Las plataformas de streaming se unen contra dos webs de IPTV pirata

La lucha contra el IPTV pirata es cada vez más encarnizada. Las grandes plataformas de streaming de pago participan en diversas asociaciones antipiratería con el objetivo de vigilar la red en busca de servicios de IPTV pirata para demandarlos. Ahora, empresas como Amazon, Netflix y Apple se han unido para cerrar dos plataformas.

El pasado mes de diciembre, empresas como Universal, Disney, Paramount, Warner y Columbia se sumaron a Netflix, Amazon, Apple y otros estudios en una demanda contra Dwayne Anthony Johnson, residente en Texas. Según la demanda, Johnson es quien opera un servicio llamado AllAccessTV (AATV), y otra plataforma llamada Quality Restreams.

Camufla su plataforma de IPTV como una VPN

Estos servicios han sido demandados por ofrecer acceso a películas y series a través de una plataforma con canales IPTV y vídeo bajo demanda. La empresa intenta hacerse pasar por un servicio de VPN llamado VPN Safe Vault LLC, pero en realidad se trata de una plataforma de IPTV pirata.

Los estudios demandantes solicitan que se paguen los 150.000 dólares por obra infringida, que es lo que se suele pagar normalmente en estos casos. Sin embargo, la defensa de Johnson no va a dar tan rápido su brazo a torcer. Su equipo legal afirma que no hay evidencias de que el servicio ofreciese acceso a contenido pirateado.

allaccesstv iptv pirata

Portada de la app de AllAccessTV

Según ellos, las únicas evidencias aportadas son capturas de pantalla que no muestran ninguna URL ni evidencia, además de que todos los dominios listados en la demanda ya han sido dados de baja. Además, en la demanda le acusan de haber ofrecido 600 películas y otras 600 series, pero no se aporta ninguna evidencia adicional.

De hecho, critican que la acusación cambia de objetivo varias veces sin rumbo fijo, llegando a acusar de piratería a los usuarios que veían IPTV a través de la plataforma. En ninguno de los casos se muestra infracción directa ni por parte de los usuarios ni por la «fuente desconocida de un stream».

Le acusan de querer reincidir

Los estudios han demandado no sólo a Johnson, sino también a los revendedores de IPTV pirata y cualquiera que colaborase con ellos, ya sean agentes, empleados, abogados, etc. No obstante, como no hay ninguna prueba de que Johnson trabaje con AllAcessTV o Quality Restreams, no hay demanda posible para ningún asociado. Además, tachan de absurdo que demanden también a los abogados por colaborar.

Tan poca es la evidencia que aportan que, aunque nombran a la empresa VPN Safe Vault LLC, no la llegan a demandar por falta de pruebas. La investigación cita a Jan van Voorn como experto independiente, pero en realidad es el Executive Vice President y Chief of Global Content Protection de la MPA, por lo que sus opiniones están sesgadas, además de que la información que aporta es imprecisa.

A pesar de todo esto, los demandantes creen que se la están intentando jugar, ya que creen que Johnson va a seguir infringiendo los derechos tanto tiempo como pueda. Días después de que se presentase la demanda, la información de registro público del dominio de las plataformas de IPTV desapareció al hacerse privada. Los abogados de Johnson quieren que la demanda le prohíba a él expresamente el operar los servicios de IPTV pirata, y no contra los servicios. Así, como no aparece ninguna información que le asocie a los servicios, él puede seguir operándolos. Veremos en qué queda todo.