Si usas IPTV no cometas ninguno de estos errores

Usar IPTV para ver contenido en streaming a través de Internet es una de las opciones más frecuentes en la actualidad, pero no todos los IPTV son legales. Muchos usuarios deciden decantarse por los IPTV pirata atraídos por su bajo precio. Más allá de una mala calidad en el servicio también pueden robarte tus datos personales o incluso que lleguen a las autoridades y te tengas que enfrentar a problemas legales.

Consumir contenidos a través de Internet es una tendencia que ha crecido en los últimos años y podemos acceder a él de diferentes maneras. Distinguimos entre IPTV y OTT, cada una con sus ventajas y desventajas. Hoy nos centraremos en los IPTV y los errores que no debes cometer si los usas.

Dar cualquier dato que permita identificarte

En nuestro país, acabar con el IPTV pirata es una obsesión entre las autoridades y se desarticulan continuamente organizaciones dedicadas a la venta ilícita de televisión de pago por Internet. En la gran mayoría de los casos, los IPTV piratas que cierran son intervenidos por las autoridades o la policía. Por lo que esto quiere decir que tendrán acceso a la dirección IP desde la que has accedido a la IPTV pirata, a no ser que utilices una VPN. También podrán ver cualquier dato personal que hayas dado a la hora de contratar es IPTV.

Correo electrónico, nombre y apellidos, datos bancarios… si vamos a usar una IPTV pirata es mejor que no demos ningún dato con el que puedan identificarnos, ya que las autoridades en cualquier redada podrían conseguir toda esa información y ocasionarnos problemas legales.

Contratar servicios no fiables

El IPTV pirata no ha dejado de crecer en los últimos años y se ha convertido en una de las principales vías para ver contenido sin pagar derechos a los creadores y propietarios. Uno de los ganchos de estos servicios es que ofrecen cientos de canales a precios muy bajos.

Uno de los grandes problemas de contratar una IPTV pirata es que no hay ningún tipo de garantía. Como ya hemos comentado, si uno de estos servicios sufre una redada por parte de las autoridades, además de enfrentarnos a problemas legales, tampoco tendremos derecho a reclamar nuestro dinero. Además, es frecuente que compremos una lista y que al de poco tiempo deje de funcionar perdiendo así el dinero que hemos pagado.

iptv pirata juicio

Pagar suscripciones durante mucho tiempo

Es desaconsejable hacerlo, ya que lo habitual es que, cuanto mayor sea el servicio de suscripción contratado, menor será el precio. Esto incita a los usuarios a comprar planes caros para obtener mejores tarifas, pero no caigas. En el caso de que las autoridades cierren dicho servicio de IPTV pirata no recuperaremos el dinero y cuanto más tiempo dure nuestra suscripción, más posibilidades de perder más dinero tendremos.

Más allá de esto, la IPTV pirata ofrece una peor calidad que los canales y enlaces originales de cada plataforma, además de ser poco fiables pudiendo llegar a sufrir cortes en la emisión de los contenidos en periodos de alta demanda. Añadido a la pérdida de dinero y calidad de contenidos cuestionable, otro problema al que nos exponemos es a los virus. En algunos casos es necesario instalar una aplicación al margen de la Play Store con lo que las probabilidades de tener un malware o código malicioso aumentan.

En definitiva, usar una IPTV pirata entrama muchos riesgos. En el caso en el que de opte por contratar alguno de estos servicios, es importante ser consciente de que puede dejar de funcionarnos en cualquier momento, además de acarrearnos problemas legales si hemos proporcionado algún dato personal real a la plataforma.

¡Sé el primero en comentar!