¡Te los sabes todos! Los vídeos más míticos de YouTube

¡Te los sabes todos! Los vídeos más míticos de YouTube

Rocío García

YouTube lleva años siendo una herramienta de entretenimiento puro. Ahora, con las plataformas de streaming y las diversas redes sociales que ocupan nuestras horas de consumo de internet, la oferta es mayor y podemos pasar menos tiempo en YouTube, pero hubo un tiempo en el que la plataforma de vídeos era la gran reina del contenido viral. Aquellos primeros vídeos que circulaban en foros, por Messenger o gracias al boca a boca en la calle se convirtieron en iconos de una época y todos repetíamos sus frases continuamente, aunque el concepto de viralidad no era el actual.

Caídas, canciones pegadizas, frases que se han quedado en la memoria… aquellos vídeos míticos de YouTube que no podíamos y no podemos parar de ver son los que vamos a recopilar aquí. Seguramente conozcas muchos de ellos, o puede que los hayas visto todos, pero seguro que no puedes resistirte a verlos una vez más.

Momentos televisivos

La televisión nos ha dejado algunos de los momentos más divertidos de las últimas décadas y que nos sabemos de memoria. Desde los personajes de El diario de Patricia hasta él «y yo volé de él» que no te quitas de la cabeza.

«Sa matao Paco»

¿Cuántas veces lo has dicho? Seguro que al leer el título del vídeo has vuelto a hacerlo con la voz del protagonista del vídeo. O más bien del narrador del vídeo, porque el protagonista es el tal Paco, un señor que se juega el tipo para recuperar un balón caído en unos setos en las inmediaciones de un campo de fútbol de regional. El vídeo salió de forma original en un programa de La Sexta, pero fue el APM de TV3 quien lo relanzó a la fama.

La situación es la siguiente: un balón se sale del campo y Paco, voluntarioso, se ofrece a buscarlo entre la maleza que rodea al campo mientras otro aficionado se queja de cómo están los alrededores del estadio al tiempo que da órdenes a Paco para que encuentre el balón. Hasta que Paco, después de convertirse en héroe encontrando la pelota, tropieza, se cae y provoca las risas de los presentes. «Sa matao Paco», una frase que quedó para la historia.

«Y voló, y me hizo volar»

Incluso en las tragedias hay espacio para la risa. Este vídeo de una televisión pretendía informar sobre un accidente de tráfico ocurrido cuando una motocicleta se salió de la carretera con dos ocupantes a bordo. Pero la narración de uno de los dos afectados por el siniestro, concretamente el hombre que iba de paquete en el vehículo, acabó convirtiendo un vídeo serio en un viral de humor que dio la vuelta al mundo.

«Estábamos tomando tranquilamente ahí en la jurisdicción del surtidor y yo le dije justamente vámonos a irnos a casa ya a descansar que mañana es día laboral y este personaje me dijo vamos a irnos, pero vamos a irnos como yo quiero, me dijo y comenzó a acelerar y vino a toda velocidad y esta pendiente es un poco… trambólico, hay que saber subir y bajar. Y él quiso pasar un sesenta entre ochenta kilómetros por hora. Y voló. Y me hizo volar. Y yo volé de él, pero volé de él pero acá por la arbolada y el voló y se pegó acá por la pared y se reventó toíto y su moto se fue a la puta y yo gracias a dios estoy bien y él está ahí no sé cómo, pero quiero que se mejore». Sí, lo has leído con su voz.

«Droja en el colacao»

José Tojeiro es uno de esos personajes que pasaron desapercibidos en televisión y a los que YouTube dio una segunda vida y la fama absoluta. Este gallego apareció en Código Uno, un programa de Televisión Española, para denunciar que unas prostitutas que había contratado le habían drogado y robado en su propia casa. Su caso saltó a la luz en 1993, pero fue la plataforma de vídeos la que le rescató del olvido y convirtió sus frases en virales, en camisetas, en tazas…

De repente el «Me echaron droja en el Colacao» o el «Y era cuando ellas tenían ese interés en ir a cama porque una quedaba libre así. En complot. Para revolver» estaban en todas partes y todo el mundo imitaba el acento gallego de Tojeiro.

«La he liao parda»

Otra de las escenas que saltaron de la televisión a YouTube fue la de esta socorrista de una piscina de una comunidad de vecinos en San Sebastián de los Reyes, que se confundió mezclando productos químicos y provocó una reacción que afectó a varias personas por intoxicación. Ella misma, muy afectada, fue la encargada de explicar en un micrófono de Antena 3 qué había pasado. Y su discurso se viralizó al instante.

«Me he equivocado de producto y he echado ácido clorhídrico encima de sulfato de cloro, no, sulfato no, no sé lo que era. Lo he echado y ha hecho una reacción que flipas y ha empezado a salir gas amarillo. Vamos, que la he liao parda».

El Diario de Patricia

No podemos poner un vídeo en concreto porque son muchísimos los grandes momentos que el programa de Antena 3 El Diario de Patricia dejó durante sus años de emisión. Las historias estrambóticas que allí se contaban, los personajes que aparecían sentados en el sofá y las mil frases míticas que dejaron han dado lugar a un puñado de vídeos clásicos de YouTube que puedes ver del tirón si quieres asegurarte una tarde de carcajadas.

El niño que fumaba para hacerse el chulo, el señor mayor disfrazado de gato en pleno ataque de risa de la presentadora, embarazos por inyección… Un catálogo amplísimo para recordar esos grandes momentos.

Vídeos de niños

Los más pequeños de la casa también han protagonizado algunos de los vídeos de YouTube más populares.

«David after dentist»

Uno de los primeros virales, que enseguida se hizo con millones de visitas en YouTube, fue el vídeo que un padre grabó a su hijo a la salida del dentista. Aún anestesiado, el pobre niño alucinaba en el asiento de atrás del coche mientras el padre graba sus frases en proceso de despertar. «Tengo dos dedos, no, tengo cuatro dedos» o el gran «¿Esto es la vida real? ¿Va a durar esto para siempre?» quedaron como frases recurrentes de Internet.

«El niño corneta»

Podría estar encuadrado en televisión, porque el niño corneta hizo su fulgurante aparición en el programa de Juan y Medio en Canal Sur, Menuda Noche. Manuel era un niño de ocho años con una extraña habilidad, tocar la corneta... sin corneta. Con una pequeña separación entre sus dientes delanteros y soplando entre ellos Manuel era capaz de imitar el sonido de la corneta.

Pero no sólo imitar el sonido, era capaz de tocar canciones con ese instrumento natural. Saetas o canciones del momento como el éxito de Paulina Rubio Ni una sola palabra, con la que Manuel dejó encantados a Juan y Medio, al público de su programa y a todo Internet.

«Ay pollito la que has liao»

Una tierna niña dibuja sobre una mesa en la que hay un pollito, que se mueve por encima de los dibujos de la pequeña. Ella, con actitud de señora mayor, le recrimina a la mascota que no pare de moverse sobre la mesa. «Ay pollito, madre mía pollito, la que ha liao el pollito…» repite sin parar mientras intenta seguir dibujando. Un vídeo tierno y simpático que enseguida se hizo viral.

«La niña que quería destruir su colegio»

Ponerle un micro delante a los niños es peligroso, sobre todo si se encuentran en un ambiente relajado en el que puedan dar rienda suelta a sus pensamientos sin filtros. Eso es lo que pasó en este reportaje de La Sexta en un colegio, en el que preguntaban a unos niños pequeños por su trabajo soñado. Después de varias respuestas típicas apareció en pantalla una niña que reventó cualquier guion posible: «Veterinaria, y mi mayor deseo siempre ha sido que el colegio sea destruido por una bomba de destrucción«.

«La caída de Edgar»

Otro de los primeros vídeos que llegó a todo el mundo gracias a Internet y que ganó fama gracias a las múltiples parodias que se hicieron de él. Dos niños cruzan un riachuelo aprovechando dos troncos apoyados en los extremos. El primero pasa sin problemas y empieza a mover los troncos para hacer que el otro, Edgar, se caiga al río. Y acaba sucediendo. Edgar intenta que su amigo le deje en paz pero acaba probando el agua mientras un tercero, el que graba, deja la frase de cierre. «Te bañaste».

Otros virales

No son niños ni salieron en televisión pero seguro que has visto todos estos vídeos virales.

«Si ya saben cómo me pongo pa qué me invitan»

Cinco segundos son suficientes para crear un viral. Que se lo digan a este señor que se emborracha muchísimo en una fiesta y que tiene que salir ayudado por varios amigos, que le cogen de las axilas para llevárselo mientras él sólo acierta a articular una frase, muy lúcida por otra parte. «Si ya saben cómo me pongo pa qué me invitan».

«Contigo no, bicho»

Un grupo de amigos que se encuentran de vacaciones en un piso se despierta por la mañana tras una noche de fiesta y Carlos, uno de ellos, empieza a relatar cómo fue rechazado la noche anterior por una chica con una frase que se convirtió enseguida en todo un fenómeno. «Contigo no, bicho». La gracia de Carlos para describir la situación, las risas de sus amigos y las frases de Chewbacca para darle calabazas se colaron enseguida entre lo más visto y lo más compartido de YouTube.

«Niño alemán enfadado»

Este vídeo, como pasó con muchos otros, se hizo viral y famoso gracias a las diferentes versiones que se hicieron sobre él. El vídeo original muestra a un niño enfadadísimo jugando al ordenador, dando golpes en el teclado, desquiciado, gritando y con la respiración entrecortada. Perfecto para subtitular con todo tipo de situaciones, como así sucedió. El niño alemán consultaba sus notas, jugaba a videojuegos o criticaba el estado de forma de los jugadores de su equipo. Todo valía, todos los subtítulos encajaban en su enfado.

¡Sé el primero en comentar!