58 webs de IPTV pirata y 18 canales de Telegram cerrados

Italia es uno de los países cuyas autoridades más han luchado contra la piratería y los portales que la favorecen. Ahora, la Guardia Di Finanza ha cerrado 58 páginas web y 18 canales de Telegram, además de perseguir a los suscriptores de los servicios de IPTV y addons de Kodi que favorecían la piratería en una operación llamada «Evil Web«.

Entre las webs y los canales, las autoridades afirman que el tráfico total era de unos 80 millones de usuarios, y que tras la redada han conseguido interrumpir el 90% de la piratería audiovisual y editorial de Italia, aunque la cifra podría estar sobreestimada y ser mucho menor en la realidad.

La investigación comenzó con un usuario llamado «Diabolik». Las autoridades no le han identificado, pero probablemente sea un desarrollador de un addon para Kodi llamado Diabolik441 dedicado a contenido italiano. También había una app homónima en Android.

Junto con las operaciones en varias regiones de Italia, también se produjeron otras en países como Alemania, Países Bajos y Estados Unidos, donde se han identificado a otros operadores de estos servicios bajo los nombres de «Doc», «Spongebob» y «Webflix». Los cuatro han sido reportados a las autoridades por haber distribuido ilegalmente películas, televisión de pago, deportes en directo, dibujos animados, periódicos, revistas, manuales, e incluso pornografía.

Las autoridades intentarán demandar a los suscriptores

En Italia, los reproductores multimedia que reproducen contenido pirata son conocidos como «pezzotto», usados por muchos usuarios para acceder a contenido pirata. Tras las redadas, las autoridades han identificado a cerca de 1.000 usuarios de estos servicios, tanto en Italia como en otros países, y van a llevar a cabo acciones legales contra ellos por delitos contra los derechos de autor y recibir bienes robados.

Las penas para estos suscriptores pueden alcanzar hasta tres años de cárcel y hasta 25.000 euros de multa. Penas similares fueron mencionadas por la Guardia di Finanza en febrero después de haber informado a las autoridades de las identidades de 223 suscriptores de servicios IPTV pirata, aunque no se sabe si las demandas prosperaron.

Las autoridades italianas afirman además que tienen un nuevo sistema para bloquear páginas web, contactando directamente a los servicios de alojamiento para identificar los alias asociados a dominios webs de segundo nivel. Gracias a ello, están consiguiendo cerrar páginas cientos de webs creadas cada mes. Según estiman las autoridades, la piratería tiene un impacto negativo en el PIB italiano de 500 millones de euros, con una pérdida de 6.000 empleos.

En definitiva, vemos que las autoridades italianas no pierden el tiempo en cuanto a acabar con la piratería se refiere. El país fue pionero en el cierre de canales de Telegram que permitían acceder a contenido pirata, y posteriormente España también dio un fuerte mazazo a la piratería de prensa y revistas. Sin embargo, estos cierres no tienen muchos efectos negativos si no van acompañado de arrestos de quienes están detrás de estos servicios, como ha ocurrido en este caso.