¿Se pueden consumir 1,5 l/100 km? Estos coches sí lo hacen

Escrito por
Coches eléctricos
0

Entre los gastos de mantenimiento de un vehículo que más preocupan a los usuarios, evidentemente, uno de ellos es el consumo de combustible. Y al paso que los fabricantes han afinado sus mecánicas para reducir las emisiones contaminantes, también se ha trabajado en motores con un consumo medio más reducido. Ahora bien, las diferencias tampoco son excesivamente grandes entre las opciones de cada segmento, salvo si miramos a los híbridos e híbridos enchufables, que sin problema alguno se mantienen incluso por debajo de los 2 l/100 km. Estos que te presentamos son los coches que menos consumen, según homologación.

En los coches híbridos nos beneficiamos de que una batería conectada a un motor eléctrico se encarga de apoyar a la mecánica de combustión interna. Es decir, que el trabajo del sistema eléctrico alivia la carga aplicada sobre el motor térmico, de tal manera que su consumo es, evidentemente, notablemente inferior. En vehículos en los que el consumo estaría en torno a los 5 l/100 km si mirásemos la opción diésel, nos encontramos con apenas 1,5 l/100 km para su versión híbrida. Es el caso del Volkswagen Golf GTE 2017, que con un motor 1.4 TSI de 150 CV homologa tan solo 1,5 l/100 km. Pero claro, este motor térmico está apoyado por un motor eléctrico de 120 CV.

En vehículos híbridos, el apoyo de un motor eléctrico reduce la carga sobre el térmico facilitando su trabajao –aportando más potencia- y, sobre todo, reduciendo el consumo de combustible de forma drástica.

audi a3 sportback e tron 2017

Las ventajas de los vehículos híbridos no son sólo un consumo mucho más bajo, aunque también, y en el bolsillo se nota

Exactamente igual que el modelo anterior, también el Audi A3 Sportback e-tron aprovecha el bloque 1.4 TSI de Volkswagen, con la misma potencia, y con el apoyo del mismo sistema eléctrico. Pero en este caso el consumo medio homologado sube hasta los 1,6 l/100 km por cuestiones relacionadas con la aerodinámica y peso. Son cifras llamativas y que, mientras la batería tenga carga, efectivamente se cumplen en situaciones de conducción reales. Pero ¿es la única ventaja de los híbridos? No, porque también tienen ventajas fiscales, y de aparcamiento –entre otros- según el ayuntamiento. Además, sí, la mecánica sufre bastante menos.

Pero donde las cifras son mucho más llamativas es en los SUV híbridos. Modelos más pesados, menos aerodinámicos y que, por lo general, montan motores más grandes y con consumos más elevados. Pero ¿qué pasa si miramos al Mitsubishi Outlander PHEV, por ejemplo? Que nos encontramos con un consumo de sólo 1,8 l/100 km con un motor térmico de cuatro cilindros y 2.0 litros, de 121 CV, y otro eléctrico que desarrolla otros 82 CV. Más llamativo todavía es el Volvo XC90 T8 Twin Engine, que se mantiene en sólo 2,1 l/100 km como consumo medio homologado, con un motor gasolina de 320 CV de potencia y un sistema eléctrico que entrega 80 CV. Todas estas cifras, evidentemente, no las encontramos en ningún vehículo de combustión interna: las de potencia sí, y muy fácilmente, pero con unos consumos tan ajustados, ninguno.

Compártelo. ¡Gracias!