Todo sobre el coche eléctrico: modelos, precios, coste y puntos de recarga

Motor

El coche eléctrico ya no es cosa del futuro. Se ha convertido en parte del presente y ya coexiste con vehículos diésel y gasolina. Y entre los dos ‘extremos’ están los electrificados, es decir, los híbridos enchufables y no enchufables, además de las alternativas de gas; tanto gas licuado de petróleo GLP como gas natural GNC. En esta guía te explicamos todo lo que necesitas saber: desde la normativa hasta las ventajas de estas nuevas formas de movilidad, pasando por los mejores coches eléctricos que tienes ahora mismo a tu alcance, y mucha más información.

Las ventajas del coche eléctrico

Los coches eléctricos, al menos por el momento, tienen ciertas ventajas. Y no solo los eléctricos puros, sino también los híbridos; en definitiva, todos los que según la Dirección General de Tráfico están etiquetados como Cero Emisiones o como Eco, que son los siguientes:

  • Cero Emisiones: coches eléctricos puros, eléctricos de autonomía extendida e híbridos enchufables con autonomía eléctrica mínima de 40 kilómetros.
  • Eco: híbridos enchufables con autonomía eléctrica inferior a 40 kilómetros, híbridos no enchufables, gas natural GNC y gas licuado de petróleo GLP. Si cuentan con motor térmico, los gasolina deben ser Euro4 como mínimo, y los diésel Euro6.

Las ventajas de los coches eléctricos, y de los Eco anteriormente mencionados, dependen de los ayuntamientos, luego podemos tener unos u otros beneficios según nuestro lugar de residencia. En cualquier caso, lo más habitual es que estén extentos de pago del impuesto de matriculación y que además cuenten con una bonificación de hasta el 75% del impuesto de circulación durante toda la vida en eléctricos e híbridos enchufables, y durante los primeros seis años –desde la primera matriculación- en modelos GPL y GNC.

También podremos circular por el carril BUS VAO, y acceder al centro de la ciudad en situaciones de restricción de tráfico por episodios de alta contaminación. Estaremos exentos de pago en peajesen algunos, en otros hay descuento- en los días laborables, y exentos de pago de aparcamiento o con descuento.

Movilidad más barata: ¿cuánto cuesta ‘recargar’ un coche eléctrico, frente a uno con motor térmico?

El precio de recargar un coche eléctrico depende de la capacidad de sus baterías, y el gasto variará en función del consumo medio del mismo, y por supuesto del uso. En cualquier caso, considerando un Tesla Model X 100D como ejemplo contaremos con 100 kWh para 565 km de autonomía. Con esta capacidad de batería, a día de hoy nos costaría 13,675 euros una carga completa en casa, según el precio medio del día; es decir, que tendríamos 41,3 km/€.

¿Y en un gasolina, o en un diésel?

En un coche gasolina, con un SUV parecido al de Tesla, el consumo medio estará en una horquilla entre los 7 a 10 l/100 km, luego consideraremos una media entre ambos valores para hacer cálculos con la autonomía, la capacidad del depósito, y los precios del gasolina, y en torno a 1 l/100 km menos en un coche diésel. Con un consumo de 8,5 l/100 km, que tendría mucho sentido, necesitaremos 48 litros de combustible aproximadamente; y con 7,5 l/100 km necesitaríamos 42 litros de diésel.

Teniendo en cuenta los datos anteriores, 48 litros de gasolina nos costarían hoy 65,2 euros; y 42 litros de diésel nos llevarían a pagar 54,4 euros. Es decir, que respecto a un coche gasolina nos ahorraríamos en torno a 51,5 euros por ‘depósito’, y frente a un coche diésel, el eléctrico nos haría ahorrar 40,72 euros aproximados por ‘depósito’. Evidentemente, el gasto en movilidad es notablemente inferior en un coche eléctrico frente a un vehículo convencional, con motor térmico.

Un mantenimiento mucho más sencillo, y también más económico

En un coche eléctrico hay hasta un 90% menos de componentes que en un equivalente con motor diésel o gasolina, de tal modo que los costes de mantenimiento son inferiores. No hay aceite de motor, ni correas, ni embragues, y la cantidad de filtros es más reducida. Los frenos sufren menos por el sistema regenerativo, y las revisiones periódicas rondarán un 50% de ahorro.

En 200.000 kilómetrosen un diésel o gasolina nos habrá supuesto un gasto aproximado de 10.000 euros en revisiones, mientras que en un coche eléctrico estaríamos hablando de en torno a 8.000 euros. De nuevo, depende mucho del uso y del modelo, pero son valores aproximados que podemos tomar como referencia.

Dónde cargar tu coche eléctrico: mapa con todos los cargadores de España

Si tienes o te vas a comprar un coche eléctrico, lo más interesante es empezar por un cargador rápido doméstico. Puedes usar un enchufe convencional en tu garaje, pero el tiempo de recarga será elevado y el gasto de uno de estos cargadores rápidos –wallbox- puede rondar los 500 euros, pero lo agradecerás. Y una vez que tengamos nuestros propio punto de carga asegurado –si disponemos de aparcamiento con toma de corriente-, entonces nos conviene pensar dónde cargar nuestro coche eléctrico igual que repostaríamos un diésel o un gasolina. Y lo tienes fácil, y cada día más.

Electromaps tiene el mapa más completo –actualmente- sobre puntos de recarga para coches eléctricos. Puedes consultarlo a través de Internet, o en su página web, y también en app para iOS y Android. En esta aplicación aparece dónde están ubicados todos los puntos de recarga para coches eléctricos, pero también los detalles sobre el mismo: si son de libre acceso, de pago o no, su horario, y también las prestaciones de la conexión por la velocidad de carga y compatibilidad con los diferentes estándares.

Los coches eléctricos de 2019: modelos y guía para comprar tu coche nuevo

Tesla

Tesla es la referencia –en la actualidad- en coches eléctricos, y cuentan con tres modelos: Model S, Model X y Model 3. Un SUV, un sedán y una berlina con precios desde 40.000 euros y hasta más de 100.000 euros, pero ofreciendo una excelente autonomía en toda su gama. Además de lo relativo a la propulsión eléctrica, Tesla es un fabricante destacado en el aspecto tecnológico, con la mayor pantalla de infotainment del sistema, instrumentación digital de serie y mucho más.

Mercedes (y Smart)

Mercedes cuenta en su gama con un único coche eléctrico puro, que es el Mercedes EQ-C. Un gran SUV con batería de 80 kWh para 450 km de autonomía, y otras prestaciones como sus 408 CV de potencia máxima. Este modelo tiene un precio 79.100 euros de acceso, pero en Smart tienen dos modelos más económicos: el Smart EQ fortwo y el Smart EQ forfour a partir de 23.500 euros con una autonomía de hasta 160 km. Evidentemente, los de Smart son modelos enfocados al uso urbano.

Volkswagen

La alemana Volkswagen está preparando un importante despliegue de coches eléctricos; mientras tanto tiene en su gama el Volkswagen e-Golf y el Volkswagen e-Up!. Sus precios parten desde 28.000 euros con una autonomía de 150 kilómetros. De nuevo, coches con los que plantearse salir de la ciudad es complicado. Pero la próxima generación de eléctricos del fabricante, arrancando con el Volkswagen ID, partirá desde más de 300 km de autonomía y con una construcción completamente nueva.

Hyundai

El Hyundai Ioniq EV tiene un precio que parte desde los 29.000 euros, aproximadamente, con algo más de 280 km de autonomía. El Hyundai Kona EV, más moderno, ya alcanza hasta los 482 km de autonomía y con un precio de partida de 35.000 euros. Aunque sigue siendo caro, el Kona en su versión eléctrica es uno de los coches eléctricos más interesantes del mercado. Y entre los SUV, el que mejor relación calidad – precio ofrece, aunque en un segmento inferior a la mayoría de los modelos disponibles.

Jaguar

En Jaguar están estudiando la posibilidad de pasar toda su gama a la electricidad en apenas diez años. Mientras tanto, por el momento la marca ofrece solo el Jaguar I-Pace como coche puramente eléctrico. Este SUV compite con el Tesla Model X, el Mercedes EQ-C y el Audi e-tron, y lo hace con un precio de 75.000 euros, aproximadamente. En cuanto a sus prestaciones, es un modelo que cuenta con 400 CV y ofrece una autonomía de 400 km aproximadamente, con 90 kWh de baterías.

Audi

La alemana tiene uno de los SUV eléctricos más importantes del mercado, junto a los que mencionábamos antes. El recién estrenado Audi e-tron promete 400 km de autonomía con baterías de 95 kWh, y tiene una potencia de 355 CV en circunstancias normales. Pero con un modo específico, de forma puntual puede estirar hasta los 400 CV. Su precio está en la horquilla de sus competidores. Cerca del Model X, el Jaguar I-Pace y el Mercedes EQ-C, con 82.400 euros.

BMW

Aunque tienen el i8 también en su catálogo –que es híbrido-, y versiones híbridas de varios de sus modelos, el único 100 eléctrico en la marca bávara es el BMW i3. De nuevo, un coche eléctrico con aspiraciones meramente urbanas: parte desde los 38.000 euros con 300 km de autonomía y 170 CV de potencia máxima en su versión de 94 Ah, aunque también hay una versión –REX- de autonomía extendida.

Citroën

Citroën cuenta con dos coches eléctricos, de momento, y los dos están muy limitados. El Citroën C-Zero es un microurbano que parte desde 21.800 euros aproximadamente, con 150 km, pero con sus dimensiones no se puede ni plantear que se utilice para salir de la ciudad. El Citroën E-Mehari, por su parte, tiene un precio de 23.700 euros, aproximadamente, y con una autonomía de 200 km. Si te recuerda a algo su nombre es porque, efectivamente, es un ‘tributo’ al Citroën Méhari de hace ya unas cuantas décadas.

Renault

El Renault Twizy es otro ‘micro coche’ planteado únicamente para la ciudad, con dos asientos –en fila- y un mínimo espacio interior. Este modelo ronda los 8.000 euros, aproximadamente, y nos ofrece una autonomía de 100 km. El Renault Zoe sí es un urbano como tal, con unas dimensiones típicas, y nos ofrece una autonomía aproximada de 200 km en su versión más moderna. En cuanto al precio, el Renault ZOE parte desde 28.000 euros aproximadamente si descartamos la opción de ‘alquiler’ de las baterías y apostamos por la compra convencional del vehículo.

KIA

El KIA Niro EV tiene una autonomía de 450 km, así que de nuevo estamos ante un SUV –o crossover- mucho más capaz de plantearse distancias largas como un viaje. Su precio parte desde 38.000 euros sin ayudas, luego se sitúa en el rango del Hyundai Kona EV –algo más caro el de KIA- y con unas prestaciones muy interesantes. Como alternativa, dentro de la misma marca tenemos el KIA Soul EV, que ofrece una autonomía de cerca de 200 km, y su precio parte desde 23.900 euros.

Nissan

Desde 33.000 euros, aproximadamente, la japonesa nos ofrece su Nissan Leaf. Es un clásico entre los coches eléctricos, con una excelente trayectoria, y en su nueva generación se vende con 40 kWh. Eso quiere decir que podemos hacer 389 km aproximadamente según ciclo urbano, mientras que WLTP baja la autonomía hasta los 270 km en ciclo combinado.

Quiero un coche ‘eléctrico’: ¿Es mejor un eléctrico puro, un híbrido, o un coche a gas?

¿Es mejor diésel, o gasolina? La pregunta, en realidad, es la misma con este tipo de coches. El coste de los coches eléctricos puros sigue siendo excesivamente alto, si lo enfrentamos a las alternativas equivalentes con motor térmico; además, su autonomía sigue siendo una importante limitación y, aunque cada vez hay más puntos de recarga disponibles, ni mucho menos vamos a encontrar tantas como gasolineras. No solo eso, sino que debemos contemplar también el tiempo de carga para cuestiones como, por ejemplo, hacer un viaje largo por carretera.

De momento, las ventajas son prácticamente iguales para eléctricos purosa nivel de aparcamiento, fiscalidad, y otros temas tratados en el primer punto- que para los híbridos enchufables y no enchufables, y para los coches a gasya sea natural, o de petróleo licuado-. Por lo tanto, en estos momentos, el gasto inicial será mucho más bajo para los electrificados –no eléctricos puros- y con ventajas parecidas, aunque teniendo que gastar en combustibles fósiles como en un modelo convencional con motor térmico.

Estamos actualmente en un momento de transición hacia los coches 100% eléctricos. Ya están disponibles y no son pocos los modelos, sí, pero aún no son para todos los conductores ni cumplen con todas las necesidades. Pero teniendo en cuenta el tiempo de vida de un coche, si es ahora cuando vas a hacer tu compra quizá el coche te acompañe por los próximos 12 años, y no hay que pensar únicamente en la situación actual.

Puedes calcular el gasto inicial y los costes que te implicará una y otra tecnología de propulsión a lo largo de los próximos años, y cuándo es posible que tengas que hacer un viaje largo con él, o recorridos superiores a su autonomía máxima. Y la respuesta, sobre si te compensa más un coche eléctrico, híbrido o a gas, variará en función de tus necesidades personales.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • zantos

    Muy buen artículo, la verdad… Hace tiempo que no se ven artículos así por aquí…

    • Carlos González

      Muchas gracias!!

  • Olimpo

    Obviando el tema de los cargadores que en España con un 67% viviendo en edificios y sólo un 20% de vehículos con garaje…la infraestructura de recarga pública es imposible a medio plazo que cubra ese 80%, pero es que el problema es que los vehículos no son sólo los causantes de la contaminación: ¿Y las calefacciones?¿Y los camiones o furgonetas? A la hora de pensar en sistemas energéticos eléctricos para otros vehículos la cosa se complica. Si un coche eléctrico lleva una bateria de 500 kg. (Un 30% de su peso) mínimo para moverlo tan sólo 500 km. ¿Un camión de tendría que llevar una bateria pesadísima para moverse lo mismo y recargar durante horas……?¿Puede un camión estar parado más de 8 horas para cargar? No hablamos de barcos ni aviones donde actualmente su relación peso /peso del combustible ya roza con el petróleo los límites. (un avión carga su propio peso en keroseno para volar ) Y ambos son grandes contaminantes, tanto los barcos como los aviones….El vehículo eléctrico es un comienzo, pero no va a limpiar la atmósfera ni mucho menos.

  • Rineman

    Coche electrico. Altos precios. Baja autonomia. Largos periodos de recarga. Pocos puntos de recarga. Inadecuada tecnologia de las baterias. No es una opción ni de lejos.

    • Íñigo Ramos Barrio

      Eppur si muove

  • Luis

    cuando se carga un coche, la electricidad que se carga, si no sale de molinos, placas solares, etc, sigue habiendo emisiones, aunque sean en otro lado.

    el otro gran problema, es el precio del coche y donde cargarlo, si tienes el tiempo justo y no puedes tener el cargador en el piso. O pones un cable de 20 metros.