La fibra de 400 Gbps podría llegar a tu casa con esta tecnología

Actualmente, las tarifas de fibra óptica en España nos permiten gozar de velocidades de hasta 1 Gbps, una cifra impensable hace un lustro. Todos los grandes operadores la ofrecen, pero el futuro se acerca a gran velocidad, y dentro de no mucho vamos a poder contratar velocidades de 2,5 Gbps, e incluso de 10 Gbps con la nueva tecnología que está probando Virgin Media.

Así lo ha anunciado hoy la compañía, donde afirman que han conseguido probar con éxito una tecnología óptica Infinera XR en fase de prototipo que han integrado en su red óptica pasiva (PON) en Reading (Reino Unido). El nuevo equipamiento se integra directamente en la red existente, y puede enviar y recibir datos a mucha mayor velocidad de lo que era posible hasta la fecha, alcanzando cifras de hasta 400 Gbps en un solo cable de fibra.

400 Gbps por cable con la nueva tecnología de fibra

Virgin ya probó en 2019 conexiones FTTH de 10 Gbps, y ahora han demostrado cómo, con un solo cable, pueden superar los límites de velocidad de la fibra óptica, permitiendo velocidades de más de 10 Gbps simétricos por cable. Ahora, si un hogar tiene la suerte de tener un cable único para ellos, pueden llegar a disfrutar de esas velocidades de hasta 400 Gbps.

infinera xr

La fibra óptica transmite la información en forma de luz mediante transmisores y receptores, que son los que determinan a dónde se envía la información y a qué velocidad. En la prueba, estos transmisores y receptores fueron sustituidos por el nuevo, que divide un solo cable de fibra óptica en múltiples conexiones, y pudiendo aprovechar una mayor capacidad por cable. Con ello, un solo cable puede ser usado para servir velocidades de varios gigabits a múltiples usuarios a la vez.

Estos transmisores y receptores pueden ser configurados de manera remota y configurados para que los operadores puedan hacer cambios en tiempo real y aprovechar nuevas mejoras tecnológicas. Además, permite facilitar el despliegue de nuevas infraestructuras para hacer frente a la alta demanda de capacidad de red para vídeo en 4K, así como para el tráfico de las redes 5G.

XG-PON: el futuro de la fibra óptica en España

En España, el siguiente paso que dará la fibra óptica será ofrecer conexiones directamente de 10 Gbps gracias a la utilización del estándar XG-PON, también llamado 10G-PON. El estándar actual permite unos máximos teóricos de 2,5 Gbps de bajada y 1,25 Gbps de subida, y con el nuevo se podrían alcanzar velocidades de 10 Gbps de bajada y 10 Gbps de subida. Orange afirma que lanzará mejores tarifas este año en cinco ciudades gracias a este estándar mientras que Movistar esperaría a 2022 para hacerlo.

Esas tarifas, no obstante, no alcanzarán los 10 Gbps máximos teóricos, sino que se quedarán en cifras algo menores. Casi nadie tiene en su hogar un dispositivo capaz de gestionar conexiones de más de 1 Gbps, donde ya el límite del Ethernet Gigabit se queda algo por debajo de los 950 MB/s.