Por fin puedes usar pendrive USB o un SSD para el sistema operativo en tu Raspberry Pi

Las Raspberry Pi son excelentes para necesitan un ordenador barato. Actualmente podemos hacernos la Raspberry Pi 4 de 4 GB por 61,99 euros, mientras que el modelo de 2 GB nos sale a 54,56 euros. Para instalar el sistema operativo en la Raspberry Pi necesitábamos una tarjeta microSD, pero ahora ya podremos hacerlo con cualquier unidad de almacenamiento que queramos tal y como permitían ya otras alternativas a la Raspberry Pi.

La Raspberry Pi Foundation ha lanzado un firmware en fase beta y un nuevo bootloader que permiten iniciar un sistema operativo en la Raspberry Pi desde una unidad de almacenamiento USB. Una de las novedades más interesantes que introdujo la Raspberry Pi 4 B cuando fue lanzada el pasado mes de junio fue la introducción de puertos USB 3.0. Sin embargo, seguía sin poderse iniciar el sistema operativo desde una unidad USB.

Disco duro, SSD o pendrive: tú eliges

Eso cambia ahora, ya que ya podemos probar el firmware beta que habilita la función, aunque también podemos esperar a que se lance la versión definitiva en las próximas semanas. Gracias a ello, podremos conectar por USB un pendrive, o un lector de unidades de almacenamiento, ya sea un SSD SATA de 2,5 pulgadas, un disco duro externo de 3,5 pulgadas, o incluso un SSD NVMe.

Gracias a ello, podemos obtener multitud de ventajas. De entrada, podemos tener más almacenamiento disponible en un único dispositivo sin tener que depender del espacio que tengamos libre en la microSD, además de disfrutar de unas velocidades de carga mucho mayores, ya que las tarjetas microSD tienen una velocidad de lectura muy bajada y una enorme latencia.

Para poder usar el nuevo sistema de arranque es necesario un nuevo firmware porque se han hecho cambios en el proceso de arranque de la Raspberry Pi 4 B. En lugar de grabar el código de arranque en la ROM del SoC, el código ahora se almacena en el chip de memoria EEPROM, el cual puede ser actualizado. Además, debido a que el USB se ha trasladado a un bus PCIe y a que hay un nuevo driver para tener Ethernet Gigabit con una tarjeta USB, no era posible tener el código de arranque de manera fija en la ROM.

Cómo instalar el sistema operativo en el USB en Raspberry Pi

Para instalar la nueva actualización es necesario cambiar el canal de actualizaciones de “critical” a “beta”. Para ello, primero instalamos la actualización escribiendo sudo apt update y sudo apt full-upgrade. Posteriormente, vamos a /etc/default/rpi-eeprom-update y editamos el valor de FIRMWARE_RELEASE_STATUS de “critical” a beta”.

Posteriormente, instalamos el bootloader beta escribiendo sudo rpi-eeprom-update -d -f /lib/firmware/raspberrypi/bootloader/beta/pieeprom-2020-05-15.bin. Si el comando falla, es que hay alguna beta más reciente, lo que nos obliga a ir a /lib/firmware/raspberrypi/bootloader/beta/ para buscar la beta más reciente.

Reiniciamos, y ya podremos copiar con SD Card Copier toda la memoria de la tarjeta microSD a una unidad de almacenamiento USB. Si queremos realizar una instalación desde cero, podemos usar Raspberry Pi Imager. Por último, descarga todos los archivos .dat y .elf de la carpeta /boot de la rama principal de Raspberry Pi en GitHub y llévalos a la partición de boot de tu memoria USB.

Una vez hayamos hecho eso, reiniciamos, y ya podremos desconectar la microSD y usar la unidad USB que queramos.