Persiguen por todo el mundo al mayor proveedor de IPTV pirata

Son muchas las operaciones contra IPTV pirata las que salen a la luz cada semana en todos los países del mundo. Apostar por una IPTV pirata tiene sus riesgos y puede enfrentarte a problemas legales por usar un servicio que no está permitido. Ahora, el grupo antipiratería holandés BREIN no repara en esfuerzos para dar con el que posiblemente es el mayor comerciante de IPTV pirata.

Tras las investigaciones realizadas en Reino Unido y Portugal, BREIN afirma que está rastreando la pista del delincuente en Brasil, donde tiene intención de hacer cumplir los procedimientos civiles y denunciar a este hombre ante las autoridades mientras incauta todos los dominios.

Tras el mayor proveedor de IPTV holandés

Se trata del vendedor pirata de IPTV GoFastIPTV.eu, una plataforma que ofrecía programas de televisión, transmisiones en vivo de canales de televisión de pago y películas, además de más de 85.000 títulos bajo demanda. BREIN sospecha que esta plataforma fue el mayor vendedor de IPTV de los Países Bajos y, como consecuencia, hace todo lo posible para identificar a sus operadores. Dentro de las actuaciones se llevaron a cabo compras de prueba que llevaron a PayPal y una cuenta en Rabobank en los Países Bajos. También se enviaron cartas de citación a varias cuentas de correo electrónico y a empresas que alojan el sitio web.

Las investigaciones sin descanso por parte de BREIN llevaron al grupo a seguir con las investigaciones en Reino Unido y Brasil. En este punto, consiguieron acorralar en un callejón sin salida al delincuente cuando se rastreó un dominio relacionado con un hotel en Lisboa, Portugal. Por su parte, las demandas a Rabobank con el fin de que proporcionasen detalles de los clientes supusieron un problema hasta que la organización ganó un fallo judicial que obligó al banco a proporcionarles la información necesaria.

Avances en la investigación

Una vez que el banco entrega el nombre, la dirección y los datos de residencia de la persona detrás de la cuenta se consigue identificarlo y localizarlo. Aunque se realizó una orden judicial en la dirección de un hombre en Brasil, esto no fue suficiente. En lugar de cerrar el servicio IPTV pirata, el hombre pudo seguir comercializando.

Sin embargo, como resultado perdió 420.000 euros de multas coercitivas. Uno de los mayores errores que cometió el delincuente fue transferir el nombre del dominio del sitio a “una persona no identificable”, momento en el que el grupo antipiratería pudo abalanzarse sobre él.

iptv observacion

IPTV

Suspensión del dominio

Cuando las autoridades no pueden identificar al propietario de un dominio pueden suspenderlo. Esto es precisamente lo que hizo el grupo antipiratería bloqueando las ventas de suscripciones IPTV a través de esos dominios. Aun así, el grupo afirma que ahora se realizan desde otro dominio, pero con mucho menos tráfico.

“La sentencia civil final del tribunal se ejecutará en Brasil con respecto a los activos allí. BREIN también denunciará al hombre a las autoridades debido a su persistencia en la infracción a gran escala”.

Otras actuaciones del grupo

A mediados de 2018 estuvieron tras la pista de un vendedor de copias ilegales de libros electrónicos en el servicio local en línea Marktplaats y Facebook. El vendedor aceptó cesar la actividad, pero en 2019, tras comprobar que se seguían haciendo ventas, la organización exigió un pago de 4.000 euros.

Dicho pago no llegó a realizarse y tomaron la medida de embargar la casa de la mujer. Tras varias negociaciones y el pago de 2.500 euros, los pagos dejaron de hacerse. El grupo antipiratería ahora desvela que a finales del año pasado se incautó el automóvil de la mujer y se acabó logrando que pagara el resto de la multa.