Qué hacer si Steam no se abre en Windows 10

Software

Que Steam es la distribuidora de videojuegos en formato digital más utilizada en gran parte del mundo desde hace tiempo está claro, sin embargo, son muchos los usuarios que al intentar abrir algún juego o la propia plataforma, se encuentran con algún problema de manera frecuente. Lo cierto es que son muchas las causas por las que puede ocurrir esto, desde un simple fallo de nuestro ordenador o en la conexión hasta problemas más graves. A continuación, vamos a mostrar qué hacer si Steam no se abre en Windows 10.

Recomendaciones y pasos a seguir si Steam no se abre en Windows 10

Problemas con el propio cliente

Lo primero que se le vendrá a la cabeza a muchos usuarios es forzar el cierre de Steam y volver a lanzarlo otra vez para ver si todo se soluciona. Por lo tanto, lo primero que podemos probar es abrir el administrador de tareas de Windows, buscar todos los procesos relacionados con Steam y Finalizar las tareas. Una vez hecho esto, volvemos a lanzar de nuevo la aplicación y comprobamos si se abre con normalidad o seguimos con problemas.

Es posible que el propio cliente de Steam o alguno de los juegos sean los causantes del problema que impide que Steam se abra correctamente en el ordenador. No obstante, puede que el problema esté relacionado con los permisos de nuestro ordenador, por lo tanto, lo único que tenemos que hacer para ver si se soluciona el problema es probar a ejecutar Steam con permisos de administrador.

Para ello, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre el acceso directo de Steam y seleccionamos la opción Ejecutar como administrador. Esto debería abrir Steam en nuestro equipo sin ningún problema, no obstante, si Steam no se abre entonces debemos buscar otra solución.

Actualizar Steam y Windows 10

Una versión antigua de Steam o de Windows 10, puede estar provocando el error que hace que Steam no se pueda abrir en nuestro PC. Por lo tanto, es recomendable comprobar si existen nuevas versiones del cliente de Steam, así como comprobar si tenemos actualizaciones pendientes de instalar en Windows 10.

Para comprobar si tenemos Steam actualizado correctamente, basta con ir a la opción Steam > Comprobar si existen actualizaciones del cliente de Steam y en caso afirmativo, debemos instalar la última versión disponible.

Son muchos los usuarios que han reportado que Steam no se abre en su PC con alguna versión concreta de Windows 10, por lo que, nunca está de más comprobar si tenemos actualizaciones pendientes de Windows 10 y en ese caso, debemos instalarlas para comprobar si el problema se soluciona.

Problemas de conexión

El cliente Steam accede a nuestra cuenta de manera distinta a como lo hace desde el navegador web, por lo tanto, es posible que desde el navegador no haya ningún problema, pero desde el cliente sí. Por lo tanto, conviene comprobar que la configuración de red sea compatible con Steam.

Para ello, debemos comprobar el estado del servidor de Steam, ya que puede que en el momento en el que estamos tratando de abrir Steam en el PC, el servidor tenga algún problema y no podamos conectarnos a él.

Otro problema de los que nos podemos encontrar a la hora de abrir Steam puede que tenga que ver con nuestro router. Las conexiones inalámbricas pueden causar ciertos fallos intermitentes por falta de señal o incluso interferencias que puede que causen este tipo de errores. Por lo tanto, si Steam no se abre, debemos probar a conectar nuestro equipo al router a través de un cable Ethernet y ver si el problema continua.

Otros agentes que pueden interferir en el correcto funcionamiento de Steam son los firewalls o cortafuegos. Una configuración incompatible con el uso del cliente de la plataforma de juegos puede estar provocando que Steam o cualquier juego no se pueda abrir en nuestro PC. Consulta el uso del un cortafuegos con Steam desde este enlace a la web oficial de la plataforma.

Por supuesto que, cualquier virus o malware con el que hayamos sido infectados, puede ser el responsable de que Steam no se abra. Por lo tanto, es conveniente pasar un buen antivirus a nuestro equipo para tratar de limpiarlo de todo este tipo de amenzas y comprobar si después de esto el cliente se abre correctamente.

Programas que interfieren con Steam

Existe también la posibilidad de que ciertas aplicaciones que se estén ejecutando en nuestro PC puedan afectar negativamente al uso de Steam o el rendimiento de los juegos. Algunos programas, incluso pueden provocar otra serie de problemas más serios como el bloqueo de la aplicación o la pérdida de conectividad. Por eso, es conveniente revisar los programas o aplicaciones que pueden interferir con Steam y proceder con su configuración correcta, o bien cierre y desinstalación de los mismos.

Los tipos de aplicaciones que pueden interferir negativamente en el uso de Steam pueden ser varios. Los antivirus son uno de ellos, ya que son herramientas que pueden afectar a las operaciones de disco y red y causar problemas con Steam. Incluso algunos juegos, que utilizan tecnología de protección contra copia, pueden ser detectados como software malicioso por muchos antivirus y generar falsas alarmas.

Si Steam no se abre en Windows, puede que también sea porque estamos haciendo uso de una VPN. Y es que este tipo de herramientas, pueden provocar que el cliente Steam no pueda acceder al servidor y por lo tanto, no se abra en nuestro equipo. En esta situación, lo que debemos hacer es configurar nuestra VPN correctamente para permitir el tráfico de Steam y sus juegos, o bien desactivarla para hacer uso de ella.

Steam no se abre

Cómo hemos mencionado en el punto anterior, el uso de firewalls o cortafuegos también puede afectar al funcionamiento correcto de Steam, por lo que conviene consultar el uso de este tipo de herramientas junto el cliente de la plataforma de videojuegos.

Steam no se abre o puede que esté provocando este problema el uso de herramientas Anti-spyware en el equipo. Este tipo de software puede impedir que el cliente de Steam reciba actualizaciones o incluso que no pueda conectarse a los servidores de contenido de la plataforma.

Mucho ojo también tenemos que tener con clientes P2P, ya que este tipo de programas suelen consumir gran parte de nuestro ancho de banda y recursos del sistema si no están configurador correctamente. Esto puede afectar sin duda a las conexiones de Steam, al tráfico o los recursos que requiere la plataforma para su correcto funcionamiento. Por lo tanto, no es recomendable tener abierto cualquier cliente P2P mientras queremos jugar a cualquier título en Steam.

Al igual que ocurre con los programas P2P, si usamos aplicaciones con conexiones FTP y servidores web también pueden interferir con Steam, al igual que aquellos programas que están diseñados para limitar el tipo de tráfico que se envía y reciba a través de nuestra red.

Desinstalar y volver a instalar Steam

No hay duda que desinstalar y volver a instalar Steam nos puede ayudar también a solucionar le problema que hace que Steam no se abra en Windows 10. Para ello, lo único que tenemos que hacer es abrir el panel de control > programas, seleccionar Steam y esperar a que se ejecute el proceso de desinstalación.

Una vez finalizado, vamos a la página oficial de la plataforma de juegos, descargamos Steam y procedemos con su instalación. Ahora ya podemos comprobar si Steam no se abre o hemos acabado con el problema.

Escrito por Roberto Adeva

Fuente > ADSLZone