Por qué debes comprar un ordenador gaming aunque no sea para jugar

Por qué debes comprar un ordenador gaming aunque no sea para jugar

Roberto Adeva

Los requisitos de los videojuegos para PC cada vez son más exigentes para obtener una gran experiencia de juego. Esto ha provocado que la mayoría de fabricantes cuenten con una gama de ordenadores especialmente diseñados para disfrutar de todo tipo de videojuegos en el ordenador. Son los que conocemos como equipos gaming, sin embargo, su gran potencial no solo puede ser aprovechado para jugar, sino que nos permite realizar todo tipo de tareas en nuestro PC de manera rápida y fluida.

Las personas aficionadas a los videojuegos no dudan en elegir alguno de los modelos gaming que ofrecen los diferentes fabricantes, como es el caso de la familia OMEN de HP, pero lo cierto es que aquellos que buscan un ordenador para trabajar y que les ofrezca un gran rendimiento, no suelen tener en cuenta esta gama de ordenadores e incluso son muchos los que suelen descartarlos automáticamente.

Pero lo cierto es que los equipos gaming suelen ser máquinas preparadas para realizar prácticamente cualquier tarea sin ningún problema. Equipos que a nivel gráfico cuentan con las mejores tarjetas, que suelen contar con componentes hardware de última generación y muy potentes. Y es que este tipo de equipos están pensados para que los usuarios no tengan ningún tipo de preocupación a la hora de disfrutar de cualquier videojuego, aunque éste requiera de grandes exigencias para ofrecer la mejor experiencia posible.

OMEN

Por lo tanto, se trata de ordenadores muy potentes que también son de gran utilidad en ciertos ámbitos o sectores que requieren utilizar herramientas o programas muy exigentes, como es el caso de diseñadores gráficos, ingenieros o aquellos que editan vídeo incluso en 3D, por ejemplo.

Mayor potencia para cualquier tarea diaria

Hace unos años, los portátiles o equipos gaming solían ser equipos más robustos y pesados, pensados más para tener en casa y no estar cargando todo el día de aquí para allá con ellos. Sin embargo, a día de hoy, algunos fabricantes como HP, cuentan con equipos gaming mucho más versátiles.

Equipos que siguen contando con unas especificaciones muy altas, pero que además, son mucho más ligeros y pequeños. Concretamente, HP ha hecho un esfuerzo por reducir el tamaño de uno de sus portátiles gaming de referencia, el OMEN 15, llegando a reducir hasta en un 20% el tamaño, gracias a la reducción de marcos y con diseños cada vez menos estridentes.

Esto hace que los podamos destinar a cualquier tarea diaria, aunque no sean los juegos, ya que son fáciles de transportar y cuentan con un diseño cada vez más ligero y delgado. Por supuesto, sin que esto pueda afectar a su rendimiento.

OMEN

Pero no es solo por su gran potencia y por el hecho de que hoy en día sean ordenadores mucho más versátiles, ya que además, este tipo de equipos suelen contar con herramientas muy útiles en nuestro día a día aunque no seamos unos jugones. En el caso de la familia OMEN de HP, cabe destacar el Command Centter, un software integrado y específico del propio fabricante que encontramos en algunos de sus modelos y con el que es posible gestionar todo el hardware del ordenador de una manera sencilla para conseguir su máximo rendimiento en cada momento.

Un software que nos ofrece interesantes funciones, inicialmente pensadas para los gamers, pero que sin duda, son de gran ayuda para el resto de usuarios que buscan un equipo que le de las mejores prestaciones y rendimiento posible en su día a día mientras trabajan.

Entre todas ellas, hay que destacar el control de rendimiento que nos ofrece el Command Centter, que permite aumentar las revoluciones del ventilador para maximizar la refrigeración o el rendimiento en función de la configuración elegida. También cuenta con una función de potencia dinámica, que permite administrar u optimizar el uso de la CPU y GPU en función del juego o las tareas que vayamos a realizar en el equipo.

Otra opción interesante es la que nos permite dividir el tráfico de nuestra conexión en dos flujos de datos. De esta manera, podremos dirigir el tráfico más importante por la conexión más rápida, algo realmente útil para el gaming, pero también aplicable a otras tareas de la vida diaria. Eso sin olvidar la posibilidad de crear diferentes perfiles basados en las distintas actividades que vayamos a realizar en el equipo o capacidades de juego para PCs y accesorios OMEN.

Y en concreto para los más jugones…

Para los más jugones además hay que destacar otras funciones como el Coaching, My Games, y Rewards. Tres características pensadas para hacer la vida mucho más fácil a aquellos que su mayor prioridad delante del ordenador son los videojuegos. Coaching es la herramienta que ha llegado a los PCs OMEN de HP con soporte para League of Legends (con previsión de incluir más títulos) y que está basada en inteligencia artificial desarrollada por Mobalytics con el objetivo de analizar el juego y proporcionar información clave para mejorar el rendimiento del jugador.

Con MyGames, los jugadores pueden gestionar sus dispositivos y acceder a sus bibliotecas de títulos desde una ubicación central, proporcionando acceso rápido y sencillo a sus juegos favoritos, por ejemplo. Y por último, Rewards permite a los jugadores ganar premios jugando a sus títulos favoritos mientras mejoran sus capacidades y compiten con otros jugadores.