estará cometiendo un delito todo aquel que explote económicamente contenidos de terceros con derechos de propiedad intelectual sin autorización expresa de los mismos.