Una empresa belga instala chips a sus empleados

Escrito por
Geek
0

NewFusion. Su nombre quizás no te diga nada, pero esta empresa belga ha saltado a la palestra informativa por implantar chips a varios de sus empleados. La polémica, cómo no, está servida: para algunos supone un avance importante en el campo biónico, mientras que para otros no es más que una nueva manera de controlar a los ciudadanos, los empleados en este caso.

Especializada en marketing, la compañía ha matizado que se trata de un proyecto piloto para futuras mejoras. “No somos Gran Hermano y no podemos rastrear a nuestros empleados con el chip (…) Es solo una manera más fácil de abrir las puertas o acceder a tu ordenador. Es completamente voluntario”, sentenció Tim Pauwels, socio director de NewFusion, a la Agencia EFE.

Este dispositivo es casi idéntico al que los veterinarios ponen en las mascotas. Es una funda de cristal del tamaño de un grano de arroz, que incorpora tecnología de identificación por radiofrecuencia y memoria de 868 bytes.

Grafeno a través de aceite de soja

Cómo funciona

La tecnología de radiofrecuencia emite señales rastreables. Estas, a su vez, pueden ser detectadas por los diferentes dispositivos, como puertas o aparatos electrónicos. El chip se coloca entre el índice y el pulgar, y funciona al igual que una matrícula: incorpora un número de serie que se puede cambiar desde el teléfono móvil. “Los que no quieren el chip pueden utilizar la tarjeta. Algunos de nuestros empleados, especialmente mujeres, usan un anillo o un brazalete con la misma tecnología dentro”, puntualizó Pauwels.

En cuanto a si se puede usar como localizar, la respuesta fue tajante: “No puedes rastrear a nadie porque no tiene GPS ni otro sistema de geolocalización y cualquier profesional puede retirarlo o reemplazarlo fácilmente”. “Es ingenuo pensar que nuestra localización y nuestra privacidad son seguros”, indicó.

“Si caminas por Londres, te pueden rastrear todo el tiempo a través de las cámaras de seguridad. Lo mismo con el teléfono…”, matizó el empresario. “Debería abrirse un debate sobre qué información aceptas compartir con el mundo y cuál no, en lugar de que gobiernos o grandes organizaciones como Facebook o Google decidan lo que hacen con tus datos”.

Compártelo. ¡Gracias!