Cómo configurar una dirección IP en Windows 8.1

Normalmente cuando nos conectamos a un router por defecto se nos asigna una dirección IP, una máscara de subred, una puerta de enlace y unas DNS automáticamente gracias al servidor DHCP. Para una conexión rápida esto es lo más aconsejable pero podemos tener un montón de problemas si trabajamos con puertos o configuraciones internas ya que las direcciones por DHCP no son siempre las mismas, sino que son “dinámicas”.

Si hacemos uso de puertos o servicios de red es muy probable que necesitemos una dirección IP estática de manera que nuestro sistema siempre tenga dicha dirección en la red y nos identifiquemos de cara al router y a la configuración fácilmente. Para ello debemos introducir nuestra dirección IP a mano en nuestro sistema operativo.

En el último sistema operativo de Microsoft, Windows 8.1, podemos configurar una dirección IP manualmente de diferentes formas. La que vamos a recomendar es la misma que funciona en las versiones anteriores de Windows como, por ejemplo, Windows 7.

Para cambiar nuestra dirección IP debemos pulsar con el botón derecho sobre el icono de red de la bandeja del sistema y abrir el centro de redes y recursos compartidos.

configurar_ip_windows_8.1_foto_1

Se nos abrirá una ventana similar a la siguiente.

configurar_ip_windows_8.1_foto_2

Pulsaremos sobre el enlace de “Ethernet” que aparece en la parte derecha, dentro del apartado de Red privada. Es posible que cambie la ubicación, el nombre o la red ya que estas configuraciones pueden ser diferentes en función de la configuración personal del usuario o el hardware instalado (no es lo mismo una conexión por cable que una conexión WiFi).

Se nos abrirá una nueva ventana.

configurar_ip_windows_8.1_foto_3

En esta ventana pulsaremos sobre el botón “Propiedades” y en la nueva ventana que se abre seleccionaremos “Protocolo de internet versión 4”.

configurar_ip_windows_8.1_foto_4

Pulsamos sobre “propiedades” y se abrirá una nueva ventana de configuración de red.

configurar_ip_windows_8.1_foto_5

Aquí seleccionamos las opciones “Usar la siguiente dirección IP” y “Usar las siguientes direcciones DNS” e introduciremos en los correspondientes apartados la configuración que deseemos. Un ejemplo de configuración será:

  • Dirección IP: 192.168.1.2
  • Máscara de subred: 255.255.255.0
  • Puerta de enlace: 192.168.1.1
  • DNS1: 8.8.8.8
  • DNS2: 8.8.4.4

La IP y la puerta de enlace pueden variar según nuestro router y la configuración del mismo. Lo anterior no es más que un ejemplo que funciona en la mayoría de configuraciones por defecto pero no en el 100% de las mismas.

Una vez configurada la dirección IP, siempre que abramos algún puerto o realicemos alguna configuración concreta debemos introducir dicha dirección para que se aplique a nuestro ordenador.

Las direcciones IP son personales y únicas, no debemos asignar la misma a 2 ordenadores diferentes al mismo tiempo.