Brushing: ¿qué debes hacer si te llega un paquete que no has pedido?

Cada vez se hacen más pedidos por Internet. En muchas ocasiones llegan paquetes que ni siquiera recordábamos que habíamos pedido. Sin embargo, en los últimos meses está dándose una nueva técnica de ventas llamada «brushing«, en la que nos envían cosas que ni siquiera hemos pedido. Te explicamos por qué lo hacen y qué has de hacer si te ocurre.

Hace unos meses empezaron a aparecer decenas de usuarios de Estados Unidos y Reino Unido reportando en redes sociales que habían recibido paquetes que no habían pedido. Esos paquetes incluían en su mayoría semillas de plantas desde China, lo cual no hacía más que «sembrar» aún más miedo en quienes los recibían por si se trataba de algún tipo de guerra biológica.

Llegan a España paquetes sin haberlos pedido que contienen semillas

Ahora, esos pedidos están empezando a llegar a España según ha alertado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, además de a otros países europeos como Alemania, Francia, Irlanda y Países Bajos. Estos envíos se están realizando a usuarios que han hecho compras en Amazon, eBay o AliExpress.

Estos paquetes contienen, en su mayoría, semillas de plantas, aunque también se han dado casos de haber recibido piezas de repuesto o mascarillas. Estas semillas pueden incumplir la ley si se trata de semillas que no están sujetas a control fitosanitario y no tienen certificado.

Así, si has recibido uno de estos paquetes, debes ponerte en contacto de inmediato con el área de Agricultura de la Delegación del Gobierno correspondiente o de los servicios de Sanidad Vegetal de tu comunidad para destruir correctamente este material. Y por supuesto, no se te ocurra plantarlas, ya que puedes generar auténticos problemas a nivel ambiental en tu zona y en España en general si se trata de especies invasoras.

¿Por qué has recibido algo que no has pedido?

Esta técnica es usada desde hace años por empresas chinas. El brushing consiste en falsear opiniones positivas, y se utiliza debido a la alta competencia que hay en Internet entre diferentes tiendas. Así, los usuarios tienen una mayor probabilidad de comprar un producto o en una tienda si hay opiniones positivas previas. El problema es que para obtener esas ventas hay que haberlas realizado previamente, o al menos tiene que existir un envío físico real. Por ello, los vendedores envían a los usuarios cosas que no han pedido, y luego falsifican las opiniones en sus perfiles.

Por ello, si has recibido uno de estos paquetes, entonces los vendedores están usando tu nombre o los datos que hayas facilitado en portales de venta para emitir opiniones que no son tuyas. Los productos enviados suelen ser de poco valor, de manera que el coste para la empresa sea bajo y pueda tener una amplia base de cientos de votos positivos para generar confianza entre los usuarios que les compren.