Spine: un nuevo emulador para PS4 que ya puede abrir hasta 50 juegos

Spine: un nuevo emulador para PS4 que ya puede abrir hasta 50 juegos

Alberto García

RPCS3, el emulador de PS3, ha avanzado a pasos agigantados en los últimos dos años, hasta el punto de que hay miles de títulos perfectamente jugables. Con PS4 se creía que iba a ser imposible empezar a emularla, a pesar de usar la misma arquitectura x86-64 que un PC normal y corriente. Sin embargo, este nuevo emulador ha demostrado que es posible.

Hasta ahora sólo había dos emuladores para PS4: Orbital y GPCS4. El primero ya ha conseguido ejecutar el modo seguro de PS4, reconocer los discos duros y ejecutar el bootloader, aunque no es posible ejecutar ningún juego. En el caso de GPCS4, ya han ejecutado el juego We Are Doomed, aunque con fallos, además de NieR Automata, que prácticamente ni funcionaba.

Spine: PS4 en Linux pero con errores

Sin embargo, casi de la nada ha surgido un nuevo emulador llamado Spine. Este tercer emulador puede llegar a ejecutar entre 20 y 50 juegos. Aunque tienen muchos fallos y errores, es un gran salto con respecto a lo que teníamos disponible actualmente. La mayoría de juegos que pueden ejecutarse son títulos indie de bajo consumo.

Además, a diferencia de los otros dos emuladores, hay que tener en cuenta que el emulador sólo está disponible de momento para Linux. A pesar de ello, no es muy difícil instalarse Ubuntu o Linux Mint en alguna partición o unidad de almacenamiento que tengamos disponible. Si quieres probarlo, no es recomendable hacerlo a través de una máquina virtual, ya que el emulador es a su vez otra máquina virtual que intenta emular el hardware de la consola, y puedes encontrar muchos problemas de compatibilidad y rendimiento. Tampoco es recomendable usar un live USB, siendo mejor instalar el sistema operativo en una unidad física.

Como vemos en el siguiente vídeo, el emulador ejecuta con soltura algunos juegos, mientras que el resto funcionan con un rendimiento a unos pocos FPS que los hace prácticamente injugables. Esto suele ser debido a la cantidad de recursos que se necesitan para ejecutar cada frame, por lo que de cara al futuro la optimización es un aspecto clave.

La arquitectura de PS4, a pesar de ser más parecida a un PC, tiene muchísimas más instrucciones y es más compleja, por lo que su emulación es mucho más costosa. Sin embargo, hace dos años parecía imposible pensar que fuera posible emular PS4 en un PC, y parece ser que emuladores como Spine están demostrando que dentro de unos años podremos ejecutar títulos con la misma soltura que se ejecutan en la actualidad los de PS3.

La demo de Spine puede descargarse en la web del proyecto en GitHub.

En el futuro, sería ideal que todos los juegos funcionasen de manera nativa en PC tal y como Sony va a hacer con Horizon Zero Dawn, en lugar de tener que andar usando emuladores. La comunidad de usuarios de PC se vería beneficiada de poder jugar a títulos de consola; aunque sea años después de su lanzamiento, y Sony por su parte puede seguir recibiendo dinero al venderlos en PC, ya que una vez muere la consola, normalmente no suele poder jugarse a los títulos de esa consola si no es con remakes o emulaciones. Por suerte, con PS5 eso cambiará de cara a PS4, ya que ambas consolas comparten arquitectura.