Nace un nuevo material mucho mas resistente que el metal o el kevlar

Existen muchos materiales creados por la naturaleza que ofrecen una enorme resistencia, como es el caso de las telas de araña. Muchos científicos en todo el mundo han tratado de crear de forma artificial nuevos materiales que sean lo más duros posible para después usarlos en distintas aplicaciones.

Por ejemplo, en una ocasión un grupo de ingenieros crearon una especie de tela que fue alterada en un laboratorio manipulando genéticamente a unas bacterias. El resultado fue la creación de un tejido mucho más duro y que aguantaba cualquier tipo de impacto mucho mejor muchas telas de araña naturales.

Este equipo ya había trabajado en años anteriores con telas de araña, y pensaban que su nuevo tejido sería el más resistente jamás creado, pero se equivocaban.

Las telas de araña, claves

Para crear este nuevo material, se cogieron algunas de las propiedades naturales de las telas de araña y se mezclaron con algunas proteínas de esta tela que fueron alteradas.

Los científicos se dieron cuenta de que uno de los componentes clave de las telas de araña eran unos diminutos cristales que ofrecían una resistencia muy fuerte. Por tanto, si los seres humanos quieren crear un material igual o más resistente, tendrán que usar estos diminutos cristales también.

Para crear el material, el equipo usó una serie de productos que su objetivo es crear estos pequeños cristales tan resistentes. Se consiguió crear un tejido con una estructura mucho más sencilla que la de las telas de araña, por lo que se podían usar muchas veces para crear más resistencia.

Una resistencia jamás antes vista

Las fibras del material son de mucha longitud lo que hacen que tenga mucha más fuerza y resistencia. Tras hacer las pruebas pertinentes, se demostró que este material tenía mucho más resistencia que por ejemplo el metal o el kevlar.

Para finalizar el estudio, el equipo responsable confirmó que el gran rendimiento que ofrece este nuevo tejido es en gran parte gracias a la cantidad de cristales resistentes que se han creado durante todo el proceso.

Aunque esta nueva creación sea mucho más resistente que materiales actuales, los ingenieros han asegurado que no se van a parar aquí y que esto es solo el principio. Hay que agradecer a las arañas el crear un material natural tan resistente que ayude a crear de forma artificial otros aun mas fuertes.

Tras el éxito de este nuevo material, podrán seguir haciendo infinidad de experimentos para seguir potenciando la dureza y la resistencia de futuros materiales que serán mejores que los que se pueden obtener de la naturaleza.

Además, el material solo nace usando una serie de secuencias determinadas durante los procesos de experimentación, por lo que si se prueban nuevas técnicas podría dar lugar a un material aún más resistente usando los mismos componentes.