Renderman: el programa gratuito con el que Pixar hace sus pelis

Renderman: el programa gratuito con el que Pixar hace sus pelis

Érika García

Fue en 1974 cuando los jovencísimos Edwin Catmull y Alvy Ray fundaron un pequeño estudio de computación gráfica en Nueva York con el que produjeron una cinta experimental llamada ”The Works”, aunque su objetivo estaba claro: crear el primer largometraje creado íntegramente por ordenador.

Pocos años después, el aclamado director George Lucas conoció a Alvy Ray y le ofreció trabajo en su productora, Lucas Films, donde fundaron una división llamada “The Graphics Group”, dedicada al desarrollo de la tecnología para los efectos especiales de las películas de Star Wars.

Tras años trabajando en la mejor tecnología para producir gráficos computacionales, acabaron desarrollando el software de renderizado “Renderman” con el que más tarde se desarrollaron algunas de las películas animadas más sonadas de la historia del cine y la primera de la historia creada íntegramente por ordenador: Toy Story.

En 1986, Catmull y Ray fundaron compañía Pixar mientras buscaban financiación para continuar con el proyecto. Steve Jobs terminó comprando e invirtiendo en la empresa para que esta tuviera capital para desarrollar sus propios proyectos sin depender de terceros. Jobs hizo de puente entre Pixar y Walt Disney Studios para que la gran compañía de cine se interesara por ellos y finalmente en 1995 se estrenó conjuntamente en los cines de todo el mundo «Toy Story».

¿Qué es Renderman?

Pixar RenderMan es un motor de renderizado como Vray, Brazil o Lightscape con el que se han creado grandes películas conocidas por todos como «Toy Story», «Coco» o «Los Increíbles».

En 20o1 Pixar ganó un Oscar de la Academia de Mérito Técnico con la utilización de este programa. Desde 2015 Pixar liberó este software para que cualquier usuario pudiera utilizarlo, pero eso sí, no se puede utilizar para proyectos comerciales. Esto significa que cualquiera puede descargar, instalar y utilizar este programa para su uso y disfrute personal y también para investigación y desarrollo de herramientas o educación. De hecho, Renderman se utiliza y enseña en muchas escuelas de diseño en la actualidad.

Pixar RenderMan se actualiza muy a menudo, aunque en ocasiones esas actualizaciones son menores. La última actualización mayor del programa es la 23 que ya está disponible para descarga para todos. Esta versión es compatible con los sistemas operativos de Windows 8.1 y superior de 64 bits, MacOS 10.13 y superior y CentOS/RHEL 7.2 Linux y superior.

Las integraciones a través de plug-in son compatibles con los programas informáticos dedicados al desarrollo de gráficos 3DMaya 2018.3 y superior, Katana 3.0 y superior y Houdini 17.0 y superior. Según la configuración de nuestro equipo el programa tendrá un peso de entre 500 MB y 1 GB.

La versión no comercial del software se suele actualizar a la par que la versión comercial tiene marcas de agua ni limitaciones, aunque caduca cada 120 días.

¿Puedo usar Renderman sin conocimientos previos?

Lamentamos decirte que no, este tipo de herramientas profesionales tan específicas requieren de una formación previa para poder utilizarlas. Sin embargo, si tienes interés en aprender Pixar ofrece un montón de tutoriales explicativos que te enseñan paso a paso cómo dominar su software.

Por ejemplo, tienen este vídeo con el que te explican cómo empezar desde cero completamente, aunque no tengas ni idea de cómo funciona. En el vídeo te explican cuáles son los primeros pasos a seguir sin volvernos locos, ya que como apuntan en algunos foros de expertos en la materia, se trata de un programa que no es demasiado intuitivo. El video te enseña paso a paso cómo crear una escena base, añadir sombreadores, luces y cuáles son los puntos claves de su interfaz. Además, te explica cómo puedes comprobar tus resultados con una previsualización.

Si queremos usar Renderman para proyectos comerciales y olvidarnos de la versión gratuita el precio de la licencia es 595 dólares y su mantenimiento anual es de 250 dólares.

¡Sé el primero en comentar!