Condenan a un hombre por compartir películas por Plex con amigos

La lucha contra la piratería no para en Europa, y dos nuevos casos de piratería han puesto patas arriba a un país tras el cierre de una de sus webs más populares y tras la condena de un usuario por haber compartido contenido multimedia como películas y series protegidas a través de un servidor de Plex.

A finales del año pasado, se cerraron dos páginas web de descargas torrent muy populares en países nórdicos: DanishBits y Nordicbits. Los dos operadores de las webs fueron arrestados, uno en Marruecos y otro en España. Sin embargo, ahora han condenado a uno de los usuarios de esas páginas web.

Descargar mucho torrent, delito en Dinamarca

Así lo ha determinado el tribunal de Odense, la tercera ciudad más grande de Dinamarca. El usuario había descargado y compartido 579 películas, 2.453 capítulos de 69 series y 1.670 audiolibros a través de la página web. Así, el usuario era uno de los más activos en la web, y por ello la Rights Alliance le reportó a la Fiscalía Estatal. Así, la condena finalmente ha sido de 60 días de prisión condicional, y posteriormente va a tener que pagar algún tipo de compensación a los propietarios de derechos.

Así, si ya es preocupante que uno pueda ser multado por compartir contenido por torrent, también es aún más preocupante que se te condene por compartir algo con tus amigos. Así lo ha determinado el Tribunal de Copenhague, que ha condenado a un hombre por descargar y compartir 9.440 películas. Estas películas eran accesibles a través de un servidor de Plex con al menos 21 usuarios. La condena de momento es de 30 días de libertad condicional.

Compartir películas con Plex, aún más delito

En diciembre de 2019 hubo una condena similar, donde un hombre tenía un servidor de Plex ejecutándose en un NAS y que gestionaba a través de un Mac Mini. El gestor sólo compartía contenido con amigos y familiares, que recibían la contraseña por email. A pesar de ello, finalmente tendrá que pagar las costas del juicio y llegar a un acuerdo con los propietarios de derechos de autor. Las condiciones del acuerdo son confidenciales.

En estos casos vemos lo importante del anonimato en la red. La Rights Alliance es especialmente conocida por perseguir a los usuarios, y ya en enero de 2021 advirtió que quienes descarguen contenido de manera reiterada van a ser perseguidos por las autoridades, incluso aunque el P2P no esté considerado como una actividad delictiva como tal, ya que la compartición se está haciendo de manera pasiva y no activa.