Desde DTS a Dolby Atmos: Cómo ha cambiado la tecnología de sonido surround hasta hoy

Reportajes

Pantallas cada vez más grandes e imágenes cada vez mejores nos permiten disfrutar de una experiencia de cine en casa. Más allá de la calidad de la imagen, otro factor fundamental ha permitido esto: el sonido envolvente. Desde Dolby hasta Dolby Atmos, desde DTS hasta DTS:X son muchas las mejoras que han ido apareciendo. Qué son todas las tecnologías de sonido surround, qué nos permiten, cómo surgieron o cómo puedes sentir una explosión de Netflix en tu propio salón.

A día de hoy, Dolby Atmos nos permite una experiencia totalmente envolvente e inmersiva en el cine o en casa, con un sistema 7.1.4 o 7.1.2 de altavoces… Pero mucho antes que ésta, en los años noventa, comenzaban a trabajar y enfrentarse dos empresas que cambiarían la tecnología de audio y sonido surround: Dolby y DTS. Hasta hoy.

Dolby y DTS

Dolby

Dolby Laboratories se creó en 1965, una empresa dedicada a la compresión y expansión del audio a la que debemos, a día de hoy, muchas de las grandes innovaciones que disfrutamos en cines, videojuegos, discos, DVD o en servicios de televisión en streaming. Desde los años sesenta, la empresa se dedicó a desarrollar tecnologías para reducir el ruido, empezando por reducirlo en grabaciones de música pero utilizando esta técnica en los años 70 durante la película La Naranja Mecánica, la primera en estrenarse con esta tecnología en 1971. Hace ahora cuarenta años.

Cuarenta años desde que Ray Dolby comenzó su proyecto para mejorar el sonido, cuarenta años de evolución en los que hemos visto cómo Dolby iba mejorando aún más su relación con el sonido. Hasta 1982, año en el que la empresa americana crea un sonido envolvente para el hogar. En 1992, hace ahora 27 años, se estrena en los cines la primera película que utiliza Dolby Digital: Batman Returns. La primera de muchas, hasta hoy, en la historia del sonido surround. Desde Batman a Brave, de Pixar, han pasado algunas tecnologías que han cambiado la forma de escuchar el cine: Dolby Digital, Dolby TrueHD y Dolby Atmos. Esta última, una tecnología lanzada “para reinventar el cine” y que llegó en 2012 para que los usuarios pudieran disfrutar del sonido tridimensional en cualquier sala del mundo pero también desde casa.

Dolby Theatre

DTS

A principios de los años 90 nacía DTS (Digital Theatre Systems) una empresa que surgía como competidor de Dolby para el desarrollo de la tecnología de audio envolvente en el cine pero también enfocado al consumidor, a casa. Con el mismo nombre nacía esta tecnología que comenzó siendo DTS hace ya treinta años y ha evolucionado hasta el formato más moderno y actual, DTS:X.

La primera película en estrenarse con tecnología DTS fue en el 1993 y llevó el formato a las casas en formato Laserdisc cinco años más tarde. Pero desde los años noventa hasta hoy han pasado casi treinta años y DTS ha evolucionado hasta apostar por el sonido surround tridimensional con DTS:X lanzada en 2016 y la más avanzada hasta hoy.

DTS y Dolby Digital

Tanto Dolby Digital como DTS son formatos de audio multicanal que utilizan un total de seis canales de audio, con cinco de ellos con banda ancha completa y con un sexto canal de audio de baja frecuencia, el llamado subwoofer.

Hay un total de seis canales de sonido independiente que entenderíamos como tres canales frontales, dos canales envolventes y el canal LFE. En estos formatos 5.1 tendríamos un canal central, un canal izquierdo y un canal derecho, un canal izquierdo y derecho trasero (los conocidos como surrounds) y un canal de efectos de baja frecuencia LFE (Low-Frequency Effects) o también llamado subwoofer. Este último tiene como objetivo permitirnos sentir esa vibración de “impacto real” en efectos especiales, como explosiones, que podemos sentir más allá de escuchar una película. El canal LFE es el encargado de transmitir los sonidos más bajos del espectro de secuencia y sólo requiere una décima parte del ancho de banda de los anteriores, de ahí a que denominemos a estos formatos como 5.1 canales para Dolby Digital o DTS, ya que contamos con cinco altavoces junto con este canal.

Dolby Digital - Sonido surround

Este formato de audio multicanal 5.1 lo estrenó Dolby en 1992 con Dolby Digital en el estreno de Batman Returns y llegaba a las casas a través de la película Peligro inminente en su formato Laserdisc. Sólo un año después DTS estrenaba una tecnología similar que veíamos por primera vez en el estreno de la película Jurassic Park en el 1993 y llegaba a casa con el mismo largometraje en Laserdisc en 1997.

Dolby Digital se encarga de eliminar todas las partes del sonido que no pueda ser percibido por el oído humano. Al eliminar estas partes, el archivo AC-3 que exportamos es mucho más pequeño gracias a la pérdida de información y tiene una tasa de bits de un máximo de 448 kbps. Que este nuevo archivo creado sea pequeño nos permite usarlo incluso con poco almacenamiento y sin que requiera un gran ancho de banda para ello hace que sea ideal para todo tipo de formatos, no sólo en DVD sino también en servicios de vídeo bajo demanda, TDT o en IPTV.

DTS nació en 1993 y apuesta por este formato de 5.1 canales, tal y como hemos explicado. En cuanto a las diferencias con Dolby Digital residen en la compresión de los archivos. Ambos dan lugar a un archivo con pérdidas pero el de DTS se comprime menos y da lugar a una opción de mayor calidad, más parecida a la original pero que a cambio ocupa más que el de la competencia. Por ello, DTS se emplea más en el cine, en DVD o en Blu-Ray, tres formatos que requieren una mayor calidad y en los que no influye tanto el ancho de banda. En otros formatos como emisiones de televisión, se descarta el DTS precisamente por estos motivos.

DTS Jurassic Park - Sonido surround

Por estos motivos, Dolby Digital es el formato más estandarizado de los dos comparados. No sólo se usa en cines o películas en formato venta (Blu-Ray o DVD) sino que también suele ser bastante común en las retransmisiones de streaming a través de Netflix o en televisión por cable o por satélite. En emisiones HDTV, entre otras. Además, Dolby Digital cuenta con una variante que utilizan plataformas como Amazon o que se utiliza para los canales TDT: Dolby Digital Plus.

Dolby Digital Plus

Dolby Digital Plus es una variante de Dolby Digital enfocado para dar soporte a la televisión en alta definición. Se utiliza basándose en el mismo códec AC-3 que la versión original pero en Dolby Digital Plus se añaden mejoras para que la eficiencia sea mayor. Además, Dolby Digital Plus permite hasta veinte canales.

Dolby TrueHD y DTS-HD

Tanto Dolby TrueHD como DTS-HD son la primera evolución de cada uno de los dos formatos nacidos en los años noventa. Se trata de una adaptación de sus predecesoras para el mundo digital y en alta definición que vendría en años venideros.

El formato Dolby TrueHD es un códec de audio multicanal desarrollado por Dolby Laboratories para ir un paso más allá en lo que ya había presentado en los años noventa. Tras el éxito cosechado, llegaba una mejora que nos permitía realizar una comprensión sin que se pierda prácticamente nada de información con respecto al original. Pasamos de los seis canales a un total de ocho tanto en el formato Dolby TrueHD como en DTS-HD, con un formato de 7.1 en cada uno de ellos: dos altavoces en el techo o dos altavoces frontales que emiten el sonido hacia arriba con el fin de darle más cuerpo al “audio” y conseguir así una mejor tridimensionalidad.

Hay una comprensión en tamaño pero no afecta a la calidad del sonido y permite reproducir sonido multicanal hasta 7.1 a 24 bits y 96 KHz o sonido multicanal 5.1 que alcanzaría los 192 Khz. En el caso del DTS-HD es muy similar al anterior y apuesta también por 7.1 canales a 96 kHz y 24 bits, con tasa de bits máxima de 24.5 Mbps.

Hay una diferencia relevante entre las dos opciones de sonido surround Dolby TrueHD y DTS-HD frente a los sistemas anteriores: la conexión. Hasta ahora, la tecnología empleada era compatible con cable óptico pero a partir de Dolby TrueHD y DTS-HD empezamos a apostar por cables HDMI con el fin de permitir el audio en HD ya que el cable óptico contaba con limitaciones que no permitían aprovechar el audio de alta resolución de los nuevos estándares.

La aplicación más popular de Dolby TrueHD era servir de códec de audio de alta definición para los discos Blu-Ray. Sin embargo, a partir de 2009 y 2010 fue perdiendo cuota de mercado en favor de su competidor DTS-HD. Esta guerra entre las dos primeras evoluciones de Dolby y DTS no duraría mucho ya que a principios de los años diez de nuestro siglo aparecerían dos nuevas versiones más avanzadas: Dolby Atmos y DTS:X.

Dolby Atmos y DTS:X

Con los estándares de sonido surround DTS-HD y Dolby TrueHD totalmente extendidos, las dos principales compañías dedicadas al sonido envolvente apostaron por nuevos estándares que mejoran la calidad y el número de canales: Dolby Atmos y DTS:X. Ambas tecnologías apuestan por el sonido tridimensional y llegaron para conseguir una experiencia más inmersiva que las anteriores.

En los años noventa teníamos un total de seis altavoces distribuidos por la sala para conseguir un sonido envolvente. En el caso de estos sistemas tridimensionales puede tener un total de doce altavoces (una configuración 7.1.4) distribuidos por la sala entre los que había siete altavoces satélites, cuatro altavoces en el techo y un subwoofer. Aunque esta configuración de altavoces es la más recomendada, también puede apostarse por un sistema 7.1.2 que reduciría a la mitad los altavoces en el techo y apenas notaríamos una pérdida en la calidad.

dolby atmos - - Sonido surround

Dolby Atmos

Dolby Atmos es una tecnología que se anunció en abril de 2012 y que se utilizó por primera vez en la película Brave de animación de Disney. A día de hoy ya es compatible con muchos servicios de reproducción en streaming, de videojuegos o películas compradas en DVD u otros formatos. La primera instalación tuvo lugar en el Dolby Theatre de Los Ángeles en el 2012 pero actualmente, casi ocho años después, podemos instalar nuestro propio equipo Dolby Atmos en casa por poco más de 400 o 500 euros.

Dolby Atmos ha cogido ventaja en los últimos tiempos frente a DTS:X, pese a que ha sido siempre DTS el sistema de sonido más popular. Lo que nos permite Dolby Atmos es escuchar sonido en tres dimensiones gracias a altavoces en el techo o altavoces que lanzan el sonido hacia el techo para que éste rebote y se consigue así una experiencia mucho más inmersiva, sintiéndonos prácticamente dentro de la pantalla.

Otra de las principales ventajas de Dolby Atmos frente a otros estándares anteriores de sonido surround es el dinamismo que este permite en escenas que requieran una transición de sonido desde el fondo de la sala al frontal de esta, iremos escuchando cómo el sonido se mueve y nos acompaña en el movimiento de la imagen a la perfección.

La tecnología Dolby Atmos nos deja ir un paso más allá en el home cinema en casa y nos permite una experiencia única que aúna el HDR, el 4K y pantallas cada vez más grandes junto con la posibilidad de disfrutar de un sonido completamente envolvente. El principal requisito para instalar este tipo de altavoces es que el techo de la estancia sea liso y esté a una altura superior a dos metros e inferior a tres metros.

Dolby Atmos

Diferencias entre Dolby Atmos y DTS:X

Tras el lanzamiento de Dolby Atmos, DTS hizo lo propio mejorando su códec de sonido surround y apostando por DTS:X. La tecnología es la misma que en el sistema anterior ya que apuesta por un sistema 7.1.4 o 7.1.2 aunque hay una diferencia fundamental entre una y otra tecnología: DTS:X funciona con cualquier tipo de altavoces enfocados para la tecnología surround sin necesidad de contar con la certificación que exige Dolby. En DTS:X no existe ningún tipo de royalties, algo que sí hace Dolby Labs con su tecnología.

En cuanto a calidad de audio, DTS:X te permite tener un sonido espacial más preciso y también permite codificar el sonido con un bitrate superior a su rival aunque es muy complicado (casi imposible, podríamos decir) que un usuario detecte y diferencia entre ambas fuentes de sonido si le damos a probar las dos tecnologías, con una distancia mínima entre ambas.

Pero Dolby Atmos es mucho más popular. Llegó años antes, contaba con ventaja y actualmente basta con echar un vistazo al mercado para comprobar que la disponibilidad es mayor en el número de títulos frente a DTS:X. El de Dolby es un sistema más aceptado por la industria y que veremos en más dispositivos y que puedes encontrar incluso en algunos títulos de Netflix siempre y cuando tengas un equipo de sonido capaz de reproducir este tipo de tecnología.

Atmos-vs-DTS-X

Dolby Atmos en Netflix

Una de las ventajas de Atmos es que puedes utilizarlo si tienes una cuenta de Netflix para ver el contenido compatible con sonido surround. Netflix ofrece contenido con este estándar pero eso no significa que puedas verlo desde cualquier dispositivo sino que tendrás que cumplir con unos requisitos mínimos:

  • Lo primero y principal es que la serie o película que quieres ver tenga soporte para esta tecnología. Lo sabrás porque aparecerá el icono de Atmos junto al título en la información y la ficha en la plataforma de streaming.
  • Necesitarás un plan premium de Netflix que permite ver al mismo tiempo cuatro dispositivos y en alta definición HD o en ultra alta definición UHD.
  • Lo más importante: necesitas un equipo de sonido que reproduzca la tecnología. Necesitarás una barra de sonido o un equipo compatible para reproducir esta tecnología, no bastará con que sepa decodificar el formato.
  • Que la aplicación de Netflix esté habilitada
  • Tener un reproductor o televisor compatible con Dolby Digital Plus, como Apple TV 4k o bien desde la consola Xbox One, por ejemplo.
Escrito por Rocío García

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Carlos

    Dónde esté un PCM que se quite Dolby y DTS. Cualquier compresión siempre será peor que el audio descomprimido. Si a esto le sumamos la especificación THX, tenemos un sonido digno del mejor cine.
    Un saludo

    • ilfyff

      En las salas de cine más espectaculares usan Atmos… y tú de alguna manera consigues películas con el audio en PCM. Un poco más flipao, y dices que tú el audio de las películas lo prefieres en vinilo.

  • Gared M

    Excelente artículo. Muy completo.

  • ADSLero

    Gracias por este articulo sobre dolby. Interesante para los que aun no tienen el atmos ni dts x.

  • David Santander

    Solo un pequeño «pero»…

    Esto me hace daño a los ojos!!!
    «empezamos a apostar por cables HDMI ya que el cable óptico contaba con limitaciones de ancho de banda.»

    El cable de fibra óptica….que contaba con limitaciones del ancho de banda???

    • Luis M

      La fibra óptica si tiene limitación de ancho de banda, por eso se pasó al hdmi

    • Isr@

      Si tiene perdida si, esta limitado, mucho más que el hdmi.

  • Luis M

    Es una lastima que las productoras en España solo opten por estos estándares de sonido para las sala de cines comerciales, y que después no opten por meter la pista de sonido doblado al castellano en atmos o dts:x en los blue Ray aunque cuesten una pasta.
    Si ya está la pista doblada en atmos en la copia original ¿Porque no incluirla en el disco? Quitar versiones en chino, tailandés, alemán y francés y meter la jodía pista de atmos en castellano

  • Angel

    Pena que bajo demanda no hay nada en Dolby Atmos en Español… el articulo comenta que Netflix, y no es cierto, la pista Atmos es en Inlges, en Español pasa el 5.1 y lo dice uno que hace unos meses cambie el antiguo 5.1 por Atmos real con altavoces en el techo.
    Para tener Atmos real, hay que irse a BR 4k y aun asi no todas las peliculas estan en Atmos Español.
    Una pura verguenza y timo por parte de productoras y dobladoras.
    Movistar, Orange y Vodafone no todas estan en 5.1 y de Atmos ni en sueños….

    • ilfyff

      Dobly Atmos está disponible para quien quiere disfrutar de una película en todo su esplendor: o sea se, en versión original. Quien no sepa leer entiendo que tampoco sabe apreciar la diferencia entre 5.1 y Atmos… y probablemente tampoco tenga dinero como para comprarse un equipo Atmos real. Quien sí sabe leer, tiene disponible el audio en Atmos.
      ¿Me ha quedado el comentario suficientemente clasista, o hace falta que lo exagere más?

      • Angel

        Ha quedado claramente que lo tuyo no es normal.
        1 Tengo un equipo que reproduce Atmos real, con 4 altavoces en el techo, montado por una empresa experta.
        2 El Español, sin contar el Chino es el segundo idioma más hablado en todo el mundo.
        Por lo tanto, si me gasto 40€ en un BR que menos que este en Español, más que nada porque los efectos de sonido no se traduce, solo el habla. El sonido de un avión, un elefante o un burro…. suena igual en inglés que en Español. Así que si, eres bastante justo de mente. Con tu respuesta demuestras que no tienes ni idea.

        • ilfyff

          Hombre, si ves las películas únicamente por los efectos especiales, ¿qué más da que esté en inglés que en castellano? Ver películas dobladas estropea totalmente la experiencia cinematográfica, por eso me sorprende que quieras estropear adrede una película, pero luego exijas Atmos para los efectos especiales. Muy triste uso de tu sistema de sonido, la verdad. Y todo porque no puedes disfrutar de las versiones originales porque no sabes leer subtítulos. Una pena.

          • Angel

            Claro claro…. que más da ver una película con sonido o sin…. en color o blanco y negro. He vivido en Estados Unidos, tengo familia y te diría que mi inglés va mucho más lejos que el tuyo, pero como Español que soy también me gusta y tengo derecho escuchar la películas como me salga de las pelotas. Pero te diré más:
            1° El menos precio al Castellano/ Español en ti merece la ignorancia de tu ser.
            2° Me das pena que tengas cierto retraso, tus comentarios demuestran que no estás del todo bien.
            No te contestare más estupideces. Te recomiendo ir al médico.
            Saludos y gracias por tus aportes.

            • ilfyff

              Sinceramente dudo mucho que tu inglés vaya mucho más lejos que el mío (no eres el único del mundo con pasaporte guiri 😉 Pero vamos, que ese no es el asunto.
              1º No desprecio el castellano: veo las películas españolas en castellano (o catalán, o gallego…), las americanas en inglés, las alemanas en alemán (y no sé alemán), las rusas en ruso (y tampoco sé ruso)… pero sé leer bien en castellano y en inglés (regular en otros idiomas). O sea se: veo las películas en VERSIÓN ORIGINAL con subtítulos en algún idioma que me sea sencillo de leer, porque la versión original mantiene la esencia de la actuación (que no es simplemente los movimientos y expresiones faciales del actor, es también la voz), y la esencia de la película en sí. ¿Te imaginas Torrente doblado al inglés? Vamos, qué destrozo.

              2º Me llama retrasado alguien que no sabe leer subtítulos. Olé xD
              ¡Saludos a ti también!