Un banco fracasa al intentar proteger al creador de una web de IPTV pirata

Las investigaciones contra los gestores de portales y servicios de piratería suelen demorarse meses debido al complejo proceso de obtener las identidades reales de quienes están detrás de ellos. En algunos casos llega a ser imposible identificarlos, a pesar de intentarlo por todos los medios posibles. Ahora, uno de los últimos recursos para identificar a un pirata ha triunfado.

El grupo antipiratería BREIN es uno de los más activos en la Unión Europea. Uno de sus principales objetivos en los últimos años son los portales que ofrecen IPTV pirata, y actualmente están en una operación contra el mayor portal de IPTV pirata de Países Bajos: GoFastIPTV.eu.

Este portal está actualmente operativo, ofreciendo 10.000 canales en calidad HD y 4K con HEVC, además de 85.000 contenidos bajo demanda y la posibilidad de verlos en diferido. Los precios son bastante asequibles, costando 15 euros para 1 mes, 30 euros para 3 meses, 45 euros para 6 meses, y 80 euros para un año.

PayPal y Rabobank, los medios de pago de GoFastIPTV

El problema es que la plataforma no tiene los derechos para emitir online esos canales, de ahí que BREIN esté intentando identificar al operador u operadores de este servicio para obligarles a que cierren el portal. Para ello, contrataron el servicio como si fueran un usuario normal, y se les dijo que enviasen el dinero a una cuenta de PayPal o a una cuenta del Rabobank en Países Bajos.

gofastiptv

Tras ello, enviaron emails a PayPal y a la entidad para identificar al dueño, pero no lo consiguieron. También intentaron contactar con los servicios de alojamiento web, que ofrecieron nombre, dirección y número de teléfono, pero resultaron ser de personas que no tenían nada que ver con la operación. Tampoco consiguieron nada usando esos métodos con la web IPTVGo.eu, que es idéntica a la de GoFastIPTV y supuestamente está gestionada por el mismo operador. En ese caso, el rastro se acabó en un hotel de Lisboa.

Por ello, BREIN decidió insistir en la única vía en la que tenían seguridad de que iban a recibir los datos completos, y probablemente reales: llevar al banco a juicio. La cuenta lleva ya un tiempo cerrada, pero aun así los datos pueden arrojar luz sobre la identidad real del operador, con lo cual coincidían los jueces. El hecho de que se esté realizando una infracción de derechos de autor es suficiente para que se pueda obtener esa información.

Rabobank tendrá que darles los datos del usuario

Rabobank afirmó que el RGPD le impide ceder datos personales de sus clientes. Además, puede que la identidad de la cuenta afecte a un tercero que esté puesto como testaferro y no tenga nada que ver con la actividad. No obstante, BREIN argumentó que, aunque la identidad fuera falsa, les ayudaría a acercarse al gestor. El juez aceptó este argumento.

Por tanto, el tribunal ha fallado a favor de BREIN, y ha dado cinco días a Rabobank para proporcionar a BREIN los datos del propietario de la cuenta, además de pagarles 1.775 euros en concepto del coste del juicio. Este tipo de resoluciones demuestran los peligros del IPTV pirata.