Por qué reproducir streaming pirata no es 100% ilegal

Hasta hace una década, la escena pirata estaba dominada por sitios de torrents y portales de descarga directa. Hoy en día la gran mayoría de sitios pirata son webs que permiten reproducir directamente contenidos con derechos de autor de forma directa mediante la inserción de reproductores o sitios de streaming.

Sabemos que en la lucha antipiratería hay muchos factores que son ilegales. Descargar películas y programas de televisión pirateados es ilegal, quienes operan un sitio de transmisión pirata también están cometiendo delitos. Pero si tú simplemente consumes estos contenidos en línea sin descarga, ¿también es ilegal?

No sería ilegal según un profesor de derecho

Es posible que las personas que usan estos sitios de transmisión para consumir contenido pirateado no infrinjan los derechos de autor, tal y como explica James Gibson, profesor de derecho en la Universidad de Richmond.

Streaming Pirata

Streaming Pirata

A diferencia de descargar películas pirateadas, consumir streaming pirata no es una violación clara de la ley de derechos de autor.

“No está del todo claro que, si simplemente consume contenido de streaming pirateado, en realidad estés incurriendo en una infracción de derechos de autor”.

El asunto es que la descarga y el consumo de una transmisión se encuadran de manera diferente según las leyes de derechos de autor, con diferentes interpretaciones de la infracción de derechos de autor. Estas infracciones siempre requieren la distribución, reproducción o ejecución pública de contenido protegido por derechos de autor.

¿Por qué la descarga sí y el streaming no?

En los casos de descarga de un archivo pirateado, se crea una copia completa y duradera que puede compartirse y reproducirse de forma offline, lo que se ajusta más a la definición legal del concepto de reproducción. En cambio, para simplemente ver un online un contenido pirata, no suele ser el caso, ya que lo efímero del caso cambia el concepto.

Sentencia antipiratería

Sentencia antipiratería

“En el streaming no se hace una copia duradera; el contenido desaparece tan pronto como finaliza el streaming. Eso significa que el control exclusivo del propietario de los derechos de autor sobre los derechos de reproducción y distribución es irrelevante, porque la reproducción y la distribución requieren la creación de una copia duradera”.

Es por ello que ninguno de los grandes perjudicados por la vulneración de derechos de autor suele ir en contra de aquellos que consumen streaming pirata. Dada la ambigüedad en la terminología legal, si pierden uno de estos casos, puede empoderar a los piratas de streaming en lugar de disuadirlos, lo que solo podría empeorar el problema.

“Las compañías de medios no quieran sentar un mal precedente afirmando que es una infracción y luego descubrir que no lo es. Eso podría alentar a los usuarios finales en lugar de hacerlos más atentos a los aspectos legales de la transmisión”, señala Gibson.