Controla la cantidad de tráfico de Internet en Windows 8.1

Cada vez es más habitual conectarse a Internet desde ordenadores, tanto portátiles como de sobremesa, a través de una tarifa de datos. Estas tarifas nos permiten acceder desde cualquier lugar a Internet, sin embargo, a diferencia de una conexión ADSL, las tarifas de datos suelen ser limitadas a una determinada cantidad de Megabytes al mes de manera que, si se sobrepasa dicha capacidad, es posible que se apliquen cargos adicionales o se limite drásticamente la velocidad.

Windows 8.1 nos permite controlar el tráfico de Internet que generamos en nuestro sistema operativo de manera que podamos tener un control sobre los Megabytes que consumimos y saber qué tipo de acciones podemos realizar según el tráfico restante.

Establecer la conexión como de uso medido

Lo primero que debemos hacer es configurar una de las conexiones inalámbrica como una conexión medida. Para ello abriremos el panel de redes inalámbricas pulsando sobre el icono de red de la bandeja del sistema y pulsaremos sobre nuestra red con el botón derecho. Veremos un menú similar al siguiente.

windows_8.1_conexiones_medidas_foto_1

En este menú seleccionaremos la opción “Establecer como conexión de uso medido”.

Todo el tráfico que se realice desde esta conexión se registrará y podremos tener un control de la cantidad de Megabytes que gastemos con esta tarifa.

Sin embargo, de momento esta función habilitada no sirve de nada si no establecemos condiciones restrictivas a este tipo de conexiones medidas, por lo que a continuación vamos a configurar dicha conexión.

Ver el tráfico consumido en nuestra conexión medida

Una vez realizado el paso anterior volveremos a abrir el panel de redes inalámbricas y pulsando con el botón derecho sobre la red que hemos habilitado la medida seleccionaremos “Mostrar uso de datos estimado”.

windows_8.1_conexiones_medidas_foto_2

Automáticamente comenzaremos a ver la cantidad de tráfico estimado que hemos generado a través de dicha red.

windows_8.1_conexiones_medidas_foto_3

Como podemos ver, el tráfico es estimado, lo que nos sirve para hacernos una idea pero no debemos fiarnos al 100% de ello ya que las compañías telefónicas utilizan otras medidas y la cantidad de datos consumidos pueden variar.

Limitar el acceso a Internet de las conexiones medidas

Para evitar que las conexiones medidas tengan acceso a determinados servicios y podamos ahorrar así tráfico al utilizar nuestro sistema debemos habilitar una serie de opciones para limitar el acceso a Internet desde estas conexiones.

Por defecto, a través de estas conexiones limitadas únicamente se limitan los siguientes aspectos:

  • Windows Update únicamente descarga las actualizaciones críticas.
  • Windows Store deja de descargar aplicaciones y actualizaciones.
  • Los títulos de Modern UI dejan de actualizarse en tiempo real.

Se pueden controlar varias opciones más en este apartado, por ejemplo, la sincronización de OneDrive. Para ello debemos acceder a la configuración de nuestro PC

windows_8.1_conexiones_medidas_foto_4

Y veremos la siguiente ventana.

windows_8.1_conexiones_medidas_foto_5

A continuación iremos a los siguientes apartados para configurar las opciones de las conexiones medidas:

  • OneDrive > Conexiones de uso medido

windows_8.1_conexiones_medidas_foto_6

Podemos activar y desactivar la sincronización en estas conexiones y la subida y bajada de archivos.

  • PC y dispositivos > dispositivos

windows_8.1_conexiones_medidas_foto_8

Aquí podemos habilitar o deshabilitar la descarga de software (controladores, por ejemplo) de manera automática a través de las conexiones de uso medido.

  • Búsqueda y aplicaciones > Buscar

windows_8.1_conexiones_medidas_foto_7

Esto nos permite bloquear la búsqueda de sugerencias y resultados de Internet al buscar un determinado elemento en nuestro ordenador.

Con estos pasos habremos limitado varios elementos de nuestro ordenador para impedir su acceso a Internet siempre que utilicemos conexiones medidas. Esto únicamente afecta a aspectos del sistema, otras aplicaciones como Google Chrome, clientes P2P y otras aplicaciones independientes al sistema operativo no se limitarán, por lo que es recomendable utilizar aplicaciones de terceros para limitar también su acceso.