Malware y timos: a esto te enfrentas al ver fútbol pirata por Internet

La piratería del streaming se centra en la actualidad, sobre todo, en el deporte en directo. El fútbol, como deporte rey mundial, es el que más sufre este problema, donde los usuarios llegan a todo tipo de extremos con tal de ver el fútbol sin pagar. Ahora, un estudio ha arrojado luz sobre los peligros de hacer esto, y la verdad es que son muchos.

En sus inicios, los portales pirata recibían ingresos de todo tipo de compañías, los cuales pagaban muy bien. Sin embargo, las asociaciones antipiratería han recibido cada vez más presiones para no anunciarse en este tipo de portales, y por ello los ingresos que recibían quienes operaban estas webs han ido cayendo en picado en los últimos años.

El 92% de las webs pirata ofrecen malware

Prácticamente todas las webs han tenido que elegir entre dos alternativas: o cerraban, o empezaban a mostrar anuncios con contenido dudoso o incluso peligroso. Muchas optaron por esta segunda opción, donde los operadores de estas webs en muchas ocasiones no se interesan por si sus usuarios acaban infectados por malware.

Ahora, le podemos poner cifra a la cantidad de webs que muestran contenido malicioso para ganar dinero gracias a un estudio de la empresa de ciberseguridad Webroot, que ha analizado webs que permitían ver partidos de fútbol de España, Alemania, Italia o Reino Unido. En ese estudio han revelado que el 92% de las webs que ofrecen streaming ilegal tenían algún tipo de contenido malicioso, el cual es el que mejor se paga.

Curiosamente, entre las webs analizadas sólo se encuentran aquellas accesibles a través de redes sociales, que es donde más peligro hay porque los piratas experimentados suelen tener más cuidado y se protegen mejor ante este tipo de contenidos, así como también pueden acceder a webs de «confianza» que no muestren esos anuncios.

Robo de datos o webs falsas, lo más común

Entre las «amenazas» se encuentran anuncios falsos, como los de hacerse rico con bitcoin en los que piden datos bancarios. También encontramos anuncios y webs que enlazan directamente a portales de noticias falsas con famosos o políticos del país del usuario en función de su dirección IP.

En móviles también hay multitud de estafas, donde algunas aplicaciones pueden exigir pagos para seguir usándolas por cifras que van desde los 2,50 hasta incluso 140 euros, además de suscripciones mensuales. Muchos de estos malware se instalan mostrando falsos anuncios de escaneos de antivirus que alertan de que estamos infectados, incitando a descargar un supuesto antivirus que en realidad es el propio malware.

Así, está claro que no hay que instalar aplicaciones que no sean de fiar, así como es importante no dar nunca datos personales o bancarios al acceder a estas webs. Tampoco hay que descargar los archivos que aparezcan, y si alguno se baja automáticamente, hay que borrarlo de inmediato (algo que Chrome incluso bloquea por defecto desde hace años).