Si no lo vas a utilizar, el WiFi puede ser un problema

En España hay más de 50 millones de líneas telefónicas. Es decir, hay más números de teléfono que personas viven en el país. Aunque en este dato se contemplan desde las líneas móviles o a las centralitas, no cabe duda de que vivimos en conexión permanente con el mundo a través de internet, como ocurre con el WiFi. Una conexión para la que es imprescindible tener datos móviles, o en su defecto conectarte a una red. Pero, en caso de que tengamos una red WiFi y no la utilicemos podemos acarrear con serios problemas, también de seguridad.

No utilizar el WiFi conlleva riesgos

Para ver series, películas, jugar a videojuegos… en muchas ocasiones parece que nuestra red WiFi no es suficiente. A lo mejor solo estamos conectados trabajando y de repente la conexión se cae o disminuye su potencia. En esos momentos pensamos que es porque la red falla o simplemente porque no tiene fuerza suficiente para soportar la actividad que estamos realizando.

Entonces nos planteamos llamar a la compañía y reclamar nuestro servicio o comprar un router nuevo porque quizá el que tenemos no funciona y por eso falla con frecuencia. Esto puede ocurrir, pero también, y no en pocos casos, puede pasar que la red falle porque esté siendo utilizada por alguien más ajeno a nuestra casa.

Es lo que puede ocurrir en situaciones como la que tiene que ver con el sistema desprotegido o, en su caso, que tengamos la conexión habilitada y disponible… pero no la utilicemos. Como otros varios problemas a los que nos podemos enfrentar de la misma forma, es posible que tengamos algún tipo de riesgo, entre ellos los de seguridad.

Precauciones a tener en cuenta

Internet es un mundo prácticamente sin fronteras, donde se puede acceder a cualquier información o herramienta, y por ello es importante estar al tanto de según qué riesgos, entre ellos los que tienen que ver con este tipo de redes WiFi que contamos en casa.

Al mismo tiempo, la solidaridad puede ser el motivo principal por el que muchos usuarios piensan que no hacen ningún mal por estar cediendo y dando permiso a un amigo para que pueda conectarse. Sabemos que hay casos que son puntuales y no significaran un riesgo, pero la gran mayoría no son así. Y estos son algunos posibles problemas.

Mantenimiento de la opción Wi-Fi desactivada cuando no la necesites

Incluso si no te has conectado de forma activa a una red, el hardware de conexión inalámbrica de tu ordenador continúa transmitiendo datos con cualquier red dentro de su rango de alcance. Existen medidas de seguridad para evitar que esta comunicación sin importancia llegue a ser peligrosa, pero no todos los routers inalámbricos son iguales, y los hackers pueden ser bastante inteligentes.

Si vas a utilizar tu ordenador para trabajar en un documento de Word o Excel, mantén el Wi-Fi desactivado. Disfrutarás además de una mayor duración de la batería.

Precauciones Wifi riesgos

Los dispositivos serán más lentos

Una de las causas por las que no es aconsejable permitir que alguien se conecte a nuestro router WiFi es por la velocidad del mismo. Los routers WiFi tienen una capacidad para un número determinado de dispositivos, cuantos más usuarios se conecten más se limitará esto. Además, nosotros hacemos la entrega a un usuario, pero él después podría estar compartiendo la contraseña con otros vecinos o un amplio número de dispositivos de los que nosotros no sabemos su existencia.

Quizás hay momentos en los que prácticamente no se nota, pero otros cuando el vecino, amigo o compañero está descargando archivos grandes o realizando videollamadas nosotros tenemos que conformarnos con lo que nos llega sin ser el mejor resultado. El ancho de banda lo está acaparando esta persona y nosotros que somos quienes pagamos la cuota no podemos disfrutarlo.

Mejora la seguridad impidiendo la conexión

Tener el WiFi desactivado es una buena manera de mejorar nuestra seguridad. Una buena rutina que podríamos aplicar al salir de casa o de la oficina sería desactivar el WiFi tanto del ordenador portátil como de nuestro smartphone.

Entonces sólo lo volveríamos a activarlo cuando nos fuéramos a conectar a una red WiFi segura como la de nuestra casa o la oficina. Y en el hipotético caso que nos conectáramos a un WiFi público, no deberíamos olvidarnos de utilizar una VPN.

Total protección con los softwares de seguridad

Incluso aquellas personas que toman todas las precauciones posibles de seguridad para las que pueden ser las redes WiFi públicas, se enfrentarán a problemas de vez en cuando. Es una realidad en esta época de interconexión. Por este motivo, es fundamental que instalemos y ejecutemos en el equipo una solución de seguridad en Internet sólida.

Estas soluciones pueden realizar análisis de forma constante en busca de malware en tus archivos, y siempre analizan los nuevos archivos a medida que se descargan. El mejor software de seguridad para consumidores también ofrece soluciones de protección para empresas, por lo que puedes protegerte a ti mismo mientras estás fuera y a los servidores de la oficina, todo al mismo tiempo.

2 Comentarios