Un IPTV pirata condenado demuestra que emitía legalmente

Un IPTV pirata condenado demuestra que emitía legalmente

Alberto García

A principios de 2019, la Alliance For Creativity and Entertainment (ACE) demandó a un proveedor de IPTV pirata llamado Omniverse One World Television y a su dueño ante un tribunal de California. El caso parecía muy sencillo, con un servicio que ofrecía contenido sin licencia, y que por tanto tendría que pagar daños a los propietarios de eso derechos. Sin embargo, el caso ha dado un giro de 180º.

Omniverse, según la ACE, ofrecía contenido sin derechos a otras plataformas de IPTV pirata que revendían a clientes, como Dragon Box, HDHomerun, Flixon TV y SkyStream TV. Sin embargo, el dueño de Omniverse, Jason DeMeo, insistió en que ellos sí tenían los derechos para revender el contenido tras haber firmado un acuerdo con Hovsat, que a su vez tenía un acuerdo con DirecTV, la principal plataforma satélite de Estados Unidos.

Omniverse, condenada a pagar 50 millones a la ACE

Pronto empezó a cuestionarse la validez de los acuerdos de Omniverse, y al final la plataforma se rindió y pagó 50 millones de dólares en daños a la ACE. Sin embargo, Omniverse pasó a pedirle esos 50 millones de dólares en daños a Hovsat. El argumento de la plataforma es que ellos pagaban 46.000 dólares al mes a Hovsat por licenciar el contenido, creyendo que Hovsat se los pagaba a DirecTV, y que éste le daba los enlaces para meterlos en apps IPTV con todas las garantías, cuando en realidad no era así.

Por ello, Omniverse al final estaba ofreciendo contenido sin licenciar, y acusó a Omniverse de incumplir el contrato, lo cual le llevó a Omniverse a ser demandada y multada con los 50 millones de dólares a pesar de no tener realmente la culpa, ya que ellos creían que estaban ofreciendo contenido a través de vías legales.

Hovsat, condenada a pagar 50 millones a Omniverse

Así, esta semana, el juez que llevaba el caso ha decidido condenar a Hovsat, que encima ni se ha molestado en presentarse en el juicio para defender su postura. Por ello, la resolución ha sido a favor de Omniverse y ha condenado a Hovsat a pagar los 50 millones de dólares de multa a los que fue condenada Omniverse.

Ahora sólo queda que Hovsat pague a Omniverse, y que ésta pase ese dinero a los estudios de Hollywood y a los propietarios de los derechos de autor del contenido que emitían. Sin embargo, puede que esto sea difícil ya que la ausencia total de interés de Hovsat por el proceso podría alargar la situación e incluso generar un problema si no deciden pagar. Ambas condenas son firmes, pero al no haberse presentado Hovsat, puede hacer caso omiso si las autoridades no tienen forma de acceder a sus cuentas. Sin embargo, a Omniverse sí que la tienen más controlada, y pueden generarle series problemas de dinero si les obligan a pagar a pesar de que ellos no reciban dinero de Hovsat.