¿Es una oferta o me toman el pelo? Así lo puedes saber en Amazon

¿Es una oferta o me toman el pelo? Así lo puedes saber en Amazon

David Soriano

Ahora que se acerca el Black Friday y un incremento de compras en época navideña (y que los precios están como están debido a la inflación) es normal que tratemos de ahorrar lo máximo posible tratando de buscar las mejores ofertas en comercios online como Amazon. Como sucede en otros e-commerce, hay que comprobar que el artículo esté realmente rebajado y corresponda a lo que esperamos encontrar al abrir el paquete.

En las siguientes líneas vamos a ayudaros a separar el grano de la paja y que vuestras compras sean una experiencia lo más económica posible, pero siempre con ofertas reales y evitando que te tomen el pelo.

Usa herramientas para comparar precios

Una de las herramientas imprescindibles cuando sueles comprar en línea es un buen comparador de precios. De esta forma, podemos ver a golpe de clic el histórico de precios y si verdaderamente estamos ante un chollo, o lo que aparentemente es un descuento era el mismo precio que antes de ayer.

Hay algunos de ellos, como el comparador de precios CamelCamelCamel, que funcionan directamente en versión web. Tan solo tienes que copiar la URL de un artículo en Amazon y te hace un seguimiento sobre su precio actual, los mínimos y máximos históricos y un gráfico con los cambios recientes en su coste.

Camelcamelcamel

Si quieres automatizar esta función, también puedes acudir a ciertas extensiones de navegador que hacen que puedas ver estas gráficas y estadísticas directamente incrustadas en la web de Amazon y tener la información necesaria a mano cuando vayas a comprar. Un par de ejemplos que funcionan bastante bien son Keepa (también con página web) y Chollometro.

Chollometro
Chollometro

Cuidado con los vendedores externos

En Amazon no solamente vende sus productos la propia marca, sino que también es un marketplace en el que otros vendedores pueden colocar sus productos. Cuando el producto es vendido por Amazon, puedes estar algo más tranquilo y tener ciertas garantías, pero en el caso de terceros, debes extremar las precauciones.

Tu mejor baza es investigar sobre la reputación del vendedor. Además de la valoración de 1 a 5 estrellas del propio producto, donde no se distingue entre vendedores, si clicas en el menú de opciones de venta podrás ver quién lo vende y quién lo envía. Si en esto último lo hace Amazon, puedes tener algo más de certeza de que todo saldrá bien.

Amazon vendido por terceros

Dentro de este menú lateral aparecerá una puntuación adicional, que son las valoraciones de este vendedor, con un cálculo medio sobre cómo se le ha puntuado en los últimos 12 meses. Esto te puede servir también para evitar sorpresas desagradables como productos que no se parecen a la descripción y/o imágenes o recibir algún tipo de falsificación.

En la parte inferior de la ficha de cada producto puedes encontrar valoraciones solamente de clientes que han comprado el artículo, para evitar tanto las reseñas falsas como un posible review-bombing. Incluso Amazon permite subir imágenes a este apartado, por lo que te pueden servir como referencia sobre lo que otros clientes anteriores han recibido y que no te den gato por liebre.

¡Sé el primero en comentar!