Las mejores webs para comprimir imágenes gratis sin perder calidad

Las mejores webs para comprimir imágenes gratis sin perder calidad

Rocío García

Para hacer más atractivo el contenido que leemos cada día, agradecemos que haya fotos en las distintas páginas web que consultamos o los blogs. Pero para que funcione correctamente y sea atractivo, hace falta comprimir imágenes: si las fotografías pesan demasiado, la página puede no cargar con la fluidez que nos gustaría. En ese caso, lo mejor es apostar por webs para comprimir imágenes que permitirán que sigan teniendo calidad pero que su peso se reduzca notablemente.

Si reduces el tamaño o las modificas con aplicaciones no especializadas, no sólo conseguirás modificar su peso sino que también estropearás la calidad y puede que se vean mal o sean incómodas y poco atractivas. Pero, al igual que para comprimir vídeos, son muchas las webs que permiten reducir el tamaño o comprimir imágenes fácilmente sin descargar nada. Además, muchas de ellas permiten subir paquetes enteros y hacer el proceso de una sola vez, sin complicaciones, gratis y desde cualquier dispositivo.

La mayoría de webs para comprimir imágenes soportan los principales formatos: JPG, PNG y GIF. Algunas de ellas cuentan con un deslizador con los que podremos ajustar exactamente el porcentaje de reducción y algunas incluso nos permiten ver cómo va a quedar antes de descargarlas y convertirlas de forma definitiva. Recopilamos algunas de las mejores opciones online y totalmente gratuitas que podrás sin límite.

TinyPNG

La web más habitual para comprimir imágenes es TinyPNG y es una de las opciones más básicas y sencillas si buscas una herramienta simple y gratuita. Lo único que tendrás que hacer es subir tus fotografías a la página y automáticamente se encargará de reducir su peso. Una vez que esté lista, podrás descargarlas automáticamente. La ventaja de esta página web es que es compatible con imágenes en formato png o en formato jpg pero, sobre todo, es que podemos subir hasta 20 imágenes diferentes (máximo de 5 MB cada una) y comprimirlas todas a la vez en sólo unos segundos. Una vez que las tengas, podrás descargarlas una a una o descargarlas todas a la vez o incluso almacenarlas en Dropbox.

Lo que hace TinyPNG es usar una compresión inteligente que disminuye el número de colores utilizados en la imagen para así tener menos “bytes” que almacenar. El tamaño se reduce notablemente con una reducción de hasta un 70% pero la calidad en la imagen se mantiene a simple vista y apenas tienes pérdidas.

Más allá de la versión web, TinyPNG cuenta con un complemento que puedes descargar gratis para instalar en WordPress si sueles reducir fotografías para tu blog o página web. O un complemento para tener siempre a mano en Photoshop y retocar las fotografías sin ningún esfuerzo y en un par de toques sin perder calidad.

TinyPNG - Comprimir imágenes

Web Photo Resizer

Una de las más básicas es Web Photo Resizer que no sólo permite reducir el peso sino también recortar, ajustes básicos de edición (luz, contraste, saturación…), añadir bordes, añadir sobras o incluso rotar si lo necesitas.  Puedes ajustar el nuevo tamaño, elegir la calidad de la imagen y saber cómo quedaría el antes y un después tras la compresión rápida. Una vez que la tengas, bastará aplicar cambios y descargar.

Web Resizer - Webs para comprimir imágenes

Squoosh

Una de las opciones más modernas y recomendables es Squoosh, una página web para comprimir imágenes sin necesidad de usar programas para reducir como Photoshop o Resizer. Se trata de una aplicación de Google que sirve como compresor y conversor online y podemos cambiar el formato o reducir su tamaño de forma gratuita y por cualquier usuario. Además, soporta muchos formatos como los clásicos JPG o PNG pero también otros menos habituales como WebP o MozJPEG.

Squoosh es muy fácil de utilizar y muy cómodo porque en un solo vistazo verás las diferencias entre la imagen real y la comprimida, en caso que las haya. Tendrás un antes y un después y podrás ir modificando los distintos parámetros o controlando la calidad hasta que el resultado esté tal y como quieres. Una vez que la tengas, podrás descargar la imagen con la resolución que quieras. Una de las principales ventajas de Squoosh es que necesitas conexión a Internet la primera vez que lo inicies pero a partir de la segunda vez funcionará de forma offline porque se descargará en el propio navegador para que podamos usar la herramienta incluso sin conexión. Y también puedes usarla directamente desde tu teléfono móvil.

Squoosh - Webs para comprimir imágenes

Imagen Optimizer

Imagen Optimizer, al igual que el resto de webs para comprimir imágenes, nos permite seleccionar el archivo que queramos y subirlo a la página web. Una vez que lo tengamos, podremos elegir entre seis opciones diferentes de calidad para optimizar y unas medidas máximas en altura y anchura de la página web. Cuando hayas decidido los ajustes, sólo tendrás que pulsar en el botón correspondiente para optimizar y que quede lista la imagen para usar donde o cuando quieras.

No hace falta que instales nada para usar Imagen Optimizer pero también permite descargar el programa de forma gratuita en nuestro ordenador y tenerlo siempre a mano sin necesidad de ir subiéndolas a la web cuando lo necesitemos. Hay una opción gratis que podemos descargar sólo introduciendo nombre y correo electrónico o bien puedes tener una versión de pago por unas dos libras que te libará de las marcas de agua a las imágenes optimizadas que modifiques.

IMAGE OPTIMIZER - Webs para comprimir imágenes

Compressor.io

Compresor.io nos permite subir fotografías o archivos de hasta 10 MB y con sólo pulsar un botón podremos tener lista una compresión de hasta el 90% del tamaño original. Es muy rápido y basta con subir la fotografía que quieras para tener la imagen lista en unos segundos y sabrás cuánto pesaba antes y cuánto después, de qué porcentaje ha sido la compresión e incluso tendrás un botón deslizante con el que podrás ver el original y el comprimido en una comparativa en un simple vistazo.

Se trata de una herramienta muy sencilla que no tiene complicaciones y que puede utilizar cualquier usuario sin ningún conocimiento de edición. Una vez que la tengas, podrás descargarla en tu ordenador o tu teléfono móvil o bien podrás guardarla en tus carpetas de Dropbox o tu carpeta de Google Drive. O bien podrás convertir otra imagen con sólo un botón, sin límite máximo de imágenes comprimidas de forma gratuita y con la única restricción de que tengan un peso máximo de 10 MB. Es una de las herramientas o webs para comprimir imágenes más cómoda e intuitiva pero tiene como inconveniente que no puedes convertir paquetes.

Compresor - Webs para comprimir imágenes

Compressnow

Compressnow es una de las webs más útiles para comprimir imágenes y reducir el tamaño en solo unos segundos. La interfaz no es la más agradable que vas a encontrarte pero sí es bastante práctica. Acepta muchos tipos de archivos  como JPG, GIF o PNG y puedes subir fotografías con un tamaño máximo de 9 MB en total por cada una. Cuando la tengas subida, podrás elegir el nivel de compresión de la imagen y pulsar en el botón para empezar con el proceso. Una vez lista, podrás descargarla en tu ordenador o en el dispositivo desde el que lo estés intentando.

Una de las ventajas de esta herramienta es que puedes subir varias imágenes a la vez, un total de 10 por paquete, y podrás hacerlo mucho más rápido. Lo malo de esta web es que si vas a subir fotografías en PNG, no mantendrán la transparencia.

CompressNow

Compressjpeg

Una de las mejores herramientas que puedes usar es Compressjpeg porque permite subir hasta veinte fotografías diferentes en formato JPEG o formato PNG pero lo interesante es que también podrás hacerlo con PDF. Compressjpeg es una de las webs para comprimir imágenes que más fotografías permite subir de una sola vez.

Una vez que las hayas modificado, podrás descargarlas de forma individual o hacerlas en un único archivo ZIP para tardar aún menos. Al igual que las demás, puedes ver el cambio entre la imagen original y la comprimida y podrás ir mejorando o empeorando la calidad hasta que te guste el resultado. Una vez que estés convencido, podrás dar el ok y almacenarla tal cual la has dejado.

Compressjpeg

ILoveIMG

ILoveIMG es una de las opciones más recomendables si quieres tener siempre a mano una web de este tipo. La ventaja frente a otras webs para comprimir imágenes es que esta hace mucho más. Más allá de reducir o comprimir, puedes redimensionar, recortar, convertir a JPG o desde JPG o acceder a un editor de fotos con efectos, marcos o pegatinas. También puedes girar imágenes, añadir marcas de agua, crear memes o hasta convertir páginas web HTML en una imagen.

Puedes comprimir fácilmente desde formatos JPG, PNG o GIF y basta con seleccionar las fotografías desde la página web. Puedes elegirlas desde el ordenador, desde Google Drive o desde Dropbox. ILoveIMG es la mejor opción si quieres convertir paquetes grandes de imágenes porque puedes subir muchas a la vez y comprimirlas en un solo toque.

Diez, veinte fotografías en un único proceso. Una vez que las tengas puedes descargarlas en un archivo ZIP que incluirá todas y te mostrará cuánto pesaban antes y cuánto pesan ahora. El pequeño inconveniente es que no verás el proceso de calidad antes y después como en otras herramientas. Y tampoco podrás elegir la reducción concreta sino que asegura que “todas las imágenes se comprimirán con la mejor relación de calidad y peso”. Si quieres reducir bloques grandes de fotos, es ideal. Si quieres precisión, puede que haya opciones más interesantes.

IloveIMG

EzGIF

EZGIF es una página web enfocada al formato que le da nombre. Permite que hagas tus propias imágenes animadas, que las recortes, que pases de vídeo a GIF… Pero también tiene un optimizador que permitirá comprimir imágenes o pasarlas de un formato a otro. Podrás usar formatos GIF, PNG y JPG y soporta imágenes con un peso máximo de 35 MB por cada uno de los archivos. Puedes subirla desde el ordenador o el móvil o bien copiar el URL de la misma. Una vez que la tengas, basta con pulsar el botón para comprimir.

Podrás elegir el tamaño en el que quieres tener el resultado o podrás marcar el porcentaje de reducción que necesitas para optimizar la imagen. Desde el editor no solo podrás optimizarla sino que permite otras opciones como recortar, añadir texto, convertir a otro formato, redimensionar… Es una opción muy completa aunque eso sí, no verás cómo va a quedar hasta que completes el proceso. No podrás ir modificando la calidad a medida que consultas la vista previa del resultado.

EZGIF

Imagecompressor – Optimizilla

Con el compresor de Optimizilla puedes subir imágenes en JPEG y en PNG y hasta un veinte por paquete. Es una de las mejores opciones porque permitirá ajustar la calidad de cada una de ellas antes de comprimir el paquete entero. Basta con ir pulsando en las distintas miniaturas y podremos ajustar la calidad. Además, podremos ver cómo queda antes y después o el porcentaje de compresión que hemos conseguido utilizando la herramienta.

Una vez que las tengas todas, podrás ir descargándolas fácilmente y una de las principales ventajas es que está completamente en español, es rápida, es precisa (podemos ajustar el nivel, comparar resultados…) y es muy sencilla de utilizar con una interfaz muy limpia y muy básica a cualquier nivel. Además, el resultado que conseguimos es bueno y se mantiene la calidad inicial de la fotografía.

Optimizilla