PCIe 6.0 ya es oficial: los SSD del futuro van a volar

Aunque pueda parecer que la industria se ha vuelto loca, la realidad es que los estándares PCIe están avanzando a una velocidad endiablada. Todo se debe al retraso que hubo con el lanzamiento de PCIe 4.0, que tardó más de seis años con respecto a PCIe 3.0. Así, en 2019, se anunció PCIe 5.0, el cual está disponible ya en las primeras placas base con los Intel de 12ª generación. Sin embargo, pronto vamos a ver placas con PCIe 6.0 para un rendimiento aún mejor.

El avance de los estándares PCIe es algo que beneficia a todos los usuarios. Cuanto mayor es su velocidad, mejor es el rendimiento que pueden alcanzar los dispositivos que conectemos, ya que el ancho de banda disponible es mayor. Así, una tarjeta gráfica puede alcanzar un mayor rendimiento, un SSD puede ser más rápido, y el procesador y el chipset pueden gestionar los dispositivos conectados con un menor consumo energético.

PCIe 6.0: 256 GB/s en 16 líneas

PCIe 6.0 duplica el ancho de banda de PCIe 5.0. El estándar soporta hasta 64 GT/s, que equivale a 256 GB/s en una configuración de 16 líneas. Para lograr esa velocidad, el estándar hará uso de Pulse Amplitude Modulation con cuatro niveles, o PAM4, así como también un nuevo sistema de gestión de paquetes y de control de flujo.

pcie 6.0 ancho de banda

Como suele ocurrir cuando se anuncia un nuevo estándar PCIe, el PCI-SIG afirma que primero llegará a ordenadores ubicados en centros de datos, los cuales gestionan inmensas cantidades de datos cada segundo. A partir de ahí, irá permeando a los dispositivos para particulares. No obstante, habrá que esperar por lo menos a 2023 o 2024 para ver los primeros procesadores y placas de Intel o AMD compatibles con el estándar.

Actualmente, todas las tarjetas gráficas del mercado son compatibles con PCIe 4.0, y no ofrecen ventajas a la hora de usar PCIe 5.0. No obstante, igual que ha pasado con el 4.0 y el 3.0, usar una tarjeta actual en una placa con PCIe 3.0 puede generar alguna que otra pérdida de rendimiento por problemas de ancho de banda.

Las unidades SSD alcanzarían los 25.000 MB/s

Los únicos dispositivos que encontramos plenamente compatibles con PCIe 5.0, y que consiguen sacar beneficio de este estándar, son las unidades SSD. Samsung, ADATA y otras compañías que fabrican dispositivos de almacenamiento han demostrado ya el espectacular rendimiento que van a tener las unidades SSD PCIe 5.0 que llegarán este año, alcanzando cifras de 13.000 MB/s, frente a los algo más de 7.000 MB/s que se alcanzan con PCIe 4.0.

Por ello, no sería de extrañar que las primeras unidades SSD PCIe 6.0 alcancen velocidades de 25.000 MB/s, que es más rápido que la velocidad que alcanzaba la memoria RAM DDR3 hace casi una década. De cara a PCIe 7.0, podríamos encontrar unidades SSD tan rápidas como la memoria RAM DDR4 que usan la mayoría de ordenadores en la actualidad.

En definitiva, parece que el PCI-SIG se ha propuesto lanzar un nuevo estándar PCIe que duplique el ancho de banda del anterior cada tres años. PCIe 4.0 se anunció en 2017 y las primeras placas que lo usan llegaron en 2019. PCIe 5.0 se anunció en 2019 y las primeras placas se han lanzado a finales de 2021. Por ello, con PCIe 2.0 anunciándose ahora, deberíamos ver la llegada de las primeras placas a finales de 2023 o principios de 2024. Con respecto a PCIe 7.0, habrá que esperar por lo menos a 2025 para su anuncio.

¡Sé el primero en comentar!