Consiguen hacer flotar objetos con sonido gracias a esta tecnología

La tecnología ha permitido crear una enorme cantidad de máquinas a lo largo de la historia. Muchas de ellas han servido para ayudar a millones de personas alrededor del mundo. Desde microscopios o cámaras hasta incluso robots que ayudan a muchas empresas y compañías a realizar su trabajo, pudiendo incluso trabajar junto a las personas. La última creación que recuerda a una máquina del futuro es un instrumento con forma redonda capaz de hacer flotar pequeños objetos usando solo el sonido.

Este nuevo aparato permite hacer levitar objetos mediante la acústica. Esto se podría implementar en varios ámbitos como la nanotecnología, la farmacia o la ingeniería biomédica, donde es muy importante la manipulación de objetos sin entrar en contacto con ellos.

La generación de ondas sonoras, clave

Actualmente existe una tecnología llamada pinzas laser, que utilizan tecnología láser para generar presión y hacer flotar y moverse pequeñas piezas.

Sin embargo, estas pinzas solo son útiles con objetos de muy pequeño tamaño. Pero esta nueva tecnología creada por japoneses permitiría poder manipular otro tipo de materiales y de un mayor tamaño.

El problema que presenta este sistema es que es una tarea muy difícil controlar el sistema que cree el sonido. Es más fácil crearlo, pero es complicado controlar las ondas sonoras para que hagan levantarlo y dejarlo levitando en el aire. Además, si hay una superficie que refleje el sonido, el sonido puede ser menos efectivo.

Por suerte, dos ingenieros de la Universidad Metropolitana de Tokio encontraron la clave para crear este sistema de sonido, pudiendo levantar una pequeña bola de tres milímetros y hacerla levitar.

Aún hay que mejorarlo

Consiguieron encontrar el punto perfecto para hacer levitar el objeto haciendo que las ondas sonoras tan solo de centraran en la diminuta bola, y no se expandieran por más lugares. Esta es la primera vez que se ha grabado la levitación de un objeto usando esta técnica.

Era muy importante usar todos los sistemas como si de un bloque se tratasen, en vez de trabajar con cada uno de forma individual.

Sin embargo, esta tecnología aun no es 100% fiable y tiene que pasar por más pruebas con la finalidad de ser optimizada y hacer que funcione a pleno rendimiento. Había ocasiones que la bola en vez de quedarse flotando en un punto fijo, se dispersaba.

Aun así, este aparato representa un progreso que nunca antes se había visto y que podría ser de gran ayuda para los científicos. No cabe duda de que el equipo japones trabajara bien duro para mejorar el funcionamiento del sistema y que se pueda usar en laboratorios en un futuro no muy lejano.