¿Cuál elegir? Auriculares USB vs auriculares con conector jack

¿Cuál elegir? Auriculares USB vs auriculares con conector jack

Rocío García

A la hora de elegir auriculares, no solo tenemos que ver la calidad de los mismos ni si los queremos de diadema o de botón. También tenemos que elegir su forma de conectarse a los dispositivos: auriculares inalámbricos o con cables. Y, entre estos últimos, dos diferentes: auriculares USB o auriculares con jack de 3,5 milímetros.

Si has decidido que no vas a utilizar auriculares inalámbricos, sea cual sea el motivo, nos queda la segunda pregunta o duda que resolver: ¿qué conector es mejor? ¿Es más recomendable utilizar auriculares USB para el móvil o el PC o recurrir al conector clásico? ¿Está anticuado el jack de 3,5 milímetros para escuchar música o podcasts? Repasamos sus diferencias, modelos, ventajas o inconvenientes de cada uno de ellos.

Antes de analizar las diferentes opciones o ver sus ventajas e inconvenientes, debemos tener clara una diferencia entre ambas: el sonido se emite con una señal analógica en auriculares con jack de 3.5 mm pero nos llega con una señal digital en los auriculares con USB. Los auriculares USB utilizan su propio procesador de sonido de forma interna sin necesidad de recurrir a la tarjeta de sonido. Es esta la primera diferencia entre ambos, más allá de su conector, su precio, su diseño.

Conector jack

Auriculares jack de 3,5 mm

Son los que has visto siempre. El cable con el conector delgado que utilizabas en tu walkman hace años, en la radio que tiene tu abuelo o tu abuela, en las consolas portátiles. Los auriculares que te regalan en los trenes o cuando te montas en un autobús turístico. Y que siguen siendo a día de hoy los más utilizados.

Tipos

Los auriculares con jack cuentan con una gran ventaja principal frente a su competidor: llevan años entre nosotros y son más globales. No exactamente son los mismos porque podemos diferenciar TS, TRS y TRRS. La diferencia entre ellos podemos verla a simple vista con los diferentes anillos que hay en el conector. Los más habituales son los TRS y TRRS: con tres rayas negras o dos rayas negras. ¿Qué diferencia hay entre ellos?

La diferencia entre los conectores TRS y los TRRS la verás a simple vista. En los segundos hay un anillo más, que es del que se sirve en canal del micrófono para funcionar. Por este motivo, casi todos los auriculares que veremos para smartphone serán de este tipo. Ese tercer canal del conector es que nos permite hablar, igual que los otros, previamente, se habían creado para tener dos canales auditivos de izquierdo y derecho. Fue la evolución y la necesidad la que obligó a modificar estos conectores para darles un anillo más, el tercero, el de los TRRS.

Auriculares TS TRS TRRS

Es decir, podemos encontrar a día de hoy una gran cantidad de modelos de todos los formatos posibles (diadema, botón…) que utilizan este tipo de conector. Es muy sencillo encontrar unos auriculares con jack de 3,5 milímetros que nos ofrezcan una gran calidad a un precio equilibrado y es por eso que aún hoy siguen siendo la opción preferida de muchos usuarios. Además, tienen la gran ventaja de ser compatibles con todos los aparatos con los que convivimos habitualmente: puedes usarlos en la mayoría de ordenadores o portátiles pero también es compatible con muchos teléfonos móviles y tablets, con consolas, con antiguos reproductores MP3, con radios, con juguetes.

Más allá de la compatibilidad o las opciones, nos ofrecen mejor calidad: si vas a usarlos en un ordenador donde tienes una tarjeta de sonido de gama alta, podrás conseguir el máximo rendimiento siempre y cuando estén equilibrados en cuanto a calidad y en gama. Algo que no te permitirán normalmente los auriculares USB, con muchas más limitaciones en cuanto a calidad.

¿Cuándo son buena opción en el PC? Si tienes una tarjeta de sonido decente o de calidad y quieres aprovechar al máximo las funciones. Si la tarjeta de sonido es de calidad, conseguirás una gran calidad en el audio que te llegue con estos auriculares.

Auriculares USB

En los auriculares USB debemos diferenciar dos tipos: auriculares con conector USB que podemos conectar al ordenador, con el puerto clásico. O auriculares con USB Tipo C para teléfonos móviles que no cuentan con conector jack y que sólo nos ofrecen este puerto (o la opción Bluetooth) para poder escuchar audio.

Están menos extendidos y suelen tener un inconveniente, principalmente: nos costará encontrar un modelo que esté a la altura de calidad de otros auriculares con jack 3,5 milímetros a un precio inferior. Están menos extendidos y suelen ser más caros. Por lo general, es más recomendable invertir en una tarjeta de sonido y unos auriculares con jack que dejarnos el mismo dinero en unos auriculares USB totalmente premium y de una gama más alta para conseguir la misma calidad de sonido.

usb tipo A tipo C

Tarjeta de sonido

Cuando conectas unos auriculares USB no estás utilizando la tarjeta de sonido del ordenador, tal y como te hemos explicado al principio. El adaptador USB generalmente funciona como la propia tarjeta de sonido, una diminuta tarjeta de sonido en su interior que traduce la señal. Este DAC en su interior, traducido como Digital-to-Analog Conversion. Es decir, es capaz de convertir la señal digital en una señal analógica dentro de los propios auriculares. Esto tiene ventajas e inconvenientes. La principal ventaja es que no dependerás únicamente de la tarjeta de sonido porque los auriculares incluyen este “dac” para traducir la señal por lo que puedes prescindir de la tarjeta. El inconveniente es que probablemente el DAC que tengan los auriculares sea peor que el que incorpore una tarjeta de sonido, por lo que tendrás menor calidad que si utilizas el DAC en el ordenador y no en los auriculares.

Ventajas

En el caso de los auriculares USB, solemos tener mejor capa de cancelación de ruido para aislarnos de lo que nos rodea. El ruido es muy inferior al que encontramos en auriculares con puerto jack convencional. También contamos con la ventaja de no escuchar posibles ruidos eléctricos de la placa base si los conectores no están bien aislados. Otro punto a su favor es que tienen la ventaja de utilizar el sistema de procesamiento de sonido para crear un sonido envolvente y un entorno 3D en juegos, por ejemplo.

En teléfonos móviles

Cuando nos referimos a teléfonos móviles nos vemos más limitados por qué nos ofrece nuestro teléfono en cuestión. Si hablamos del ordenador tenemos la opción de conectar jack de 3,5 milímetros o USB según nos apetezca o según prioricemos la calidad o no, por ejemplo.

Pero en el teléfono móvil esto se complica: no todos los móviles cuentan con puerto de auriculares en los últimos tiempos. Apple fue el primero en prescindir de esta conexión pero también se suman otras marcas como Huawei o Samsung gracias a que permite hacer teléfonos más finos, entre otras ventajas. Nos parecía impensable al principio pero nos hemos acostumbrado a vivir sin este puerto.

Opciones

¿Qué debemos tener en cuenta? Hay tres opciones: Bluetooth, adaptadores o auriculares correspondientes al puerto que tengas en tu teléfono móvil. Ninguna de ellas es una opción perfecta y dependerá del uso, del presupuesto, del teléfono, de lo que ya tengas.

entrada auriculares iphone

Puestos a elegir entre ambos, en la actualidad, si tienes las dos opciones, puede ser más aconsejable que apuestes por el conector jack que permitirá que liberes el puerto USB tipo C para la carga y puedas utilizar los dos conectores a la vez. Además, tus auriculares servirán para cualquier otro dispositivo: para tu consola Nintendo Switch, para ver una película cuando vayas en el AVE, para radios, etc. Otra de las principales ventajas que encontramos es que tenemos mayores opciones en el mercado a un mejor precio, por lo que será más barato y sencillo encontrar un modelo de gran calidad sin arruinarnos.

Si sólo tienes USB Tipo-C pero no quieres renunciar a los auriculares que ya tienes, que son de calidad y que te costaron caros, tienes la opción de apostar por un adaptador entre estos dos conectores, que encontrarás por unos pocos euros en Amazon pero puede que aparezcan quizá algunos problemas de compatibilidad o que pueda que empeore la calidad del audio.

Problemas de compatibilidad

Otro de los problemas que encontramos en el USB-C como conector de auriculares es el DAC que hay en cada dispositivo. Los móviles que tienen puerto de auriculares incluyen siempre este DAC encargado de convertir la señal pero puede que hayan prescindido del jack pero no del DAC. ¿Qué ocurre entonces? Que el teléfono móvil reconoce los auriculares USB C como si fuesen auriculares con jack y transfieren la señal ya convertida en analógica. Esto causa problema de compatibilidad en auriculares de móviles: algunos auriculares a través de USB-C funcionan con un teléfono sí pero con otros no, frente a la compatibilidad global de los auriculares con jack. Igual pasa con los dongles o adaptadores fabricados por las distintas marcas.

También encontramos algunos teléfonos que ya prescinden del DAC en el interior del dispositivo y los fabricantes lo localizan en el dongle conversor que incluyen en el teléfono para pasar de USB a jack. En ese caso, la compatibilidad también sería un problema con unos auriculares u otros.

Eso no quita que el USB no tenga ventajas. Por ejemplo, tiene una mejor cancelación de ruido activa. Pero son incompatibles con cualquier otro dispositivo porque no los podemos usar en el ordenador ni en la mayoría de consolas ni en otros teléfonos, son exclusivos para móviles con este puerto y eso nos hará gastarnos una gran cantidad en unos auriculares que exclusivamente utilizaremos para este fin.