Los mejores humidificadores y en qué fijarnos al comprar uno

Los mejores humidificadores y en qué fijarnos al comprar uno

Roberto Adeva

Independiente de la zona donde vivamos, no siempre nos encontramos con la humedad adecuada en el ambiente, por lo tanto, puede que en determinadas épocas del año notemos cierta sequedad en la garganta e incluso en nuestra piel. Un ambiente seco puede estar provocado por muchas circunstancias, por lo que en la mayoría de ocasiones, lo mejor será contar con un buen humidificador que nos ayude a regular la humedad del ambiente. Si estás pensando en comprar uno, a continuación te mostramos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir un modelo u otro y cuáles son algunos de los mejores humidificadores eléctricos.

Lo cierto es que un humidificador es un aparato que nos permite aumentar la humedad ambiente, evitando los ambientes secos provocador por el propio clima, la calefacción o las propias temperaturas, pero que además ayudan a prevenir y aliviar ciertos problemas respiratorios y otras molestias.

Su funcionamiento es muy sencillo, el humidificador se encarga de evaporar el agua que contiene y distribuirla por el ambiente para aumentar la humedad. Ahora bien, debemos tener en cuenta que es importante controlar lo que se conoce como humedad relativa, que es la que determina la cantidad de vapor de agua que hay en una masa de aire concreta. Según los expertos, el porcentaje de humedad ideal estaría entre el 40 y el 60% para evitar la supervivencia de ciertos virus y bacterias sin llegar a crear el ambiente ideal para para la aparición de hongos.

Tipos de humidificadores

Aunque el objetivo de todos los humidificadores es añadir humedad al aire que respiramos, lo cierto es que podemos distinguir entre tres tipos distintos:

De aire caliente

Los humidificadores de aire caliente también se conocen como vaporizadores y son el tipo menos utilizado a día de hoy. Básicamente, lo que hacen es calentar el agua de su propio recipiente hasta que se pone a hervir y por lo tanto, se evapora y se distribuye por la estancia donde los tenemos ubicados. Entre sus principales ventajas cabe destacar que podemos usar agua del grifo sin problema, puesto que al hervirla eliminará los posibles gérmenes que pueda haber en ella y nos permite usar esencias para desprender cierto aroma por la habitación.

Ahora bien, también encontramos ciertos inconvenientes en este tipo de humidificadores. El hecho de tener que calentar el agua hasta hervir hace que puedan coger mucha temperatura e incluso pueden llegar a quemarse. Además, esto conlleva el peligro de que cualquiera pueda tocarlos y quemarse. El aire caliente puede provocar ciertas humedades en paredes, es más lento que los de agua fría, puesto que hay que esperar a que se pueda comenzar a evaporar el agua, lo que hace también que sean más ruidosos. Eso sin olvidar que generará una especie de efecto invernadero puesto que aumentará la temperatura del ambiente.

De aire frío

Los de aire frío funcionan haciendo pasar el aire seco de nuestra habitación por un filtro de mecha húmedo que encuentra en el interior del aparato. Un ventilador evapora la humedad y la distribuye por el ambiente. Además, el filtro hace que el vapor esté limpio de cualquier impureza. El vapor de este tipo de humidificadores es un vapor fino y fácil de respirar, no existen riesgos por su temperatura y se puede usar en cualquier época del año. Por el contrario, es recomendable usar agua destilada para evitar repartir cualquier tipo de bacteria alojada en el agua, puesto que al no hervir, no serán eliminadas y también son algo ruidosos aunque dependerá del modelo en cuestión.

Ultrasónicos

Aunque están dentro de los humidificadores de vapor frío, la manera de transformar el agua en vapor hace que podamos clasificarlos como un tipo distinto. En este caso, lo modelos ultrasónicos están equipados con un transductor que hace vibrar el agua a velocidad ultrasónica, lo que provoca que se descomponga en vapor muy fino y permite humedecer el ambiente.

Este tipo de humidificadores son los más rápidos y utilizados hoy en día, no ofrecen ningún peligro por calentamiento como ocurre con los de vapor caliente, son muy silenciosos y también permiten el uso de esencias para aromatizar el ambiente además de humedecerlo. Ahora bien, el hecho de no hervir el agua, aumenta el riesgo de aparición de bacterias, por lo que al igual que los de vapor frío, es conveniente realizar limpiezas periódicas a fondo.

humidificadores

En qué debemos fijarnos al comprar un humidificador

Aunque ya tengamos claro el tipo de humidificador que queremos o necesitamos, lo cierto es que hay otros muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un modelo u otro, como son:

  • Potencia: En función del tamaño de la habitación en la que queremos utilizar el humidificador debemos elegir un modelo de mayor o menor potencia para evitar que tengamos que esperar horas hasta que comencemos a notar su funcionamiento. Si queremos humedecer el ambiente de una habitación muy grande, debemos elegir un modelo que cuente con gran potencia para que sea capaz de distribuir el vapor lo más rápido posible.
  • Capacidad del depósito: Es otra característica relacionada con la anterior, ya que si necesitamos humedecer el ambiente de una estancia de gran tamaño, necesitaremos transformar en vapor una cantidad mayor de agua. También es importante saber el tiempo medio de uso del humidificador, ya que esto nos ayudará a determinar la capacidad del depósito para evitar que tengamos que rellenarlo cada dos por tres.
  • Regulador de caudal: Es importante conocer el caudal o cantidad de vapor que es capaz de desprender, ya que cuanto mayor caudal ofrezca, más rápido humedecerá el ambiente. La posibilidad de poder regular este caudal es también otro aspecto a tener en cuenta, ya que nos permitirá regular la cantidad de vapor que expulsa en cada momento.
  • Programador: Es una función bastante interesante, ya que nos permite programar el tiempo que estará funcionando el humidificador para evitar que sobrepasemos el nivel de humedad ideal o que no tengamos que estar pendientes de apagarlo en un determinado momento, como por ejemplo a media noche. Aunque no tenga programador, es interesante que cuente con algún sistema de apagado automático una vez alcanzado el nivel de humedad deseado.
  • Nivel de ruido: los de vapor caliente son los más ruidosos, luego les siguen los de vapor frío y los más silenciosos son sin duda los ultrasónicos. Partiendo de esta premisa, y según el uso que le vayamos a dar, debemos elegir bien el tipo y comprobar el nivel de ruido. Si lo vamos a usar durante el día puede que no sea un detalle demasiado importante, pero lo cierto es que si lo vamos a usar por la noche, puede uno de los principales aspectos a tener en cuenta.
  • Facilidad de limpieza: Los más sencillo de limpiar son los de vapor caliente ya que no usan filtros y el propio hecho de hervir el agua hace que se eliminen todo tipo de bacterias. Por el contrario los de vapor frío o ultrasónicos requieren de ciertas labores de mantenimiento periódicas, por lo tanto, debemos revisar que sea un modelo fácil de desmontar y limpiar hasta el último rincón. En el caso de los modelos que usan filtros, es importante también fijarse en la facilidad para cambiar los filtros, así como el precio de los recambios.
  • Portabilidad: Si vamos a usar el humidificador en diferentes habitaciones e incluso en diferentes casas, lo mejor es que elijamos un modelo que sea fácil de llevar de un lado para otro.
  • Precio: Ni que decir tiene que el precio es uno de los principales hándicaps a la hora de decidirnos por un modelo u otro. En este caso no siempre lo más caro es lo más eficiente, puesto que depende del uso que le vayamos a dar. Por lo tanto, lo ideal será buscar un modelo que cumpla con los requisitos mínimos necesarios para nuestro principal uso y que encaje dentro de nuestro presupuesto.

Mejores humidificadores para todos los usos y bolsillos

1 BY ONE

Por un precio más que asequible encontramos este humidificador ultrasónico silencioso que cuenta con luces led de 7 colores distintos para ayudar a crear un ambiente agradable. Cuenta con función de apagado automático, la capacidad del depósito es de 1.3 litros y también puede usarse con esencias para dar aroma.

Pro Breeze

Si buscamos un humidificador para un uso más regular y de larga duración entonces tenemos también este modelo de Pro Breeze, un modelo ultrasónico de vapor frío con una capacidad de depósito de 3,5 litros, que cuenta con difusor de aromas y función de apagado automático. Está equipado con un filtro de resina iónico para limpiar el agua antes de su evaporación. Ofrece hasta 30 horas de funcionamiento continuo gracias a su gran capacidad.

Pro Breeze

Este otro modelo de Pro Breeze también es un humidificador interesante puesto que es un modelo ultrasónico de vapor frío con una capacidad de 3,8 litros de agua y llega a ofrecer hasta 40 horas de uso continuado. Cuenta con regulador de intensidad de vapor, es muy rápido y silencioso, cuenta con luz led nocturna, filtro cerámico de bolas para limpiar las impurezas del agua y una boquilla giratoria para dirigir el vapor en cualquier dirección.

TaoTronics

Para muchos es el humidificador por excelencia. Este modelo cuenta con un depósito de gran capacidad, hasta 4 litros, lo que permite un uso prolongado sin necesidad de recargarlo. Cuenta con función de apagado automático, pantalla led, temporizador, modo reposo, modo sueño y boquilla giratoria 360 grados. Está equipado con cartucho microporoso de filtro para limpiar el agua de impurezas y microorganismos antes de expulsar el vapor. También cuenta con ajuste automático del nivel de humedad para que podamos olvidarnos de todo y simplemente disfrutar del mejor ambiente.

Medisana

Es otro de los humidificadores de referencia. Este modelo de Medisana es un modelo ultrasónico silencioso y de bajo consumo con una capacidad de depósito de 4,2 litros, por lo que ofrece un buen número de horas de uso continuo. Cuenta con regulador de intensidad de vapor, expulsa una niebla fría muy fina que aumenta la humedad del ambiente y viene acompañado de un cepillo para facilitar las tareas de limpieza periódicas.

DeLonghi UHX17

El famoso fabricante De Longhi también cuenta con este modelo de humidificador en su catálogo de productos. Se trata de un modelo híbrido de vapor caliente y humidificación fría con depósito de 1.6 litros y que ofrece hasta 7 horas de uso continuo. Cuenta con indicador de depósito vacío y la función de apagado automático, filtro de polvo y un diseño bastante atractivo.

Levoit Dual 100

Es otro modelo de humidificador ultrasónico de vapor frío. En este caso, ofrece una carga superior 2 en 1, capacidad de 1,8 litros y hasta 20 horas de uso continuo, modo sueño y tres niveles de ajustes. Cuenta también con función de apagado automático y permite el uso de aromas y esencias, por lo que puede ser utilizado como humidificador puro y duro o como difusor de aroma.

Miniland Humitouch Pure

Se trata de un humidificador de ozono que evita la aparición de bacterias y ayuda a la eliminación de malos olores. Cuenta con un depósito de 5 litro, por lo que es posible utilizarlo de forma continua y sin recargar durante más de 30 horas, permite la programación inteligente de la humedad relativa y el flujo de vapor que queramos a través de su panel táctil.

Beurer LB55

Este modelo utiliza tecnología de vaporización de agua caliente y es capaz de humedecer el ambiente en estancias de gran tamaño. Cuenta con un depósito de 6 litros, 2 niveles de nebulización, iluminación LED y sistema de almohadillas antical para el agua se purifique y el vapor sea expulsado libre de bacterias.

Levoit LV550HH

Es un modelo interesante puesto que se trata de un humidificador híbrido, es decir, permite la opción de expulsar vapor frío o caliente en función de nuestras necesidades. Cuenta con un modo automático capaz de mantener un buen nivel de humedad en función del entorno, distintos niveles de nebulización, programador, una capacidad de 5,5 litros, permite el uso de agua del grifo o destilada y requiere de una limpieza periódica. Cuando se usa con vapor caliente es necesario tener cuidado ya que el aparato difunde calor, sobre todo no poner al alcance de los niños para evitar problemas.

Rowenta HU5220

Este humidificador de Rowenta es otro modelo interesante. Cuenta con tres modos automáticos de control de humedad, una potente salida de vapor y es muy silencioso. La capacidad del depósito de agua es de casi 6 litros y ofrece un tiempo de uso continuo de hasta 30 horas. Cuenta también con un temporizador, sistema antibacteriano y tres niveles de vapor.

Philips HU4803

Este modelo de Philips es un humidificador con diseño moderno con tecnología NanoCloud de eVaporación inteligente. Dispone de temporizador programable, tres ajustes de humedad, capacidad de 2 litros y humidificación en 360 grados para una distribución uniforme en toda la estancia.

Boneco U650

Se trata de otro humidificador híbrido, vapor frío y caliente, con tecnología de ultrasonidos, antibacteriano y gran potencia. Está equipado con pantalla táctil digital para un fácil manejo, función de atenuación, desmineralización, cuádruple sistema antibacteriano, membrana de ultrasonidos de titanio, diferentes modos, programador, sistema inteligente de control de temperatura de forma automática en función del ambiente, etc.

Dyson AM10

Dyson es un fabricante que ofrece productos de gran calidad y un particular diseño. Aunque muchos le conocerán por sus aspiradoras, lo cierto es que en su catálogo podemos encontrar también este humidificador que incorpora también la función ventilador. Por lo tanto, podremos usarlo como humidificar de ambiente en cualquier momento del año y como ventilador en verano. En modo humidificador proyecta vapor higiénico y aire hidratado por toda la estancia y cuenta con una tecnología avanzada para la reducción de ruido. La capacidad del depósito son 3 litros y ofrece una autonomía de unas 18 horas en uso continuo.