SSD: todo lo que tienes que saber del sustituto del disco duro

Reportajes

Seguro que hace ya unos cuantos años que has escuchado hablar por primera vez de los SSD. Este tipo de unidades de almacenamiento han llegado con grandes ventajas para nuestros ordenadores y otros dispositivos donde se suelen instalar, pero… ¿Sabes exactamente lo qué es un SSD y cuáles son sus características?

A lo largo de este artículo quiero hablar sobre este tipo de soporte de almacenamiento. Desde cómo funcionan, hasta sus principales ventajas frente a los discos duros tradicionales sin olvidar, por supuesto, los diferentes tipos que hay o recomendarte algunos modelos que puedes comprar actualmente.

¿Quieres descubrir todo sobre los SSD? Sigue leyendo, aquí tienes toda la información.

Qué es un SSD

SSD ¿Qué es?

Un SSD (Solid State Drive) es una unidad de almacenamiento con memoria no volatil. Este tipo de unidades se basa en chips de memoria flash, por lo que no contiene ninguna parte móvil o mecánica como ocurre con los discos duros tradicionales.

Los SSD son los sucesores de las antiguas memorias EEPROM y una de sus principales ventajas frente a éstas es que pueden escribir y leer en múltiples posiciones al mismo tiempo, algo que las antiguas memorias no podían hacer. Gracias a esto, las memorias de tipo SSD son mucho más rápidas, siendo esto una de sus ventajas que más llaman la atención la primera vez que la pruebas.

En la actualidad su uso ya está muy extendido y la mayoría de fabricantes de ordenadores utilizan este tipo de unidades de almacenamiento en sus equipos. Gracias a los avances en la tecnología los precios han ido bajando, las ventajas frente a los discos duros tienen más peso que sus desventajas y esto ha conseguido que su popularidad no deje de crecer desde que llegaron a las tiendas.

Cómo funciona un SSD

La tecnología de los SSD actuales está basada en el uso de chips de memorias compuestos por puertas lógicas NAND. Las puertas NAND está fabricadas a base de transistores de puerta flotante, que es el elemento en el que se almacenan los bits. Las memorias están organizadas en forma de matriz que es conocida como bloque y las diferentes filas que componen la matriz se les llamada páginas. El número de páginas dentro de cada bloque determina la capacidad total del SSD.

En cuanto al modo de almacenar la información, los transistores de puerta flotante tienen dos posibles estados (sistema binario): cargado o descargado. El estado cargado representa el 0, mientras que el descargado representa el 1.

Una de las características más importantes de los transistores de puerta flotante utilizados en los SSD, es que pueden guardar información aún cuando no están recibiendo energía. Gracias a esto se pueden utilizar en ordenadores con total normalidad y además también pueden ser utilizados como unidades externas para utilizar en varios equipos.

SSD vs HDD, diferencias, ventajas e inconvenientes

SSD vs HDD

Las diferencias entre ambas tecnologías saltan a la vista. Los discos duros tradicionales (HDD) están formados por una controladora, platos y un cabezal lector. Gran parte del funcionamiento de este tipo de sistema de almacenamiento es mecánico y necesita estar en constante movimiento.

Por su parte, los SSD son completamente electrónicos. No hay ninguna parte móvil y esto hace que sean mucho más rápidos en todas las aciones de lectura y escritura, silenciosos, ligeros y también resistentes a golpes o movimientos bruscos del ordenador o dispositivo en el que estén instalados.

Principales ventajas

  • Lectura / escritura más rápida, lo que mejora el rendimiento de cualquier equipo en el que son instalados donde antes había un HDD.
  • No emite ruido durante el funcionamiento.
  • No sufren con los movimientos bruscos.
  • Son más ligeros.
  • Pueden ser más pequeños.
  • Consumen menos energía.

Pero, por supuesto, no todo son ventajas en los SSD. Una de los principales inconvenientes de los SSD es que su vida útil suele ser más limitada que la de los discos duros. Este tipo de memoria tiene un número finito de posibles operaciones borrado/escritura y a partir de superar esa cifra su muerte es inminente, además, no existen síntomas de degradación, puede fallar de un segundo a otro y los datos son irrecuperables. Las copias de seguridad cobran más importancia que nunca con este tipo de unidades de almacenamiento.

También es importante tener en cuenta que su precio por GB es más caro que el de los discos duros. Algo que se va ajustando con el paso del tiempo y el desarrollo de la tecnología, pero por el momento siguen ganando los HDD.

Principales desventajas

  • Vida útil más corta.
  • Precio más alto que el de los HDD.
  • Nula posibilidad de recuperación de datos en caso de avería.

Características de los SSD

En los siguientes apartados repasamos las principales características de los SSD desde el punto de vista técnico y las ventajas que suponen para el uso en el día a día.

Tipos de SSD y su memoria

Tipos de memoria SSD

La tecnología de transistores de puerta flotante ha ido evolucionando con el paso de los años. Gracias a esta evolución estas unidades han podido ir aumentando su capacidad de almacenamiento.

Estas son los tipos de memorias que los fabricantes han utilizado hasta el momento de escribir estas líneas:

Celda de nivel individual (SLC)

La construcción de este tipo de chips se basa en obleas de silicio individuales con las que se obtiene un chip delgado y con capacidad para almacenar un bit de datos en cada celda de memoria.

Entre sus ventajas está la mayor velocidad de acceso, mayor vida útil y menor consumo energético. Todo esto se logra gracias a la menor densidad de datos, aunque en contra tiene que el coste de su fabricación es mucho más alto y la capacidad de almacenamiento es menor.

Celda de nivel múltiple (MLC)

Este tipo de chips son menos fiables y rápidos que los anteriores, pero a cambio permiten crear chips de mayor capacidad a un coste más reducido.

Para fabricarlos se utilizan varios moldes de oblea de silicio para cada chip. Esto permite almacenar dos bits por cada celda de memoria (algunos fabricantes han logrado almacenar 3 bits). Debido a esto la tasa de lectura/escritura es más baja, aunque sigue siendo muy superior a la obtenida en los discos duros mecánicos.

Celda de nivel triple (TLC)

Los chips TLC permiten almacenar hasta 3 bits en cada celda de memoria y son los más utilizados a nivel comercial en la actualidad debido al bajo coste que supone producirlos.

Uno de los puntos más negativos de este tipo de SSD es que está limitado a una vida útil de unas 1000 escrituras, aunque esta cifra expresada en tiempo siempre dependerá del uso que hagas del ordenador o dispositivo donde esté instalada.

Celda de nivel quadruple (QLC)

En este caso cada celda es capaz de almacenar hasta 4 bits, lo que permite reducir el precio de fabricar este tipo de unidades. En concreto, la tecnología QLC únicamente permite un límite de escritura/borrado de unas 100 veces, algo que hace que su vida útil sea muy muy corta. Puede ser interesante como unidad de almacenamiento de archivos estáticos, ya que no hay límite de accesos de lectura.

Conexiones de un SSD

Existen diferentes tipos de conexiones SSD que se pueden utilizar según las necesidades y las características del equipo donde vaya a ser instalado:

SATA

SSD Sata

Es el mismo tipo de conector que el de un disco duro tradicional y el más utilizado cuando se sustituye un HDD por un SSD. Con este tipo de conexión se pueden conseguir velocidades de transferencia de hasta 600 MB/s. Externamente estas unidades son parecidas a los discos duros de 2,5 pulgadas y suelen estar encapsulados en una carcasa de plástico.

NVMe

SSD PCIe

Este tipo de unidades SSD se conectan directamente a un puerto PCI-Express de la placa base del ordenador y permite alcanzar tasas de transferencia de hasta 2000 MB/s en lectura y 1500 MB/s en escritura. Externamente son muy parecidas a una tarjeta de expansión PCI-Express, como una tarjeta gráfica.

M.2

SSD M.2

Este tipo de conector es usado por unidades SSD SATA y NVMe. Las SATA tienen la misma velocidad que las unidades de 2,5 pulgadas que usan el puerto SATA III, pero las que usan interfaz NVMe alcanzan velocidades de hasta 3.500 MB/s de lectura si son PCIe 3.0, y 5.000 MB/s si usan PCIe 4.0.

Capacidad máxima de los SSD actuales

En la actualidad Numbus Data es la firma que ha presentado el SSD de mayor capacidad. En concreto la compañía ha anunciado una unidad con una capacidad de 100 TB, una cantidad enorme y que también tendrá un precio fuera del alcance de prácticamente todo el mundo cuando llegue al mercado.

Aunque los SSD de hasta 100 TB sean una realidad, el mercado está dominado por unidades que, cómo máximo, llegan hasta los 4 TB, siendo las versiones más comercializadas las de 512 GB, 1 TB o 2 TB, con precios aproximados de entre 60 y 300 €, dependiendo de la marca y el tipo de unidad. Por supuesto se comercializan otras de mayores capacidades, aunque con precios prohibitivos como unidades de 14 TB por unos 10.000 dólares.

TRIM, qué es y por qué es importante

TRIM es una tecnología que ha nacido para reducir el número de operaciones de borrado/escritura que debe hacer un SSD y así aumentar su tiempo de vida.

Esta tecnología es necesaria debido a que el proceso de borrado de archivos en una unidad SSD es complejo. En este tipo de unidades de almacenamiento es posible guardar información a nivel de filas, pero solo es posible borrar a nivel de bloques. Debido a este modo de funcionamiento, si en un bloque hay archivos necesarios, éstos deben ser movidos a otra ubicación antes de poder borrar el bloque y liberar el espacio ocupado.

TRIM permite reducir el número de operaciones de este tipo. Con esta tecnología los datos pueden ser marcados como no usados por el sistema operativo en vez de eliminados directamente. Gracias a este modo de funcionar, en caso de ser necesario el espacio que ocupan pueden ser reescritos directamente a nivel de filas, reduciendo así el número de procesos de borrado/escritura y con ello dando más tiempo de vida útil al SSD.

Durabilidad de los SSD

Vida útil de un SSD

Como ya he mencionado más arriba, existen diferentes tecnologías para fabricar SSD y la vida útil de cada una es muy diferente (igual que su precio).

Para conocer exactamente este dato de un SSD es necesario conocer el tipo de tecnología utilizado para fabricarlo y también saber el uso que se va a dar al disco. No es lo mismo utilizar un disco en un sistema donde entran y salen continuamente nuevos archivos, que en una unidad secundaria que se utiliza exclusivamente como almacén de datos. El verdadero descargaste viene por los procesos de escritura/borrado, la lectura o acceso a los datos no causa apenas desgaste.

Teniendo esto en cuenta, la mejor indicación para saber exactamente la vida útil de un SSD es fijarse en la información que proporciona el fabricante.

Normalmente los fabricantes incluyen este dato en la propia caja del SSD y en caso de que el tuyo venga integrado de serie en tu ordenador, puedes buscar el modelo exacto del SSD y consultarlo en la web del fabricante.

Los fabricantes suelen expresar esta información de, principalmente tres formas diferentes:

  • TBW (Terabytes Written): la cantidad de terabytes de escritura que se pueden escribir en la unidad antes de completar su vida útil.
  • MTBF (Mean Time Between Failures): esta cifra mide el número de horas que puede funcionar un SSD antes de que sea probable que falle y sea necesario sustituirlo por otro.
  • P/E Cycles (Program-Erase Cycle): probablemente sea el dato que menos suelen mostrar los fabricantes al ser más difícil de entender por cualquier persona. Este dato indica la cantidad de ciclos de escritura o borrado que puede soportar el SSD.

Guía de compra: modelos recomendados de SSD

Ahora que ya sabes qué son los SSD, cuales son sus ventajas y también sus inconvenientes, es el momento de elegir un modelo para tu ordenador.

En las siguientes líneas te mostramos algunos de los más recomendamos y con una muy buena relación calidad/precio.

Kingston SSD A400

Kingston SSD A400

Es uno de los modelos más vendidos de Amazon y es que tiene una relación calidad/precio brutal. Por poco más de 30 € puedes hacerte con este SSD SATA 3 de 240 GB, perfecto para mejorar el rendimiento de cualquier ordenador que funcione con un HDD y no se necesite demasiado espacio de almacenamiento.

Western Digital WDS500G2B0A

Western Digital WDS500G2B0A

Si necesitas algo más de capacidad, este modelo de Western Digital de 500 GB es también una muy buena opción a valorar. Igual que el anterior, tiene conector de SATA 3 y formato de 2,5 pulgadas, por lo que es perfecto para sustituir a un disco duro en cualquier portátil o sobremesa.

Samsung 860 QVO MZ-76Q1T0BW

Samsung 860 QVO

Este modelo alcanza 1 TB de capacidad de almacenamiento y ya se presenta como una opción muy válida no solo como disco principal para instalar el sistema operativo y los programas que necesites, sino que tiene la capacidad suficiente como para utilizarlo también como “almacén de datos”. Formato de 2,5 pulgadas con conector SATA 3 para que sea fácil sustituirlo por el disco duro actual del PC.

Crucial P1 CT500P1SSD8

Crucial P1 CT500P1SSD8

En caso de que tu equipo disponga de un conector M.2 libre, este modelo de Crucial con 500 GB de datos puede ser una opción a tener en cuenta. Un precio muy moderado para una unidad rápida y completa.

Samsung MZ-V7s500BW 970 EVO Plus

Samsung 970 Evo Plus

Samsung también está en el mercado de los SSD con conector M.2 y esta es una de las mejores opciones que puedes encontrar en las tiendas actualmente con una capacidad de 500 GB.

Escrito por Manu Iglesias

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • borjitasstoi

    prefiero mil veces las originales lo siento pero mi primo el que vende ordenadores esta empeñado en que los ssd son la gran cosa y la perfección cuando esta demostrado que en 3 años te dejan tirados y ya sabiendo esto me tiran para atras
    si el hardware es potente para que quieres un ssd para ¿dar el cante?

    • Luis

      eso de que pasa tres años y se estropea es si lo machacas todo el rato. Si le das un uso normal, dura mas años. Ni en un hdd y ssd, hay que dejar datos importantes, si encima es el soporte que usas a diario. Cuanta gente pierde los datos, por no hacer copia de seguridad

    • Los SSD eran 3 años hace 10 años atrás, ahora te duran de 5 a 7 años perfectamente con un uso normal. Todo depende de cuanto lo uses, en mi caso no compro SSD porque trabajo con archivos pesados moviendo de un lado a otro todo el tiempo y eso al SSD como que no le va ir muy bien.

      Por otro lado por muy potente que sea el HW hay mucha diferencia entre un HDD y un SSD. Es como si el PC fuera un Lambo y el HDD un ciclista que no te deja pasar, toma PC potente que no puedes usar por el HDD, en cambio el SSD seria como si tuvieras una moto que no te deja pasar que dependerá de si es PCIe, M2 o S-ATA sera como una escúter, una de gran cilindrada o una de carreras.

      Para que se entienda, imagina un juego, debe cargarse en la RAM la mayor parte del juego y eso pueden ser pongamos 5GB (y a día de hoy 5 GB me quedo corto para un juego xD), un HDD como máximo en lectura ronda los 120MB/s, 5000/120 = 40 seg. un SSD alcanza por S-ATA entre 250 y 400MB/s, es más del doble que el HDD, por M2 y PCIe ya superan 1GB/s de lectura así que el juego sera mucho más rápido en cargar.

      Otra forma de verlo es grabar, yo por ejemplo con un HDD puedo grabar en 4K/60 a 50Mbps pero eso es el limite, si intento grabar a 60Mbps ya me empieza a dar tirones porque el HDD no tiene suficiente velocidad para grabar el vídeo, el HW puede mover 4K y grabar 4K pero el HDD no puede grabar a tanta velocidad. Con un SSD podría grabar en 4K sin problemas a 100Mbps incluso. Nótese que es un ejemplo ya que 50Mbps van sobradisimos para un HDD.

      Mas formas, una descarga, con 1Gbps de internet descargando a 125MB/s un HDD no llega, lo máximo que he visto en un HDD es unos 70 – 80MB/s de escritura, en este caso te estará limitando. Otra forma más si aun no lo ves, la memoria virtual, esa que usa el HDD cuando no tienes RAM suficiente, el HDD ralentizara muchísimo el PC cuando se use el HDD, con un SSD esto no se hace tan apreciable, va lento pero no tanto. De todas formas con un SSD no es buena idea que tire de virtual.

  • Xares

    Otro problema de los SSD es que según dicen (yo no lo he probado) si lo dejas durante un par de años desconectado se pueden llegar a borrar solos. Para almacenar datos es mejor los discos duros de toda la vida, pero par instalar el S.O, juegos y programas es mucho mejor el SSD. Y los SSD tampoco duran tan poco como dicen, yo aun uso uno que compre en el 2011 y nunca me ha dado problemas, claro que el tiempo que te dure también depende del tipo de memoria que tenga el SSD.

    • Memorias FLASH (SD, MS, MMC, etc…), PenDrives, SSD y cualquiera de este tipo (eso incluye la BIOS) pasado cierto tiempo se pierden los datos por completo, un pen o memoria flash apenas aguantan unos meses, los SSD aguantan algo más pero creo que no llegan al año, evidentemente depende de la marca y componentes. El caso de la BIOS no me refiero a la configuración y reloj sino al programa de funcionamiento que verifica los componentes y demás de la placa.

      Todo esto lo he probado yo mismo, las Flash y pens a los 2 – 5 meses están caput, todos los datos perdidos, los SSD entre 4 – 8 meses mas o menos, alguno ha llegado a un año. La bios pueden pasar décadas hasta que se borre pero aquí es por las condiciones climáticas y humedad.

      Los HDD también pierden su memoria pero aquí la cosa cambia, ademas de perder la memoria quedan inservibles, al ser algo magnético con el tiempo de no usarse va perdiendo su capacidad de almacenar magnetismo tal y como pasa con las cintas de cassette, las VHS o los mismos flopply, aunque dependen de las condiciones, si está expuesto al SOL en unos 3 – 5 años seguro ya está para tirar, en caso de humedad de trastero unos 5 – 10 años, si está en lugar en buenas condiciones puede aguantar 20 años perfectamente. Lo más normal para evitar esto es cada 5 – 10 años hacer un formateo completo. Por eso no es conveniente dejar el SO instalado por muchos años y formatear, así evitas el efecto memoria y que el sector quede inservible.

      En cuanto al SSD depende del uso la vida útil con uso medio ronda los 5 – 7 años, si el uso es bajo entonces te aguantara más tiempo. Yo prefiero HDD, el SSD no me gusta, trabajo con muchos archivos (más de 10GB diarios) y escribiendo todo el tiempo así que un SSD en un año ya lo tendría fundido seguramente.

      • Xares

        Los pendrives he tenido algunos guardados sin usar durante mas de un año y nunca se me han borrado

        • Como dije depende de las condiciones, yo tengo 3 Pens, uno es de los chinos y en apenas 2 – 3 meses todo lo que tenia desaparece, otro de los que tengo es una marca conocida y no llega a un año, tenia muchos trabajos metidos y los perdí todos, y luego tengo uno cuya empresa era de las mejores en su momento y aguanta poco más de un año.

          Hay que pensar que estas memorias mantienen una carga eléctrica mínima para mantener los datos, si no se enchufa de vez en cuando al final la carga se agota y se borra todo. Para saber cuanto dura es ir probando. Hace poco le metí un linux para instalar vía USB a un PC (el malo de los chinos) y ayer en base a esta cuestión lo enchufe al PC y ya estaba totalmente vacío. Los otros dos aun mantienen el contenido ya que los enchufe a inicio de año por evitar perder la carga, igual hago lo mismo con las memorias SD y MS que tengo, enchufo un rato al lector y que se carguen. Incluso un MP3 o MP4/ipod o un marco fotográfico si no le das carga al final se pierden los datos.

  • En realidad tanto los discos duros como las unidades SSD o de Unidades de Estado Sólido, sufren desgaste. Lo que ocurre es que en el caso de los discos duros, su durabilidad es mayor por la tecnología que emplea. Ya que un disco duro es básicamente un plato de aluminio con una capa de revestimiento magnético que permite leer y escribir, hasta que dicha capa comience a desmagnetizarse, lo que empieza a generar los llamados sectores defectuosos. Y es que un sector defectuoso se da cuando el revestimiento magnético en esa zona del disco es tan débil que no se puede leer y mucho menos escribir. En general el sistema operativo considera un sector defectuoso cuando en una operación de lectura y/o escritura se tarda más de 500 ms (medio segundo) en realizar dicha operación. En realidad si tarda entre 250 ms a 500 ms, ese sector se considera que «se retrasa» o «retrasado» (respecto al tiempo normal de dicha operación) el famoso «delay» que aparece a veces. Y es digamos un sector pre-defectuoso.

    Encima la duración de los discos duros, depende de la cantidad de movimientos del eje de cabezales. Ya que no deja de ser un elemento electro-mecánico y por ende tiende a fallar cuantos más movimientos realice (por esto precisamente hay que defragmentar los discos duros, para que el movimiento de cabezales no sea tan brusco. Además que al estar todo más contiguo mejora el rendimiento, claro)

    Por otra parte las unidades SSD, tienen la enorme desventaja por su tecnología de que no pueden borrar/escribir un sector o clúster si no una serie de bloques de un tamaño determinado. Es un problema considerable porque si en un sólo bloque existen diferentes clústeres a borrar o escribir, hay que borrarlos y escribirlos todos de nuevo. Porque se escribe por bloques, no individualmente. Esto es lo que se denomina «escritura amplificada». Y por eso son necesarias tecnologías como TRIM que básicamente es decirle a la unidad SSD que clústeres no están en uso.

    Al contrario que los discos duros, las unidades SSD jamás se deben defragmentar, de hecho cuanto más fragmentada esté una unidad SSD mejor. Esto es porque la celdas de una unidad SSD tienen un límite de escrituras, como ponen mis compañeros en la noticia. Y por ende si se defragmenta se va a escribir muchas veces las mismas celdas, con lo cual provocaremos un desgaste innecesario en la unidad. Esto en realidad es porque al contrario que un disco duro, una unidad SSD su acceso, entre comillas, es instantáneo y no hay una pérdida tan abrupta del rendimiento como en el caso de un disco duro.

    En general en ambas tecnologías, depende del uso que se le de al medio de almacenamiento, y depende mucho de la calidad de la red eléctrica que tengamos en casa, sistemas de protección,… Todo esto hará que el disco duro o la unidad SSD (y cuidado que son mucho más sensibles, en esto) duren más o menos.

    Perdón por el tocho, pero era para explicároslo mejor.

    Salu2

    • Bueno, un HDD según el fabricante es posible recuperar esos sectores defectuosos o con mayor tiempo de acceso.

      De todas formas yo prefiero HDD, aparte dices mejor fragmentado y así reducir el uso de los bloques, deja que te diga que si usas Windows estás jodido ya que Windows está escribiendo y leyendo constantemente en zonas totalmente random. Me jode cuando desfragmento la unidad y al acabar le das analizar y ya tienes varios GB fragmentados de archivos de sistema, ¡WINDOWS! ¿Te puedes estar quietecito ?

      • En realidad hay dos tipos de sectores defectuosos.

        Los primeros vienen por un error de redundancia cíclica y son sectores lógicamente defectuosos. Estos se recuperan (de hecho hace unos meses recuperé un disco de 3 TB así) con un formateo a bajo nivel, que escribe ceros en toda la unidad. Tanto es así que los parámetros S.M.A.R.T en la parte referente a sectores defectuosos, recolocación, asignación… pasan a cero. Y lo ves porque el valor puro o RAW pasa a cero.

        Sectores defectuosos por errores físicos, estos son irrecuperables por métodos normales. Y los datos sólo se pueden salvar en laboratorios con «cámaras blancas» (sitio sin ningún tipo de impureza). Lo que me pasó casi a la vez que con el otro disco duro, un WD «Blue» irrecuperable y da igual que le hiciese ese formateo a bajo nivel, porque los errores seguían y los parámetros S.M.A.R.T no pasaban a cero.

        Salu2

        • Bueno, yo siempre hablo desde un daño lógico ya que físico la cosa ira de mal a peor cuanto más intentes leer los datos o repararlo.

          De todas formas el SMART que sepa no se reinicia ni con un formateo de «bajo nivel» (es un formateo normal que no impide poder recuperar los datos).

          Tengo un HDD que el SMART marco un error (RAW READ) y windows bloquea la unidad y pide reemplazar, funciona perfectamente, ningún sector dañado ni nada malo, a pesar de darle formatear normal, como gutmann (que es supuestamente ese «bajo nivel» con 35 pasadas a 00) el SMART sigue marcando lo mismo.

          La verdad que me gustaría resetear el SMART para quitar ese fallo incorrecto.

          • Si se reinicia si los sectores defectuosos son lógicos. De hecho se sabe con CrystalDiskInfo, me pasó de poner que el disco estaba en riesgo, con varios parámetros relacionados con los sectores del disco, como anómalos (pasó de 200 a 194 como peor valor en los sectores recolocados. Es decir que hubo seis cambios a peor en los parámetros) y después del formateo a bajo nivel, el disco me aparece sin riesgo en el CrystalDiskInfo (en verde, y los sectores corregibles y recolocados en datos puros o RAW que ponía 167 y 28 respectivamente (en decimal). Ahora pone 0 en RAW y 200 de nuevo como peor valor).

            Eso sí sólo se reinician estos parámetros no todos, la vida del disco, y el resto de parámetros siguen igual.

            Salu2