Un nuevo IPTV pirata cierra sus puertas a cambio de 70.000 euros

Un nuevo golpe a la piratería se ha producido en Europa. Los servicios IPTV piratas no paran de sufrir golpes de este tipo, pero por cada uno que cierra parece que salen de la nada otros para ocupar su lugar. Sin embargo, este nuevo golpe que ha sufrido un servicio bastante popular le va a llevar a cerrar sus puertas para siempre. Te contamos más sobre ello.

Como veremos un poco más adelante, uno de los grupos antipiratería más activos de nuestro continente ha conseguido el cierre de un servicio tras el que llevaba mucho tiempo. El responsable de este servicio se libra de cualquier tipo de pena de cárcel por el pago de una cantidad que se queda un poco corta en comparación con otros servicios IPTV que han cerrado anteriormente.

Un nuevo IPTV pirata que cae

El grupo antipiratería holandés BREIN es uno de los más activos de todo el mundo. Esta organización actúa principalmente en Europa, donde ya ha sido responsable de cerrar servicios y sitios ilícitos de todo tipo, además de obtener varias sentencias muy favorables. De hecho, en 2017 obtuvo una victoria muy importante ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, tribunal que dictaminó que es ilegal vender dispositivos que están preconfigurados para acceder a contenido que infringe los derechos de autor.

Pese a lo bien que le ha ido a BREIN frente algunos servicios IPTV piratas, había uno que se le estaba atragantando: GoFastIPTV.eu. Este servicio venía ofreciendo el acceso no autorizado a películas, programas de televisión y canales de televisión de pago, además de a 85.000 títulos bajo demanda. BREIN intentó seguir el rastro de este servicio a través de sus servicios, pero el rastro de este finalmente desapareció en un hotel de Lisboa.

IPTV pirata

Por suerte, aún le quedaba a BREIN un hilo del que tirar. El banco holandés Rabobank era el encargado de procesar los pagos de este servicio, aunque este no estuvo a favor de entregar los datos de este servicio en un primer momento. BREIN decidió llevar el asunto a los tribunales, y esta entidad bancaria se vio en la obligación de cooperar finalmente.

Gracias a la información bancaria, BREIN consiguió localizar al responsable de este servicio en América del Sur. Esta persona inicialmente no respondió a ninguna comunicación de BREIN, pero la cosa cambió cuando este grupo inició los procedimientos legales el pasado 2021. El grupo antipiratería holandés informa de que ha llegado a un acuerdo para tumbar este servicio GoFastIPTV.eu por el cual el operador de este tiene que pagar 70.000 euros. Además, el acuerdo conlleva una multa de 25.000 euros al día si se restablece el servicio, así como una multa de 10.000 euros por cada infracción futura.

La cifra que conlleva el acuerdo de cierre del sitio es bastante modesta si la comparamos con otros IPTV piratas que han acabado cerrando de la misma forma en los últimos meses. BREIN señala que con estos golpes contra la piratería, sus esfuerzos se centran en acabar con el servicio, y no a perjudicar a los suscriptores de estos, que en ocasiones ven como se cierra un servicio que tenían pagado por adelantado durante varios meses.

Aunque BREIN se centra en los proveedores, el uso de servicios ilegales en el hogar también infringe los derechos de autor. Cuando se retira el servicio, los clientes perderán su dinero y su acceso ilegal, mientras que generalmente tienen que pagar de medio a un año entero por adelantado.

Hasta ahora, BREIN informa de que ha conseguido rastrear a más de 50 proveedores de servicios ilegales de IPTV desde 2017, al tiempo que cerró más de 300 sitios donde se ofrecían estas suscripciones. Se espera que este recuento continúe aumentando en los próximos años.