5 cosas que mirar antes de contratar una tarifa de fibra óptica

Para elegir la tarifa de fibra óptica de internet que mejor se adapta a tus necesidades, es importante conocer y saber cómo son una serie de detalles y consideraciones que tenemos que tener en cuenta a la hora de su contratación. Esto es algo de lo que tenemos que atender muy bien, pues de ello dependerá que nuestra conexión sea la mejor y nos satisfaga de nuestro día a día.

Debe ser la que mejor se adapte a nuestras necesidades

La fibra óptica es la columna vertebral de todos los sistemas de comunicaciones actuales, por lo que debemos elegir con tiempo y paciencia la que mejor se adapte a nuestras necesidades. Y es que hoy en día prácticamente todos los hogares españoles cuentan con servicio de internet en casa.

Se ha convertido en algo totalmente indispensable, especialmente en un momento en el que muchas personas se encuentran teletrabajando y de la que necesitan una conexión a internet de calidad, por lo que contratar la mejor tarifa de fibra óptica puede hacer que nuestra vida termine siendo de mayor agrado.

Como tal, esta es el vehículo que utiliza una señal luminosa para transportar datos a grandes distancias. Las compañías telefónicas la usan como un método de conexión a la red. La misma se presenta como una forma de trasmitir datos de un punto a otro mediante impulsos electromagnéticos, los cuales viajan de un lugar a otro a través de un hilo de vidrio transparente o, en su caso, de material plástico. Pero, ¿sabes qué es lo que tienes que mirar antes de contratar una tarifa de fibra óptica con alguna compañía?

Cobertura contratar tarifa fibra óptica

Puntos a considerar de una tarifa de fibra óptica

Algo importante sobre la misma es que esta se muestra como la mejor opción para contratar internet, siendo la más eficaz y la más rápida. Eso sí, para disponer de ella es fundamental que te asegures que en tu zona llega la fibra, ya que de lo contrario tendrás que conformarte con otras alternativas (ADSL).

Asimismo, esta también compete otras conexiones de nuestro día a día, como la televisión por cable. Así, la tendencia es clara con respecto a las líneas de ADSL, que no solo ofrecen menos rapidez, sino también cuentan con una estabilidad de conexión menor. Mientras que las líneas de fibra crecen a gran ritmo las de ADSL ven cómo sus cifras disminuyen considerablemente cada año y acabarán desapareciendo. Por ello, tienes que conocer aspectos como sus coberturas o la velocidad.

Cobertura

Lo primero que debes tener en cuenta es la cobertura. No en todas las direcciones o domicilios hay buena conexión, ya que la fibra, a veces, no está disponible en zonas muy rurales o incluso en cascos antiguos de ciudades.

Por ello es muy importante que la cobertura de esta tarifa de fibra óptica llega a la dirección donde nos encontramos, pues si no existe una buena cobertura, será imposible que puedas disfrutar de una tecnología más avanzada y tener una conexión más estable y veloz.

Velocidad de subida y bajada

Otro punto importante al contratar nuestra tarifa de fibra óptica, por supuesto, es la velocidad. Hay que tener en cuenta tanto la de subida como la de bajada que ofrece cada compañía. Esto es esencial, ya que el hecho de contar con una mayor o menor velocidad no solo hará que descarguemos más rápido, sino que nuestra conexión tenga capacidad para soportar más dispositivos conectados y usando la red.

Un factor muy a tener en cuenta es si esa compañía ofrece velocidad simétrica. Esto significa que tanto la velocidad de subida como la de bajada sea la misma. Hoy en día la mayoría de opciones de fibra óptica tienen esta opción. Siempre podremos realizar un test de velocidad y comprobar qué tal la conexión. Además, la conexión soportará que todo el equipo de trabajo pueda usar la red sin interferencias ni desconexiones.

Velocidad contratar tarifa fibra óptica

Permanencia

Una vez tenemos elegida ya la cobertura y velocidad que queremos de nuestra tarifa de fibra óptica, debemos tener en cuenta también la permanencia. Dependiendo de la compañía con la que contratemos nuestro producto la permanencia va desde los 6 meses hasta los 18 meses en las más largas, normalmente en estas ofertas de permanencia suelen ofrecer los primeros meses a coste reducido para luego ir aumentando con el paso del tiempo. Actualmente, las únicas compañías que ofrecen fibra sin ataduras son las de Vodafone Yu, O2 y Movistar.

Así, como cualquier otro producto, lo que debe reinar por encima de todo es el sentido común. Porque al momento de su contratación tenemos que pensar si vamos a sacar partido al ancho de banda que nos ofrecen. De hecho, en según qué condiciones, es posible que tengamos más que suficiente con 120 o 300 Mb. Todo dependerá del número de dispositivos que tengas conectados a tu red y del uso que le des.

Precios e instalación

Por velocidad (300MB, 500, 600, 1GB…) hay operadoras que resultan más aptas también por su precio. Estas son las que mejor relación calidad/precio tienen. Por eso no debemos olvidarnos de esta cuota a la hora de contratar la fibra óptica para evitarnos sorpresas futuras

Por otra parte, si lo que queremos es tener un buen servicio de fibra óptica con nuestra tarifa, es el de asegurarnos de que la instalación la realice el equipo técnico, pues, en ocasiones, son los propios usuarios los que tienen que hacerse cargo de la instalación o tener que pagar por ello, ya que es necesario abonar una fianza previamente para que se instalen los equipos.

¡Sé el primero en comentar!