YouTube sube los impuestos a los youtubers de Andorra

Los youtubers han estado en el punto de mira durante los últimos meses desde que saltó la noticia de que El Rubius se iba a ir a Andorra. Otros youtubers como Willyrex, Vegetta777 o TheGrefg ya se fueron en el pasado, pero el debate no arrancó hasta que se fue el más importante de ellos. Ahora, todos ellos van a tener que pagar más impuestos obligatoriamente.

Así lo empezó a comunicar en el día de ayer YouTube a los creadores de contenido por correo electrónico. En el email, YouTube afirma que, a partir del 1 de junio de 2021, Google deberá aplicar retenciones fiscales en los pagos a creadores que no residan en Estados Unidos. En otras palabras, todo el dinero ganado en Youtube desde Estados Unidos (por ejemplo, anuncios que vean residentes en el país), tendrá que tributar adicionalmente.

Cobro del 24% de impuestos si no se envía información fiscal

Para determinar la cuantía por la que hay que tributar y las correspondientes retenciones, será necesario enviar la información fiscal a AdSense. En el caso de que no se envíen esos datos antes del 31 de mayo de 2021, la retención que se aplicará será de un 24% sobre el total de los ingresos obtenidos en todo el mundo.

Google ha tenido que aplicar estos cambios para cumplir con el Capítulo 3 del Código Fiscal de Estados Unidos, donde «una empresa tiene la responsabilidad de recabar la información fiscal de todos los creadores de contenido que moneticen su contenido y residan fuera de Estados Unidos, así como de aplicar retenciones de impuestos a quienes obtengan ingresos procedentes de usuarios de dicho país».

youtube impuestos

Por ello, si se envía la información fiscal correspondiente a AdSense, «sólo» se aplicará el 24% de impuestos a los ingresos obtenidos por AdSense que provengan de Estados Unidos. Esto incluye las visualizaciones de anuncios, suscripciones a YouTube Premium, Super Chat, Super Stickers y Miembros del canal.

Supongamos que un youtuber español, residente en España, generó 1.000 euros de ingresos de YouTube en el último mes. De ellos, 100 euros se generaron a través de espectadores de Estados Unidos. A partir de ahí, se abren tres supuestos:

  • Si el creador no envía la información fiscal, perderá directamente 240 euros, ya que el 24% se aplicará al total de los ingresos.
  • Si el creador envía la información fiscal, entonces sólo pagará un 15% de los 100 euros generados en Estados Unidos, por lo que sólo pagaría 15 euros. Este 15% es debido a que Estados Unidos tiene firmado un convenio de doble imposición mediante el cual se paga un 15% de impuestos sobre todo el dinero que una persona física cobre desde Estados Unidos. Esa cifra baja a un 5% si el beneficiario tiene al menos un 10% de las acciones de la empresa de las que lo cobra, pero dudamos de que alguien en España posea un 10% de Google ahora mismo. El resto de dinero generado en el resto del mundo tributará bajo los tipos de España, igual que ahora.
  • Si el creador envía la información fiscal, pero no reside en un país con convenio de doble imposición con Estados Unidos (como Andorra), entonces tendrá que pagar un 30% de impuestos. En el caso de este ejemplo, serían 30 euros.

Los andorranos pagarán más a YouTube

Esto implica que los youtubers que sigan en España no tienen de mucho de lo que preocuparse, ya que la cantidad de impuestos que pagarán será bastante similar a la de ahora siempre que envíen la información fiscal. Sin embargo, a los residentes de Andorra puede que les haya caído una gota de sudor frío de la frente, ya que Andorra no tiene firmado un convenio de doble imposición con Estados Unidos. De esta forma, los residentes en Andorra tendrán que pagar un 24% como mínimo por todos los ingresos generados en todo el mundo a YouTube, o enviar la información fiscal y pagar un 30% por lo generado en Estados Unidos, siendo esta cifra el doble que en España.