Encuentran un emulador nativo en PS4 para jugar a PS One en 4K

Encuentran un emulador nativo en PS4 para jugar a PS One en 4K

Claudio Valero

El año pasado llegaba al mercado Medievil Remake, la actualización de uno de los primeros clásicos de PlayStation. Esta reedición del juego original cosechó críticas decentes, pero no es eso precisamente lo que nos ocupa en estos momentos. Cuando se lanzó, algunos descubrieron la posibilidad de desbloquear el juego original de PSX o PSOne escondido en la reedición para PS4. Ahora, han sido capaz de extraer el emulador nativo de PS4 de ese título que incluso permite jugar a otros juegos de PSOne en calidad 4K.

La emulación de PS4 está empezando a coger velocidad de crucero en las últimas semanas. En abril conocimos Spine, un nuevo emulador para PS4 que ya puede abrir hasta 50 juegos. Sin embargo, la noticia más importante al respecto fue la aparición de un exploit en las consolas con firmware 7.02 que permite la aparición de un jailbreak para PS4 para ejecutar homebrew. Gracias a este exploit se ha podido extraer el emulador nativo en PS4 para jugar a PS One en 4K.

¿Emular PSX original en PS4?

El emulador PS4 PSOne llega directamente desde el juego Medievil Remake que esconde en su interior la posibilidad de jugar al título original. Eso es posible gracias a un emulador nativo que ahora ha podido ser “extraído” para utilizar con otros juegos. Desde ese momento, los responsables de conseguir el emulador han probado bastantes títulos de la PlayStation original, aunque con diferentes resultados.

Entre los juegos probados tenemos Silent Hill, Wipeout 3 y Spyro the Dragon. No todos funcionan perfectamente y encontramos algunos problemas de compatibilidad. Estos problemas hacen que fallen texturas o que directamente no podamos jugar al título en cuestión. Por ejemplo, en Silent Hill tenemos un montón de problemas a nivel gráfico que hacen “injugable” al mítico título de la consola original de Sony.

Otros juegos con problemas son Syphon Filter, que no pasa de la pantalla de introducción o Wild Arms que llega perfectamente al menú principal, pero después ya no termina de funcionar correctamente. Por el momento, esto es lo poco que conocemos de este emulador oculto en el juego Medievil Remake que podría dar muchas alegrías a la scene de PS4.

Con el hallazgo de este emulador, se vuelve a abrir el debate sobre la retrocompatibilidad. ¿Deberían asegurar las consolas la retrocompatibilidad con todas las generaciones anteriores, aunque fuera con un emulador? Por lo que parece, PS5 sí que cuidará más ese aspecto que ha sido totalmente abandonado por Sony en sus últimas consolas.