Ponen a la venta 14 millones de direcciones IPv4 por cientos de millones de euros

La escasez de direcciones IPv4 se ha tomado un ligero respiro. En la web del RIPE NCC la lista de espera se ha reducido a cero y no ha habido que esperar para recibir bloques de direcciones en los últimos dos meses. El cambio a IPv6 todavía no se ha dado a pesar de la escasez, y ahora se van a poner a la venta más de 14 millones de direcciones IP para alargar aún más la vida de IPv4.

Uno de los mayores defensores de IPv6, llamado Jun Murai, ha anunciado que tiene en su poder 14,7 millones de direcciones IPv4, y va a ponerlas a la venta. Esa cantidad de direcciones se espera que alcance un valor en el mercado que supere los 300 millones de euros, y con ese dinero planea mejorar la conectividad en la zona de Asia y del Pacífico.

14,7 millones de direcciones IPv4

Murai afirma que ha decidido deshacerse de ese bloque de direcciones para mejorar el desarrollo de Internet en la región. El bloque constituye la mayoría de direcciones del bloque 43/8, o puesto de otra forma, las direcciones asociadas a 43.x.x.x. Algunas ya están asignadas, donde el proyecto WIDE tiene en su poder el 87,5%, y las cuales transferirá a un fideicomiso que va a formarse para gestionar el reparto.

Murai afirma que no va a lucrarse con esta venta, y que todo el dinero estará gestionado por el fideicomiso. Murai es el equivalente japonés al padre de Internet, y ha jugado un papel clave en el desarrollo de Internet en Asia. Sin embargo, el hecho de que estas direcciones vayan a ser puestas a la venta de esta manera ha levantado las críticas.

Normalmente, cuando una dirección IP pasa a estar en desuso, ésta ha de ser devuelta gratuitamente a uno de los cinco RIR que hay en el mundo, los cuales son los que se encargan de redistribuirlas conforme sea necesario a empresas u operadores. Sin embargo, Murai recibió este bloque de direcciones en los primeros días de Internet antes de que existiera esta obligación, por lo que puede hacer lo que quiera con ellas aunque sea moralmente dudoso.

Cada dirección IPv4 vale unos 20 o 30 dólares

En el mercado, una dirección IPv4 vale actualmente entre 20 y 30 dólares, lo que le da un valor a las 14,7 millones de direcciones de entre 294 y 441 millones de dólares. Entre los competidores por esas direcciones va a haber seguro grandes empresas como Google o Facebook, además de grandes operadores.

El fideicomiso formado es propiedad de WIDE y de APNIC, el gestor de las direcciones IP en Asia, lo cual ha generado mucha polémica porque se supone que registrador ha de ser neutral. Además, el motivo por el que lo ha puesto a la venta es un tanto controvertido, ya que afirma que dentro de 10 años ya no va a tener valor porque todo el mundo va a estar usando ya IPv6. Además, afirma que parte del dinero va a ser usado para expandir IPv6.