Las plataformas de streaming no tendrán que facilitar mail o IP de piratas

YouTube es la plataforma de streaming más usada en todo el mundo, con millones de nuevos vídeos cada día. Entre ellos, por desgracia, se encuentra casi siempre contenido sujeto a derechos de autor, donde algunos incluso se la juegan subiendo películas completas. Tres usuarios que subieron películas fueron llevados a juicio por la productora, pero finalmente han ganado.

En 2013 y 2014, tres usuarios subieron las películas Scary Movie 5 y Parker a la plataforma, de lo cual Constantin Film se dio cuenta. La compañía tenía los derechos exclusivos para la distribución de ambas películas, y como se habían visto miles de veces las películas gratis en YouTube, decidieron emprender acciones legales contra los usuarios para ver si podían imponerles multas por piratería.

Google, YouTube y la UE, en favor de los usuarios

Para ello, Constantin solicitó a Google los datos personales de los infractores, incluyendo email, direcciones IP y números de teléfono, para posteriormente demandarles. Google no cedió ninguno de los datos, y la compañía decidió ir a juicio en Alemania para que se los facilitasen.

El caso fue al Tribunal de Distrito de Frankfurt en Alemania, que rechazó sus demandas. Sin embargo, un tribunla superior anuló parte de esa decisión, y ordenó a YouTube que entregase los emails de los usuarios, pero no las direcciones IP ni sus números de teléfono. Ninguna de las partes quedó contenta con esa sentencia y el caso fue enviado a la Corte Federal de Justicia de Alemania, que a su vez contactó con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea para clarificar el término «dirección» del Artículo 8 de la Directiva de la Unión Europea sobre derechos de autor.

Finalmente, esta mañana el Tribunal de la UE se ha puesto del lado de YouTube y Google, con una sentencia que es por tanto favorable a los piratas, que preservarán su anonimato. La decisión ha sido tomada porque la Directiva 2004/481 no obliga a las autoridades judiciales a ordenador al operador de la plataforma de vídeo a dar la IP, correo y teléfono de los usuarios. El termino «dirección» sólo se refiere a la dirección física (postal).

Las leyes han de aplicarse de manera proporcional

No obstante, la UE afirma que obtener información adicional de los usuarios no queda completamente descartado, pero eso queda en manos de los Estados Miembros y de la actuación proporcional en cada caso. Ahora, el caso volverá de nuevo a Alemania, donde se empezó a tratar originalmente y lleva ya años de proceso.

Por tanto, a nivel europeo, la ley protege a los usuarios y su anonimato en todo momento, independientemente del contenido pirata que suban a la red. Distinto es el caso en el que haya un lucro claro y una actividad delictiva con una determinada organización, pero en este caso estamos hablando de que sólo se compartieron dos películas en una plataforma de streaming que rápidamente bloquea este tipo de contenido de todas formas.