Hubble vs James Webb, en qué se diferencian los dos telescopios espaciales

Conocer más sobre el espacio que rodea la Tierra es una de las máximas obsesiones del ser humano desde hace varias décadas. Poco a poco va siendo una realidad el estudio de los planetas que tenemos más cerca, pero el universo conocido (y por conocer) está aún demasiado lejos. Para comenzar a estudiarlo son necesarios los telescopios espaciales, y desde hace algunas meses que el más reciente, conocido como James Webb, ya está en el espacio. En este artículo vamos a ver sus características principales, así como las diferencias con el anterior telescopio Hubble.

Este nuevo telescopio espacial, que fue al espacio como si de un satélite se tratara, fue lanzado en el diciembre pasado para tomar el relevo del telescopio Hubble. Al haber tantos años entre ambos telescopios es lógico que haya un salto tecnológico claro, lo que va a permitir a los científicos conocer mucho más del espacio.

Diferencias entre el telescopio James Webb y Hubble

Como ocurre en todo tipo de tecnología, el paso de los años hace que esta se vuelva mejor e incluso reducida. Esto no va a ser diferente en los telescopios espaciales, pese a que se trata de auténticos «monstruos». Vamos a hacer a continuación un repaso de las diferencias que hay entre ambos.

Tamaño

Vamos a comenzar con la diferencia más obvia que hay entre los dos, que está en el tamaño. Uno puede pensar que al ser una nueva tecnología, James Webb debería ser más pequeño y compacto que el telescopio Hubble, pero es más bien lo contrario.

Telescopio James Webb (NASA)

En realidad, el telescopio James Webb mide 21 metros de largo por 14 metros de ancho, lo que supone que es más o menos como una pista de tenis (23,77 x 10,97 para dobles) y mucho más grande que el telescopio Hubble, que tiene 13 metros de largo. Eso sí, en cuanto a peso, gana de calle el James Webb: pesa casi la mitad.

El espejo principal

Siguiendo un poco en la línea del anterior apartado, también toca hablar de las dimensiones del espejo principal de cada telescopio. El espejo del telescopio Hubble medía 2,4 metros, cifra que es ampliamente superada por el James Webb, que mide 6,5 metros.

Espejos de James Webb (NASA)

Esta diferencia es sumamente importante entre ambas, ya que a mayor tamaño del espejo mayor será la distancia que se pueda ver con el telescopio. De hecho, que el espejo tenga un tamaño tan superior en comparación a Hubble se debe al objetivo principal del nuevo telescopio, que no es otro que el de poder ver la primera luz emitida por el universo. A modo de curiosidad, el espejo está compuesto de berilio recubierto de oro.

Campo de visión

En el campo de visión de ambos telescopios vamos a ver una diferencia bastante notable, dada sobre todo por la evolución tecnológica que ha habido en los últimos años. Hubble ha servido muy bien a los científicos, pero con James Webb podrán ver una mayor amplitud del espacio.

De hecho, se calcula que el campo de visión del James Webb es aproximadamente dos veces el de Hubble, de ahí que hablemos de tanta diferencia.

Infrarrojo vs ultravioleta

Llegamos al punto diferenciador clave entre ambos telescopios espaciales. Mientras que el telescopio Hubble se centraba en el espectro visible de la luz, el James Webb utilizará tecnología para ver el espectro infrarrojo.

Imagen captada por Hubble (NASA)

Esto hará que el telescopio espacial James Webb sea capaz de captar mucho más que el Hubble, sobre todo en zonas donde hay mucho gas y polvo, ya que con los infrarrojos podrá «penetrar» estas masas para ver más allá.

Distancia de la Tierra

La distancia entre la Tierra y ambos satélites también es bastante diferente. El telescopio Hubble se lanzó para que orbitara alrededor de la Tierra, y de hecho está aproximadamente a unos 600 kilómetros por encima de nosotros.

Por otro lado, el telescopio espacial James Webb no va a orbitar alrededor de la Tierra, sino que lo hará del Sol. Eso hará que esté muy lejos de nuestro planeta, concretamente a 1,5 millones de kilómetros de distancia.

Precio

Un detalle que a lo mejor no pensabas encontrar en esta lista de diferencias, pero lo cierto es que construir ambos supuso inversiones bastante diferentes. Hay que tener en cuenta que el telescopio Hubble fue lanzado en 1990, y el valor del dólar no era el actual.

Independientemente de esto, estamos hablando de diferencias entre ambos, y en el precio también la hay. Mientras que Hubble costó 2.800 millones de dólares, el telescopio James Webb ha costado cerca de 10.000 millones, es decir, es el telescopio espacial más caro y sofisticado jamás creado por el hombre hasta la fecha.

Vida útil y posibilidad de reparación

El telescopio Hubble ha sorprendido a todos los científicos debido a su gran longevidad. Este ha durado más de 30 años funcionando, gracias sobre todo a varios ajustes y arreglos que se le han ido haciendo durante todo este tiempo. El James Webb tendría una vida útil de 5 años, aunque se espera que llegue hasta los 10 años.

Telescopio Hubble (NASA)

Sin embargo, el verdadero problema de la vida útil de este va a depender de otro factor que ya hemos visto anteriormente en esta lista: la distancia de la Tierra. Como este orbitará el sol y no la Tierra, será realmente difícil mandar una misión para que lo arregle, algo que no ha pasado con Hubble.

¡Sé el primero en comentar!