Esta IA detecta células madre sanas de forma rápida y segura

La técnica más avanzada para la medicina regenerativa es la terapia usando células madre. Sin embargo, esta técnica era compleja ya que los investigadores y médicos tenían que coger de forma individual cada célula madre y observarla con un microscopio. Pero ahora investigadores japoneses han encontrado un método para acelerar este proceso gracias a un sistema de Inteligencia Artificial.

El pasado febrero se publicó en la librería online Stem Cells que investigadores de la Universidad de Medicina y Deontología de Tokio informaron de que su sistema de Inteligencia Artificial, cuyo nombre es DeepAct, puede identificar células madre de la piel saludables y productivas para realizar injertos de piel en crecimiento, con la misma precisión que un humano.

Claves en la regeneración de tejidos

Las células madre se pueden convertir en diferentes tipos de células maduras, lo que quiere decir que se pueden usar para hacer crecer nuevos tejidos en caso de lesión o enfermedad. Las células madre de la piel se utilizan para tratar enfermedades cutáneas hereditarias y para hacer crecer capas de piel que han sufrido grandes quemaduras.

Células madre

Uno de los autores principales del estudio, Takuya Hirose, asegura que las células madre de la piel son de los pocos tipos de células madre adultas que crecen sin problemas en un laboratorio. Además, las más sanas se mueven más rápido que las que menos, lo que ayuda a diferenciarlas en mirando por un microscopio. Lo negativo de esta técnica que no es 100% eficaz, además de requerir mucho trabajo tiempo.

Para abordar este problema, los investigadores han querido desarrollar un sistema que identifique y rastree el movimiento de las células madre de forma automática.

Ventajas del uso de una IA

El sistema ha sido testeado a través de un proceso denominado “aprendizaje profundo” donde se usa una serie de imágenes de muestra. Más tarde, se probó este método en una nueva serie de imágenes y se descubrió que los resultados eran muy precisos si se comparaban con el análisis manual.

El sistema de Inteligencia Artificial no solo detecta células madre individuales, sino que también calcula el índice de movimiento de estas, indicando la velocidad a la que se mueven las células. Las colonias de células madre que se muevan más rápido tendrán muchas más posibilidades de crecer que las que se muevan más lentamente. Esto las convierte en las candidatas ideales para generar nuevas láminas de piel para trasplantes de pacientes que han sufrido quemaduras.

IA

Esta nueva IA supone una nueva forma de control de calidad de las células madre de la piel y hará que este proceso sea más eficiente y confiable. Si se realiza un trasplante de piel en el que hay demasiadas células madre que no son productivas, contar con un sistema que identifica de forma rápida y sencilla las células más adecuadas supondría una ventaja médica considerable. Este control de calidad puede ser vital para la fabricación industrial de células madre, para así garantizar una producción que suministre células madre estables y de paso, reducir los costes de producción.