Photoshop vs GIMP: diferencias y qué programa es mejor para editar fotos

Software

Cuando hablamos de editar fotos, Photoshop es el primer programa que le viene a la mente a todo el mundo. Es el mejor editor del mercado, ofreciéndote posibilidades creativas infinitas para fotos, logos, o texto. Sin embargo, el programa es de pago, y la mejor alternativa gratis que hay es GIMP (GNU Image Manipulation Program). Vamos a analizar las principales diferencias entre uno y otro y cuáles son sus fortalezas.

Photoshop vs GIMP: comparativa entre el mejor programa para editar fotos gratis y el mejor de pago

Photoshop no sólo fue el primer programa que permitía editar fotos de manera profesional, sino que además ha sido siempre el mejor. Ese es el motivo de que la mayoría de tutoriales o empresas lo utilicen, ya que tiene 29 años a sus espaldas. Tanto es así, que el propio verbo «photoshopear» o «chopeo» es el que se usa para hablar de una foto editada.

photoshop vs gimp

El programa ha ido mejorando versión tras versión, y el ser tan complejo echa para atrás a muchos usuarios. Por ello, GIMP suele ser la mejor alternativa totalmente gratuita y fácil de conseguir sin muchas complicaciones, y que permite realizar una gran variedad de ediciones en las fotos.

Precio

La primera diferencia entre ambos programas es el precio. Descargar GIMP es tan fácil como ir a gimp.org/downloads y elegir la versión torrent o de descarga directa. En el caso de Photoshop, tenemos que pagar. La opción más cómoda es la del plan fotográfico de Adobe, que incluye Photoshop y Lightroom por 12,09 euros al mes, con prueba gratuita de 30 días.

Curva de aprendizaje e interfaz

La curva de aprendizaje de uno y otro programa es ligeramente diferente, pero en esencia es muy parecida. En Photoshop la curva de aprendizaje es quizás más alargada, ya que aunque hay algunas herramientas que te facilitan su uso de primeras, pero para ser un maestro es necesario echarle cientos de horas, siendo recomendable hacer un curso o ver multitud de tutoriales.

GIMP no es tampoco fácil de usar, y de hecho es complicado encontrar tantos tutoriales como los hay para Photoshop. En las manos adecuadas se pueden conseguir los mismos resultados que en Photoshop con GIMP, pero requiere hacer las cosas de manera diferente. Photoshop tiene el punto extra de que tiene soporte técnico dedicado, y con GIMP te vas a tener que buscar la vida si te quedas atascado o no encuentras una función.

A nivel de interfaz, ambos son muy parecidos, ya que GIMP se basa un poco en el aspecto de Photoshop, ofreciendo modo oscuro y menús y barras con iconos de forma muy parecida a la de Photoshop. En ambos casos puedes esconder partes de la interfaz para que no te llenen la pantalla. Tradicionalmente GIMP contaba con muchas ventanas en lugar de integrarlo todo en una interfaz, y poco a poco han ido tendiendo a esto último.

Aunque sean muy parecidos, es importante que elijas bien con cuál quieres aprender, ya que una vez aprendas a manejar uno vas a tener que acostumbrarte al otro si quieres cambiar. Además, GIMP requiere instalar diversos plugins para abrir algunos formatos, como darktable para abrir fotos en RAW.

Funcionalidades

A pesar de ello, las funcionalidades básicas las tenemos cubiertas, pudiendo añadir texto, realizar retoques en las fotos relacionados con el contraste, brillo, exposición, color, curvas de nivel, etc. En ambos programas encontramos cientos de funciones que podemos combinar para crear el mejor contenido posible. De hecho, a no ser que seas un gran profesional, como un diseñador o un fotógrafo avanzado, en ambos programas encontrarás las mismas funciones para conseguir los mismos resultados.

Así, Photoshop es el más completo, y GIMP hace un buen trabajo replicando su repertorio, pero hay muchas funciones que se escapan. Por ejemplo, Rellenar según el contenido (Content-aware Fill) no está disponible en GIMP por ser una función exclusiva de Photoshop, y que además ha potenciado aún más en CC 2019. Esta función, que rellena huecos en fotos sin tener que usar el tampón de clonar, es ideal para eliminar contenido que no quieres ver en una foto, como personas, nubes o un sinfín de objetos.

A su vez, Photoshop tiene tres tipos de pinceles, mientras que GIMP solo tiene uno. Esto implica lo que decíamos antes: se pueden conseguir los mismos resultados, pero requiere un mayor esfuerzo. También es posible añadir esta función de Rellenar según el contenido con un plugin.

A la hora de editar fotografías, los menús de Photoshop son más completos y sencillos de usar, sobre todo con Lightroom o Camera Raw. Con GIMP estás obligado a ir modificando capa por capa. Además, si quieres una mayor gama de colores, GIMP no soporta el modelo de color CMYK, algo que Photoshop sí. A todo esto hay que sumar que Photoshop, además de ser el estándar de la industria, se integra con otro software de la compañía, por lo que si quieres aprenderlo con fines comerciales, es mejor que uses Photoshop directamente.

Una funcionalidad que Photoshop debería mejorar y en la que GIMP le supera es la posibilidad de sincronizar ajustes entre varias fotos. Aunque Lightroom permite esto de manera facilísima, el proceso de las Acciones en Photoshop es muy tedioso y difícil, no pudiendo replicar con facilidad las modificaciones hechas en una foto a otra. Otra ventaja de GIMP es que es Portable y puedes llevártelo donde quieras en un pen drive sin tener que instalarlo.

Rendimiento y facilidad de uso

Como hemos dicho, vas a necesitar probablemente cientos de horas para ser un maestro con ambos programas. En Photoshop, sin embargo, esas horas de uso tienen un rédito mayor por tener más funcionalidades, y porque muchas de ellas permiten retocar, editar o crear contenido más rápidamente. Hay infinidad de tutoriales que nos explican qué hace hasta la función más básica, además de que hay guías de uso básico para familiarizarnos más rápido con ambos programas.

A nivel de rendimiento, Photoshop rinde mucho mejor que GIMP. Con este último, de hecho, verás cómo la imagen se va renderizando por partes en muchas ocasiones, como al ocultar una capa o al hacer un ajuste como el de brillo o contraste. Photoshop es fluido y no da ni un solo tirón. Además, Photoshop está cada vez mejor optimizado para ordenadores de bajos recursos, algo donde hasta ahora ganaba GIMP, aunque este último consume poquísima memoria RAM. GIMP, a diferencia de Photoshop, está disponible en Linux, mientras que Photoshop sólo está disponible en Windows y macOS.

Otro punto a favor de GIMP es que el programa ocupa muy poco, con una descarga de sólo 200 MB. Photoshop, por su parte, ocupa unas diez veces más.

Plugins

Los plugins nos simplifican mucho la vida. En este departamento gana Photoshop de calle, a pesar de que GIMP soporta algunos de los que están disponibles para Photoshop. Estos plugins nos ayudan a hacer cosas que no podríamos hacer sin ellos, o que nos llevarían decenas de minutos e incluso horas.

Uno de ellos es Portraiture, que permite suavizar la piel eligiendo presets. Si no usamos el plugin, tenemos que ir haciendo máscaras e ir «pintando» sobre la piel con diversos formatos de fusión de capas para suavizar la piel. Esto da un resultado más profesional, pero si tienes que hacérselo a cientos de fotos normalmente es más cómodo usar un plugin y automatizar la acción. Otros plugins muy populares son ON1 Effects, Photolemur y Luminar, los cuales son exclusivos de Photoshop y que pueden llevar tus fotos a un nivel que probablemente no puedas si eres principiante.

Conclusión

En definitiva, la conclusión es muy lógica: Photoshop es mejor en todo, rendimiento, facilidad de uso, plugins y funcionalidades. A pesar de ello, es de pago, y si no vas a usar todas las funcionalidades y simplemente quieres empezar a tantear con la fotografía o la creación de contenido, con GIMP tendrás más que suficiente.

Eso sí, recuerda que, si finalmente vas a pasarte a Photoshop, es mejor empezar directamente en él para no tener que adaptarte posteriormente. GIMP sigue creciendo con actualizaciones gratuitas y plugins desarrollados por la comunidad para replicar muchas de sus funciones, pero siempre va a ir un paso por detrás en la gran mayoría de funcionalidades.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone

  • He usado los dos y sinceramente me parecen iguales, puedes hacer lo mismo tanto en Photoshop como Gimp. Aparte Gimp ofrece un rendimiento muy bueno comparado a Photoshop, sobretodo si usas LINUX donde Windows es un lastre. La última versión 2.10 mejora muchísimo aunque cambia muchos menús y opciones.

    También hay que tener en cuenta las diferencias de PAGO y GRATIS, pero si puedes usar la versión gratis no uses la de pago, te ahorras una pasta o si no has pagado por photoshop pues no eres tan piratilla xD.

    Lo mismo que antes usaba Cinema 4D y de lujo (1000 pavos al año), pero tras descubrir Blender el cambio fue radical, mucho más fácil el aprendizaje y los renders mucho más rápidos y realistas sin necesidad de dejarte un pastón en el programa de C4D y no pague por el VRAY porque ya me parecía una burrada pagar 1000 napos.

    Para gustos colores pero por mi parte si tienes alternativas gratuitas úsalas. Igual hace poco descubrí el programa VSDC Free Video Editor, es como usar el After Effects, aunque tiene algunas limitaciones haces lo mismo y sin marcas de agua.

    • menxo

      yo he usado los dos y pienso lo contrario. ni siquiera corel psp se le acerca.

      • Es curioso pero me he dado cuenta de que todas las personas que trabajan con la versión de pago y no han tocado, o intentado o solo lo han abierto una vez en su vida por unos minutos para probarlo o por no tener otro remedio usar la versión alternativa gratuita (de cualquier programa) acaban diciendo lo mismo.

        Que no se parecen, que es mil veces mejor la de pago….

        Sintiéndolo mucho, he usado por años Photoshop y en su momento Gimp se quedaba muy atrás pero actualmente GIMP hace prácticamente lo mismo que PS y su rendimiento es genial.

        Como decía es como Blender, hace unos años cualquier otro programa le daba mil vueltas pero ahora Blender compite muy bien y cada vez se plantea más usarlo en películas y series de TV para los efectos 3D. No tiene nada que envidiar.

        Todo es cuestión de probar y adaptarse al programa y no comentar desde versiones antiguas ya que eso también es un punto malo para comparar. Hasta hace poco usaba Gimp 2.8 y el salto a 2.10 es brutal.

    • Brokenrosexdoll

      Quzás sea la experiencia, he probado Photoshop y Gimp tanto en Linux como en Windows donde por cierto va fatal, pero aún se puede trabajar con el, he hecho fotomontajes, folletos y retoques con ambos y para nada son iguales, en rendimiento y funciones Photoshop le gana, además algo que nunca me ha gustado de trabajar con Gimp es lo que el post menciona, siempre se ve como se va renderizando la imagen y los pinceles se arrastran demasiado, para algo ocasional puede servir pero honestamente prefiero trabajar con Photoshop, me saca menos de mis casillas.

      • Todo es adaptarse y depende de la versión que uses de Gimp, entre usar 2.8 a 2.10 el salto es bestial, y si entre usar Windows y Linux hay una diferencia muy grande, Linux no se traga tanto como Windows lo cual responde más rápido. Yo lo utilizo para hacer texturas y retoques y sin problemas, hago lo mismo que con photoshop y siempre tienes complementos y addons gratuitos para añadirle funcionalidades. Es que eso depende más de adaptarse y acostumbrarse, al final tiene las mismas funciones pero es evidente que habrá diferencias entre un software gratuito y uno de pago.

        • Brokenrosexdoll

          ¿Adaptarse? ¿a que? ¿a los tirones que da cuando se edita una imagen?, ¿al eterno problema de los cuelgues provocados por la carga de las fuentes?, ambas herramientas me parecen buenas hasta cierto punto, pero es innegable que Gimp aun tiene ciertas deficiencias que por cierto en la ultima versión persisten, el problema de que vaya mal en Windows no es Windows sino el toolkit con el que se programa (GTK), cuando uso Gimp hecho de menos el lazo magnético y las herramientas de deformación de imágen entre otras, decir que tiene las mismas funciones es un poco arrogante, coo he dicho, uso ambas herramientas dependiendo el caso, pero sin duda me quedo con Photoshop.

          • No te lo tomes a mal pero da la sensación que no has usado Gimp en mucho tiempo.

            A mi no se me cuelga el programa con nada, el que si se cuelga con las fuentes es el PAINT que puede tirarse hasta 10 minutos pero Gimp no, pongo la herramienta, escribo el texto y pongo la fuente, tamaño y color que quiero sin problemas. Otra cosa es que tengas millón de fuentes en tu sistema, entonces normal que se cuelgue pero eso te pasara con cualquier programa. Si quieres sufrir cuelgues prueba el InkScape, eso si que se cuelga por cualquier cosa xD.

            El «lazo magnético» y el «deformador de imágenes» están allí, nunca los han eliminados. De hecho está semana hice un icono de un papel doblado y puse el texto con el deformador para hacer el efecto de que es parte del papel doblado y sin problemas, y el lazo para arreglar una imagen de un logo, seleccionar solo una parte y modificarla sin alterar el texto y fondo.

            Uso bastante el Gimp para arreglar y mejorar imágenes e iconos de páginas webs

            En Windows no va mal, solo es que es un poco más lento en arrancar y aplicar filtros y demás si la imagen es muy grande, en Linux va mejor en este sentido, pero no es el único programa, pasa igual con otros como Blender e incluso en juegos.

  • Alvaro

    Yo creo que no es cuestión de piratear por piratear, no se si me explico, para muchas cosas en retoques de fotos que hace mucha gente Gimp llega perfectamente. Como llega para cosas mas basicas el Paint.Net que yo uso tambien bastante. Al final es lo mismo que se podria decir del Office, aunque salga gratis piratear Microsoft Office, para que piratear si llega con LibreOffice. En lo que a alternativas gratis yo creo que hay que dar el paso, quedarte solo con LibreOffice, Gimp o el que sea, y tirar para delante aunque cueste adaptarte al principio.

  • Antonio Arjona

    Ambas son herramientas multiproposito, pero No es mejor en todo PS. Gimp puede trabajar a una profundidad de 64 bits, su rendimiento es muy superior si se ejecuta en entornos gráficos basados en X-Windows de Unix como es Mac y Linux, y está claro que el tema de filtros es superior en Gimp, pues son editables la totalidad de sus variables, mientras que en PS no tanto, e incluso en algunos filtros de uso frecuente da risa
    uno de los platos fuertes de Gimp son sus pinceles procedurales.
    Dispone de 2 métodos de inversión de color y otro más de inversión de valor que son una gozada.
    Las diferencias entre ambos programas son muy marcadas, y es que el propósito general de ambos es distinto:
    Gimp está diseñado para la creación de imágenes con una enorme gama de filtros pensados para recrear materiales y texturas, efectos de luces, transiciones de alta calidad, efectos de alto rango dinámico etc, rotación de color, mapas de color por paleta, por degradado, incluso por imagen, y un largo etc que PS sencillamente no tiene ni va a tener porque esta dedicado a la edición y el flujo de trabajo.

    Asi y por tanto, todo depende de a qué te dediques.

  • Antonio Arjona

    Kirita es un programa de ilustración, o, como sus desarrolladores dicen de dibujo, es magnífico pero no es de retoque fotográfico

  • Rafael Linux User

    Es lo de siempre. No es la herramienta, es saber usarla.