Cuidado: no uses esta función en Windows 10 o te cargarás tu disco duro

Cuidado: no uses esta función en Windows 10 o te cargarás tu disco duro

Alberto García

Microsoft es conocida por introducir multitud de fallos y errores en sus actualizaciones de Windows 10. Sin embargo, en sus actualizaciones más reciente ha introducido dos nuevos fallos graves. Uno de ellos desgasta innecesariamente nuestro procesador, y el otro puede hacernos perder todos los datos de nuestros discos duros.

Cuidado al usar chkdsk o puede que no puedas arrancar el sistema

Una de las mejores funciones que podemos utilizar en Windows 10 cuando estrenamos un disco duro o cuando uno empieza a presentar fallos es CHKDSK, la herramienta usada para comprobar el estado de los discos duros. Gracias a este comando, podemos recuperar datos que hayan podido corromperse en un disco duro si éste tiene sectores dañados o corruptos y otros problemas.

Sin embargo, tras la última actualización de Windows 10, quienes ejecutan chkdsk en Windows 10 pueden recibir un pantallazo azul. Además de hacer que el ordenador se cuelgue, el fallo corrompe el arranque del disco y del sistema de archivos, haciendo que no podamos arrancar el sistema desde él.

Este fallo de disco en Windows 10 está presente en las últimas versiones de Windows 10 20H2, y por suerte Microsoft ha reconocido el fallo en aquellos usuarios que tienen instalado el parche KB4592438 si ejecutan el comando chkdsk /f. La compañía ha estado rápido, y apenas unos días después de descubrir la existencia del fallo, han empezado a lanzar un parche que arregla el fallo, aunque puede que no recibas el parche de inmediato.

Exceso de uso de CPU en Windows 10

Otro fallo de Windows 10 afecta a los usuarios de 20H2. En este caso encontramos un fallo que hace que el consumo de recursos de CPU se dispare en el sistema si has instalado las actualizaciones de diciembre de Windows 10 y la actualización del Intel Driver and Software Assistant Tool.

El problema, en la mayoría de los casos, está relacionado con el parche KB4592438, y desinstalarlo solucionaría el fallo. Sin embargo, también el driver de Intel está generando que se dispare el consumo de recursos con el proceso DSAService. Además del procesador, parece ser que también está haciendo que se dispare el consumo de recursos de las unidades de almacenamiento. En general, este proceso hace que el consumo de recursos del sistema sea muy elevado, haciendo injugables algunos juegos al dar tirones o al tener caídas de FPS constantes.

La solución en este caso pasa por desinstalar la actualización de Windows 10 o el software de Intel. Es de esperar que ambas compañías estén trabajando en una solución, aunque es complicado saber cuándo llegará.